Síguenos:

Vilcabamba y Centralia, dos ciudades fantasmas de América

Vilcabamba y Centralia, dos ciudades fantasmas de América

Publicado por PanamericanWorld el 09 de Octubre del 2015

En América existen ciudades rodeadas de un gran misterio. Algunas siguen sepultadas por el olvido, el agua o la jungla; otras encierran secretos que nadie ha podido develar. Estas historias fascinantes continúan atrayendo a los viajeros que, año tras año, optan por acercarse a esas ciudades fantasmas.

Vilcabamba, el último reducto de los incas (Perú)

Un árbol en flor en medio de la frondosa cordillera de Vilcabamba, en los Andes de Perú.  Foto: Frans Lanting

En el fondo de un valle sagrado cubierto de frondosa vegetación, Vilcabamba sigue siendo un misterio. Los arqueólogos han encontrado unas ruinas de piedras amarillas pero la duda se mantiene: ¿son los vestigios de la capital secreta de los últimos incas? Siglos después de la rebelión de 1536 contra los conquistadores españoles, todavía se sigue buscando esta capital de la resistencia inca.

Tras enfrentarse a las tropas de Almagro, el rebelde inca Manco eligió un lugar accidentado como corazón de la resistencia, a la sombra de las montañas. Acababa de fracasar por muy poco en la liberación de Cuzco pero en su ciudad secreta, Manco intentó reconstruir un pequeño reino reproduciendo el de Cuzco antes de la conquista. Desde su escondite lanzó incursiones contra los españoles durante 36 años y después de su asesinato en 1545 la lucha inca continuó de la mano de su hijo, el conciliador Sayri Tupac, y posteriormente a través de su hermano, el belicoso Titu Cusi. Tupac Amaru, cuarto y último de los incas de Vilcabamba, se mantiene como el símbolo de la resistencia india en América Latina. En 1572, una expedición de castigo dirigida por el virrey de Perú firmó el fin de Vilcabamba: la artillería española acabó con el reducto inca pero, antes de huir, Tupac Amaru incendió su pequeño reino. Los vencedores decidieron fundar Vilcabamba la Nueva en un lugar más hospitalario y la vieja fue abandonada, sumergida poco a poco bajo un océano vegetal.

Los hechos históricos están demostrados pero el emplazamiento exacto de Vilcabamba nunca ha sido documentado. La existencia de una ciudad perdida de los incas ha alimentado la imaginación de arqueólogos y aventureros que, de vez en cuando, emprenden expediciones para encontrar su emplazamiento exacto. Muchos han creido encontrarlo pero los debates están lejos de haberse cerrado. El misterio alimenta la leyenda y la leyenda alimenta la aventura.

Centralia (Estados Unidos)

En el Estado de Pensilvania una ciudad permanece consumiéndose por un incendio que nadie consigue apagar desde hace más de cincuenta años. Se trata de Centralia, que desde un día de mayo de 1962 sufre un fuego perpetuo que la borró del mapa para siempre.

Todo se debió a un descuido estúpido: unos obreros municipales que estaban limpiando la ciudad para la celebración del Memorial Day prendieron fuego a un montón de basura junto al cementerio que se propagó hasta la mina de carbón subterránea que extiende sus galerías bajo la ciudad y a la que debía su existencia. Hoy solo conserva una iglesia, cuatro cementerios y un local municipal con un camión de bomberos, por si acaso…

Como tantas otras, esta ciudad obrera se fundó en 1866 debido al hallazgo de un yacimiento de carbón. No tenía grandes monumentos, pero sí una placentera vida típicamente americana, con iglesias, tiendas, escuelas, un campo de fútbol… y una población de inmigrantes, sobre todo irlandeses, polacos y rusos. Todo se acabó con el incendio subterráneo que, pasados los meses, seguía extendiéndose lentamente a través de las fisuras del suelo, expulsando al exterior humaredas, chorros de monóxido de carbono y gases nauseabundos. A pesar de aquello, muchos permanecieron allí, a falta de otras perspectivas, pero en 1981 la cosa se puso imposible: un niño estuvo a punto de ser engullido por un hundimiento del terreno y las autoridades tomaron la decisión de evacuar a toda la población. Todavía quedan algunos irreductibles que se resisten a dejar Centralia, que se ha convertido en una atracción estatal: incluso ha inspirado a los creadores del videojuego Silent Hill, del que existe una adaptación cinematográfica.

Los visitantes que pasan por allí pueden comprobar las altas temperaturas de sus piedras, las casas destruidas y cómo alrededor del cementerio, el suelo todavía humea. Nadie ha conseguido todavía apagar aquel fuego, que retuerce el asfalto y hace surgir grietas alrededor de las cuales se agarran algunos musgos. Los especialistas estiman que este incendio subterráneo podría seguir ardiendo al menos doscientos años más hasta que se consuma todo el carbón que se encuentra bajo tierra.

Gagnon (Canadá)

Actualmente, Gagnon es solo una página de Facebook en la que los usuarios cuelgan fotos para mantener viva la memoria de una ciudad de la costa este de Canadá que murió en plena juventud. Fue borrada del mapa tras una votación de la Asamblea Nacional de Quebec, en octubre de 1984. Meses más tarde los bulldozers y las excavadoras arrasaron con todo y solo un cruce de carreteras señala ahora el antiguo centro de la localidad.

En Gangon vivían entonces unos 4.000 habitantes. Fundada oficialmente en 1957 gracias al descubrimiento de yacimientos de hierro cerca de los lagos Jeannine y Barbel, era un municipio moderno y bien equipado cuyos habitantes estaban encantados a pesar del aislamiento (no tenía todavía una buena carretera de acceso) y las duras condiciones climáticas. En 1970 la vida se complicó, por el agotamiento de las minas, aunque se derivó la producción (y a los trabajadores) al filón de Fire Lake, 90 kilómetros al noreste. En octubre de 1984 llegó el tiro de gracia con el cierre de este último, y los habitantes de Gagnon supieron que la ciudad desaparecería y serían indemnizados por sus viviendas perdidas. Hoy solo quedan algunos espacios de extracción a cielo abierto, pero ninguna de sus viviendas, típicas de la arquitectura de la década de los 60.

Gallery: 
Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.