Síguenos:

"Rock al parque", el mayor festival de América Latina

"Rock al parque", el mayor festival de América Latina

Publicado por Juan Gavasa el 21 de Agosto del 2014

Nada más bajar del autobús, comenzó el reparto de tapones para los oídos. Fuera estaba tronando. Entre nervios y adrenalina, Dilson Díaz, el líder de 'La pestilencia', se abrió paso entre los controles de seguridad para que pudiera entrar su madre, su mujer y toda una tromba de amigos que se apuntaron a la fiesta de 'Rock al parque', el festival de música más importante de América Latina desde hace años.

Después, superados los rigores burocráticos, se acercó a dos de los suyos, dos policías -"esa es la clase de gente, la proletaria, la que más nos quiere", decía en el autobús- para tomarle la temperatura real al asunto. Ahí comenzó el baile de cifras, de los 20.000 que mencionaron al principio hasta los más de 100.000 fieles a los que al final se dirigió Díaz, con un poderoso estruendo desde el corazón de Bogotá al primer golpe de presencia de sus greñas características sobre el escenario. El parque Simón Bolívar volvió a rugir, como hace dos décadas, cuando comenzaron a juntarse miles de colombianos al calor del rock gratuito que propone la capital del reino cafetero.

Desde entonces, cientos de bandas de todo el mundo han pasado por sus varios escenarios, desde Manu Chao hasta Toreros Muertos, con formaciones legendarias para el parque como 'Plastilina Mosh','Babasónicos', 'Neurósis' o 'Aterciopelados', los encargados de cerrar el festival este año.

Ellos, encabezados por Andrea Echeverri, como 'La pestilencia', han vuelto a ser platos fuertes del programa como hace dos décadas, el germen de una masa ingente que ahora pulula hacia el pulmón de la ciudad cada año y que registra una media de 400.000 asistentes, convirtiéndolo en el tercer festival de rock a nivel mundial en importancia.

"La evolución del festival ha sido mucha", cuenta Díaz, que recordaba sus inicios hace 28 años, aunque sobre el escenario dejase la impronta de lo que son en realidad este grupo colombiano, un movimiento social de protesta como parte del punk-hardcore sudamericano.

Detrás de los gritos de guerra y el estruendo innegable de su música, con temas tan conocidos para su parroquia como 'Nada me obliga','Mentiras' o 'Vote por mí', despuntó un discurso de denuncia por la marginación social, los asesinatos encubiertos y la impunidad tras las décadas de guerra en Colombia. "Llevo 20 años viniendo al parque y hay cosas en este país que no han cambiado", decía con frustración Díaz, hablando de desplazados, de la violencia que reinó en los 90 con el narcotráfico, "hijo de la nada, de la muerte", un discurso que llevó el silencio a la grada, pese al descomunal gentío. Momento solemne.

Eso fue el domingo previo al cierre del lunes de fiesta en todo el país, con grupos como 'Molotov', 'Black Label Society', 'Doctor Krápula' y 'Revolver Plateado', otro baño de cultura en el Simón Bolívar, de reivindicación contra la explotación minera, como clamaba 'Aterciopelados', otra fiesta memorable lejos del alcance de Shakirao de Juanes que el mundo percibe como la verdadera música colombiana. Son legión los que saben que hay mucho más.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.