Síguenos:

Santiago de Cuba, la ciudad de los murales

Santiago de Cuba, la ciudad de los murales

Publicado por Leyden Figueredo el 14 de Febrero del 2014

Las artes plásticas cubanas son la expresión de la imaginería, pintura, escultura, cerámica, grabado, fotografía, arquitectura y diseño gráfico creados en el pais. Las mismas son expresión de la pluralidad de concepciones estéticas traídas a la Isla especialmente por los colonizadores españoles y por los negros esclavos procedentes de África. Con el transcurso del tiempo y la cimentación de la identidad nacional cubana se fueron creando expresiones influenciadas por el resto de Europa, América Latina y los Estados Unidos.

La pintura mural, como primera manifestación de la pintura universal, ha recorrido un largo camino desde que fue creada por el hombre en la prehistoria hasta la actualidad, a veces utilizada en gran medida, otras delegada casi al olvido. Fue concebida como un medio de expresión y comunicación, embelleciendo y engalanando todo los espacios en los que ha sido elaborada.

Las primeras noticias sobre pinturas murales en Cuba, nos llegan desde los diarios de viajeros que visitaron las ciudades coloniales cubanas. Muros coloridos, ejecutados por las manos de anónimos artesanos, embellecían la casa cubana desde su exterior hasta los salones interiores.

Sin embargo, no es hasta 1939 con el Primer Congreso Nacional de Arte celebrado en Santiago de Cuba, que contó con una sección de arquitectura, donde entre otros aspectos se acordó aunar en las grandes obras públicas, el concurso del pintor y el escultor y por tanto establecer una íntima conexión entre los artistas de las distintas ramas de las artes plásticas cubanas.

Este Congreso propuso la creación entonces de un premio anual a la obra donde fuera evidente la colaboración del pintor, el escultor y el arquitecto, estimulando el valor educativo de dicha colaboración y la armonía de las obras. Bajo este impulso, se incitó a los  artistas de la Vanguardia plástica a ejecutar pinturas murales en edificios públicos, escuelas y viviendas.

No es en realidad hasta el año 2003 cuando el Taller Cultural Luís Díaz Oduardo de  la ciudad de Santiago de Cuba crea InterNos, evento que con frecuencia bienal junta pintores de una treintena de países para crear nuevos murales artísticos que engalanan la arquitectura de una ciudad  que se acerca a su aniversario 500.

Esta ciudad ahora se ha convertido en una galería que atesora  en más de 100 muros y paredes valiosas obras de arte, fruto del InterNos, evento que cada febrero imprime una huella estética, tanto en las edificaciones como en el corazón de los santiagueros.

En parques, plazas, paredes exteriores de edificios multifamiliares y otros  ámbitos se aprecian las piezas elaboradas en estas 11 ediciones, a las cuales se suman las donadas por mexicanos y cubanos participantes en el XXIX Festival del Caribe, con sede cada verano en esta urbe.

Cada mural que la decora es resultado del esfuerzo y sacrificio de quienes trabajan arduamente para que la ciudad se revitalice, y detrás de cada uno están los beneficios recibidos por el público y los artistas participantes.

El pintor Alejandro Lescay destacó que, aunque trabajar en equipo es muy difícil y sobre todo con personas de varias nacionalidades, el producto que emana de la conciliación de estilos y tendencias artísticas diferentes integradas en una sola idea, es realmente maravilloso.

Este evento es un regalo, no solo para el público al que le dedicamos nuestra obra, sino para nosotros mismos que enriquecemos el espectro creativo con lo que aprendemos aquí, comentó.

Los murales llenan de energía positiva la ciudad por las figuras y colores llamativos que tienen; por eso me gustaría tener uno adornando mi casa, dijo Marlene Soto, vecina del centro urbano José Martí, muestra de que el pueblo ha tomado sentido de pertenencia hacia las obras que le han entregado.

Además de haber convertido a Santiago de Cuba en una galería, este encuentro tiene como logro importante haberse extendido a República Dominicana, y Martinica, donde gran parte de los muralistas que laboraron en la última edición están realizando otras obras pictóricas.

Otro acontecimiento es incursionar en el trabajo con el  mural cerámico, mucho más efectivo en cuanto a durabilidad y de mejor concepción creativa debido a un mayor tiempo para su preparación y ejecución.

La apreciación visual de los decorados murales  en la ciudad de Santiago de Cuba, permite reflexionar sobre las costumbres y gustos imperantes de quienes nos antecedieron. Si el visitante observa detalladamente cada pintura mural, logrará apreciar los variados motivos con sus similitudes y diferencias,  las más profundas huellas decorativas que artistas de todas las épocas han dejado plasmadas en cada representación

 
Gallery: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.