Síguenos:

Ruinas mayas en Chiapas, el secreto de cómo era antes la vida

Ruinas mayas en Chiapas, el secreto de cómo era antes la vida

Publicado por PanamericanWorld el 07 de Septiembre del 2015

Chiapas parece detenida en el tiempo. Existe una carretera que lo cuenta todo, en silencio, con calma, al sur, en los confines de México. Y hay una iglesia católica donde los chamanes realizan ritos mayas, sacrificando gallos, ante la mirada atónita de sus santos vestidos con ropajes de colores y calentados por cientos de velas que se desparraman por el suelo.

También hay una selva, profunda y espesa, donde los monos aulladores callan con su potente grito el rugido de los jaguares. Y hay ruinas mayas, algunas escondidas entre una vegetación tan espesa que las raíces anidaron entre sus piedras. Y hay cascadas, por decenas, tan bellas en sus formas y colores que sus aguas parecen acuarelas en movimiento. Y hay ciudades coloniales, y comidas ancestrales y gentes que guardan el secreto de cómo era la vida antes de nosotros.

El viajero puede alquilar un coche en Tuxtla, capital de la región a la que se llega en vuelo desde el DF, y comenzar la ruta visitando el Cañón del Sumidero. A escasos 30 kilómetros del aeropuerto, hay diversos embarcaderos donde subirse a las barcas, el mejor quizá en la bonita Chiapa de Corzo, y realizar una excursión que dura cerca de 90 minutos y te adentra por una enorme brecha de agua en medio de altos riscos donde contemplar una fauna dominada por sus cocodrilos.

Otro planeta

 

Tras el cañón, una buena idea es dirigirse al colonial San Cristóbal de las Casas. El casco histórico de la ciudad se divide en cruz, desde la Iglesia, con tres calles peatonales. Es la urbe viajera, cosmopolita y llena de encanto. Tiendas, restaurantes y hoteles de todo tipo para uno de esos lugares de encuentro de viajeros de todo el planeta.

Hay también una fuerte presencia indígena que, en muchos casos y tristemente, se limita a la inmensa masa de vendedores ambulantes. El ámbar, que viene de las montañas de Simojovel, una zona del interior recomendable para los que quieran darse un baño de realidad y vida rural, cuya carretera cruza territorio zapatista y donde serán parados en ocasiones para pedir un peaje que va a las comunidades, es el producto más vendido. Lo pueden encontrar en joyerías y en los mercadillos más humildes.

Cerca de San Cristóbal hay que ir obligatoriamente a San Juan de Chamula. Su iglesia es un lugar único, la entrada a otro planeta. El sincretismo ha hecho una mezcla de ritos mayas y cristianos. Uno puede ver a chamanes haciendo sanaciones en un suelo diáfano, lleno de hoja de pino y velas ardiendo por todos lados. Está completamente prohibido sacar fotos. El pueblo, y sus fuertes tradiciones religiosas y sociales, merecen una visita sosegada. Cerca, en Zinacantan, hay también curiosas iglesias y, sobre todo un mercadillo donde comprar sus telas trabajadas a mano.

Luego, ya acabado ese primer mundo de santos en escorzo, se emprende camino al sur, dirección Comitán. Y el sendero es un viaje que vale por mil, que mereciera tener como castigo que cuando se concluye hay irremediablemente que volverlo a empezar de vuelta. Se cruza la selva, en silencio, sin molestar las rutinas de ese mundo por el que no pasa nadie y uno se convierte en espectador de todo. Si no se detiene en Comitán, una posible primera parada de una bonita ciudad, se gira a la izquierda, en la carretera 307, y se adentra de lleno en ese mundo verde y azul.

Se cruza en este orden de cosas que no deben perderse por las lagunas de Montebello; las numerosas cascadas del entorno, como una que tropezamos en medio de la nada llamada Ojo de Agua, donde el agua era más azul que el cielo; el complejo las Nubes; el complejo las Guacamayas, donde se adentra uno en sus barcas por el río a contemplar las fieras; las ruinas mayas de Yaxchilán y las de Bonampak. Y se llega a Palenque, capital de todo ese fantástico imposible y cuyas ruinas se suben y se bajan para llegarlas a creer.

Gallery: 
Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.