Síguenos:

La tradición culinaria panameña sobrevive en El Chorrillo

La tradición culinaria panameña sobrevive en El Chorrillo

Publicado por PanamericanWorld el 06 de Noviembre del 2015

El alegro y colorido barrio de El Chorrillo, en Panamá, se resiste a dejar morir las tradiciones culinarias panameñas Pedro Rodríguez, Sorolo, es uno de esos personajes que han pasado a formar parte de la historia reciente de Ciudad de Panamá. Por los platos criollos que sirve en su pequeña y colorida fonda y por la estrecha relación que mantuvo con Ismael Rivero, Maelo, uno de los mayores salseros de la historia.

El restaurante de la calle 27 —una casita humilde con la fachada ilustrada y el comedor cubierto de fotos— es casi un mito que ha vivido gobernado por la mano de Fabiola Rodríguez, su esposa, que hizo famosos guisos como la sopa de porotos con patita. Hoy sigue fiel a los principios de la cocina criolla, pero ha adaptado una parte de su carta a las cadencias antillanas que rigen la sazón culinaria de la calle: pescados y mariscos fritos y la leche de coco como condimento unificador.

Sorolo es una especie de líder en el sector. El de más edad y también el más respetado. Tal vez sea porque su compromiso con el barrio le llevó a dejar Miami y volver a él cuando supo que sus casas ardían tras la intervención del ejército norteamericano.

El Chorrillo es un barrio lleno de referencias populares y la mayoría han labrado su nombre en torno a las suertes más humildes de la cocina. Ahí está Cecilia, nacida Smith por parte de padre y rebautizada Ceci Pescao por su condición profesional. Ceci prepara y sirve sus guisos en un requiebro de la calle Gustavo Torreglosa, que debería ser la calle 27 si la lógica tuviera algo que ver con la nomenclatura del callejero de Ciudad de Panamá.

La clientela busca su pescado a lo macho —adobado y frito— y sus mariscos guisados en leche de coco. Y además están Andrés Singh y su guacho de mariscos, Yaurin Escudero o Kathia Silva, presentada en su puesto callejero como Kathia, la Reina del Pescado, con sus pescados fritos con patacones y sus guisos de camarones y calamares.

Hasta ahora ocupaban locales sencillos, casi de fortuna abiertos entre las calles 25 y 27 de El Chorrillo. Desde el comienzo del pasado mes de agosto son los protagonistas de Sabores del Chorrillo. Un viejo proyecto que ve la luz después de años de indecisiones transformado en un espacio culinario instalado al borde del mar y consagrado como una de las propuestas turísticas y de ocio de Ciudad de Panamá.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.