Síguenos:

Yunidis Castillo, la cubana hija del viento

Yunidis Castillo, la cubana hija del viento

Publicado por Leyden Figueredo el 07 de Agosto del 2015

Yunidis Castillo es una de las grandes atracciones de los Juegos Parapanamericanos de Toronto. Los periodistas que la han visto no han economizado en adjetivos de admiración: "Soberbio remate el de “la hija del viento”, crono de 11,4 segundos contra el que nada puede hacer. Justamente el hectómetro es la distancia que prefiere esta santiaguera de estirpe, vencedora en cualquier segmento en las interminables pistas de la vida, con el fucsia, el morado y el azul entre los colores de su preferencia, y capaz de convertir desmotivaciones y escollos en preseas y primacía"s.

Así describe el periodista Harold Iglesias Manresa el desempeño de Yunidis Castillo en Lyon, Francia, escenario que albergó el Mundial de Atletismo para Discapacitados en julio 2013,  hazaña similar a la de Christchurch, Nueva Zelanda, 2011; donde se adueñó en el hectómetro, los 200 y la vuelta al ovalo, a pesar de no haber realizado una preparación óptima, a causa de una lesión plantar presente en buena parte de la temporada. Pero ni siquiera el potente aire adverso- el anemómetro registro -5,2m/s- que batió en el estadio Parilly pudo impedir la materialización de su octavo título universal (además atesora cinco en Paralimpiadas).

Yunidis Castillo no es una diosa aunque vuele por las pistas de forma sobrenatural. Para ella el atletismo constituyó la mejor opción luego de que un trágico accidente la privara de su reinado en el judo, pero  le abrió las puertas hacia el éxito y la hizo una mejor persona sin renunciar a su sencillez y naturalidad.

Yunidis es una corredora discapacitada (Santiago de Cuba, 6 de Junio 1987), triple plusmarquista en 100, 200 y 400 metros. Amparada en registros de 11,95; 24,45 y 5,72 s, respectivamente.

Creció rodeada en un ambiente de mucho amor, siempre fue considerada la niña linda de casa con una pasión innegable que corre por sus venas y  es el practicar deportes. Practicó  natación, taekwondo, judo y gimnasia rítmica y a todos y cada uno de ellos les debe la entrega, la capacidad de lucha y respuesta ante las adversidades y la flexibilidad. El transitar por tantas disciplinas deportivas se debió al hecho de que no le gustaba correr.

Miriam Ferrer  su entrenadora es su segunda madre, suple la lejanía respecto a la biológica, y desde el 2005 mantienen una comunicación total. Entre ellas existe una química increíble, “incluso a la hora de convencerme durante las sesiones de entrenamiento  para que realice los tramos largos (500 y 450 metros), que son los más pesados, pero sumamente necesarios para encontrar el ritmo, y trabajar luego el remate en los cortos (200)”,agrega Yunidis.

Sus paradigmas en el mundo del atletismo lo constituye la cubana Ana Fidelia Quirot quien es su referente indiscutible, el jamaicano Usain Bolt y la estadounidense Allyson Felix potente  atleta que tiene similitudes físicas con Yunidis.

Cuando culmine su carrera como deportista, la vida de entrenador no es para ella, por el sacrificio diario que estos llevan, marcado por la presencia de ciertos mecanismos desacertados y miserias humanas con los cuales preferiría no involucrarse.

Para Yunidis Castillo es mucho más importante el lograr constituir una familia en lo personal, y en el plano profesional realizar una maestría. Su esencia trasciende cronómetros por su perseverancia al no abandonar sus sueños, y el siempre regalar esa sonrisa contagiosa, capaz de acortar distancias y difuminar distancias familiares.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES