Síguenos:

TV Azteca, cuando la televisión no es suficiente para mantener un negocio

TV Azteca, cuando la televisión no es suficiente para mantener un negocio

Publicado por PanamericanWorld el 18 de Octubre del 2015

Los tiempos de Internet y la pérdida de espectadores han forzado a TV Azteca a explorar el negocio de la fibra óptica y a mirar hacia Latinoamérica.

La construcción de TV Azteca partió de dos canales de televisión concesionados por el Gobierno mexicano al empresario Ricardo Salinas Pliego, en 1993: Azteca Trece y Azteca Siete. Desde entonces la compañía consiguió expandirse con un permiso para operar un tercer canal, Proyecto 40, y se hizo con emisoras en Estados Unidos y Centroamérica. Además, posee dos equipos de la Liga Mexicana de Fútbol (Monarcas de Morelia y Atlas de Guadalajara) y una pequeña división de telecomunicaciones: Azteca Internet. Todo bajo la batuta de Salinas Pliego, su consejero presidente.

Salinas Pliego (Ciudad de México, 1955) comenzó su carrera empresarial dirigiendo un negocio familiar de muebles y electrodomésticos que creció hasta que se convirtió en el Grupo Elektra. Adquirió la concesión de televisión en 1993 por 642 millones de dólares e hizo crecer a la emisora hasta conseguir que dos tercios de su contenido se produjera en las instalaciones de la televisión al sur de la Ciudad de México.

Hizo crecer su imperio hasta reunir a todas sus empresas en un conglomerado, el Grupo Salinas, con presencia en los sectores bancario, energético y de las telecomunicaciones. El empresario es el cuarto hombre más rico de México y su fortuna está valuada en 4.900 millones de dólares, según la revista Forbes.

TV Azteca ahora busca diversificar sus negocios después de notar que su crecimiento en los últimos años se ha estancado. En 2014, la emisora tuvo ingresos totales por 971 millones de dólares, un 6,6% más que el año anterior, pero la firma reconoce que esta ligera ganancia corresponde a la transmisión de los partidos de fútbol del Mundial de Brasil del año pasado. En su informe anual la compañía advirtió de que su deuda (estimada en 952 millones de dólares) es significativa y que quizá sus ingresos no son suficientes para cubrir esos compromisos.

Entre los síntomas que la emisora ha detectado están la preferencia de su audiencia por sistemas de televisión de pago y los de streaming (sistema de transmisión continuo), como Netflix, así como el crecimiento de su mayor competidor, Televisa, en la venta de publicidad. TV Azteca produjo el año pasado solo dos telenovelas —el producto estrella de las televisiones latinoamericanas— cuando el promedio anual de la empresa rondaba las cinco o seis producciones. En los primeros seis meses de 2015, la firma registró pérdidas del 8% en sus ingresos.

La expansión de TV Azteca comenzó antes de que los números a las baja le obligase. Desde la década pasada, Salinas Pliego consiguió su desembarco en Estados Unidos con Azteca América, una televisión para el público hispano en ese país y que buscaba competir con las cadenas Univisión y Telemundo. Además, se introdujo al negocio televisivo en Honduras y Guatemala donde también se transmiten los contenidos creados en México.

Sin embargo, en los últimos dos años las inversiones de TV Azteca han sido claves en Colombia y Perú. Allí, la compañía ha participado en la expansión de las líneas de fibra óptica para modernizar las telecomunicaciones de ambos países. En Colombia se comprometió a desplegar esta tecnología en 400 municipios, el 80% del país, y a operar el servicio durante los próximos 15 años. En Perú, el Gobierno del presidente Ollanta Humala pagó 323 millones de dólares para que la empresa mexicana expandiera la fibra óptica en 13.400 kilómetros a través del país andino. “La empresa está reconociendo que tiene gastos por los proyectos que está emprendiendo en Colombia y Perú, y hasta que echen a andar estos negocios no van a tener beneficios. Seguramente hasta el próximo año”, explica Fernando Bolaños, analista de Monex.

El mercado de la televisión en México está sufriendo sus primeros cambios tras la aprobación de la reforma de telecomunicaciones en 2013. TV Azteca tiene el 39% del mercado de la televisión abierta en el país y contará con nuevos competidores en un negocio que no está creciendo.

El Consejo de Administración de TV Azteca ha hecho un último movimiento para enfrentar los cambios en los hábitos de los consumidores de televisión. El 1 de octubre nombró a Benjamín Salinas Sada —hijo de Salinas Pliego— como nuevo director de la emisora. Con 32 años, Salinas Sada ya ha fundado una productora de televisión y buscará hacer un lavado de cara a la empresa de su padre. “Hay una nueva generación de televidentes esperando contenidos audaces, una audiencia que busca ser sorprendida.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES