Síguenos:

Raúl Paz, el cubano francés del siglo XXI

Raúl Paz, el cubano francés del siglo XXI

Publicado por Leyden Figueredo el 27 de Febrero del 2014

Raúl Paz es un músico cubano natural de San Luis, Pinar del Rio. Nombrado Embajador de Buena Voluntad de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) en Cuba, aprendió a cantar escuchando música tradicional cubana y ya desde la temprana edad de 10 años escribía canciones.

A los 17 años marchó a La Habana, donde recibió cursos especiales de actuación con el maestro Armando Suárez del Villar, y se graduó en la especialidad de canto clásico  en el Instituto Superior de Arte de La Habana.

En 1996 salió de Cuba, primero fue hacia América del Sur y terminó en Francia, en donde ganó una beca para continuar estudios superiores de música del siglo XX en la Schola Cantorum de París. Schola donde todo el mundo presentó temas mundialmente conocidos, y él se apareció con temas cubanos en la época  que  estallaba el más grande boom de la salsa cubana en Europa.

París era un crisol de la música en los 90 y Raúl se ganaba la vida tocando en los clubes New Morning, Hot Brass y Bataclan y se convierte en uno de los pioneros de la ola cubana. Estando en esos quehaceres fue visto por Ralph Mercado, fundador del sello RMM, y grabó su primer álbum, Cuba Libre, en el estudio de Gloria Estefan en Miami, el cual fue un éxito, vendiendo unas 100.000 copias y le valió el premio "Mejor nuevo artista masculino".

Después de un tiempo regresa a París y se instala allí, en donde firma con la Patrick Zelnik's label Naïve y de esta relación nace el disco Mulata en 2003. Acabó convertido en un poeta "punk" cercano al rap, cuyos discos son descritos como un conglomerado de siete estilos que incluyen trova, salsa, pop, electro, funk, timba y fusión. Su disco Mulata vendió 60.000 copias y en 2007, graba el álbum llamado En Vivo y en el 2011 el álbum Havanization con la Patrick Zelnik's label Naïve.

Raúl residió muchos  en el exterior, la mayoría de ellos en Francia, donde se le reconoce y venera como artista oriundo.

“Cada cual tiene su camino –asegura-. Los caminos son muy largos y enredados y por un problema de respeto, no me permito comparar o juzgar a nadie en sus decisiones. Cada cual tiene que encontrar el suyo.  Para algunos, como lo fue para Pérez Prado, quizás el camino no era volver. Para mí era necesario, como volver a mi pueblo, a mi casa de infancia de vez en cuando.  Regresar es conocerse también, aprender a ser, porque el pasado marca el futuro, y replanteárselo puede ser muy importante en la vida de un ser humano.

“Nunca irme fue sin regreso. Una de las cosas que más me dolía de irme en ese momento es que cuando te ibas, no tenías regreso. Gracias a Dios y a muchas cosas eso está evolucionando, porque todos debemos tener derecho a regresar. Se trata de tu patria, tu país, el sitio de donde tú sales.”

¿Cómo calificas los años en  Francia?

Mis años en Francia fueron sin dudas tiempos de escucha de mi propia identidad. Encontrarme a mí mismo, verificar, entender y gozar mi propio yo.

Sin darme cuenta, fui entrando en los meandros de una vida nueva a la francesa y seguí buscando el sol escondido entre las nubes. Yo Cubano, muy cubano, entonces fui abriendo los brazos y mis ojos a esa tierra que me acogió, me dio espacio y me respetó. Sin darme cuenta ese lugar al que llegué un día para enriquecer mi vida comenzó de a poco a ser también mi país, mi espacio, mi reflejo y mi universo.

Cuba en el centro, en el puro centro y la France a mi alrededor como un abrazo, como un amigo que me enseñó también a ser yo en mi viaje por el mundo.

¿Cuál ha sido la reacción del público cubano después de tantos años de ausencia?

Para mí el público cubano es lo más grande de la vida. Cuando me propongo regresar de Francia, donde con mucho esfuerzo había logrado hacerme un artista reconocido, incluso aceptado por los franceses como un artista nacional, apareció la posibilidad de volver y no lo pensé dos veces. Pero mi gran problemática era esa ¿cómo voy a ser recibido en Cuba?

Al final uno pasa muchos años representando de cierta manera a Cuba, haciendo música diciendo “yo soy cubano”. El público cubano me recibió con una sonrisa como si nunca me hubiera ido; como que siempre estuve aquí y todo el mundo me conocía.

No me lo esperaba de ese modo, llegar a Cuba y disfrutar de una aceptación por parte de la gente tan rápida y buena. Siempre digo que tengo una gran suerte. Mi música, por supuesto, no le llegará a todo el mundo;  pero tengo la suerte de contar con un público que va desde los niños hasta las  personas mayores y eso para mí es un regalo divino.  Lo vivo con mucho entusiasmo y con mucho amor; estoy  encantado de estar aquí.

El venidero 26 de marzo el Embajador de Buena Voluntad de la UNICEF presentará un nuevo disco en la sala Maxim Rock del Vedado, La Habana y así de esta forma se  promocionará el festival internacional de la francofonía Musicarte,  a celebrarse en mayo próximo en Cayo Santa María, al norte de la provincia de Villa Clara.

¿Qué podrías decirnos de este nuevo álbum?

Bueno, lo último que se sabe de un disco,  es como se va a llamar. Hay varias opciones y la que más me gusta es El año del mar.  Pero hasta el momento no puedo adelantarles el nombre oficial de esta nueva producción. Este disco consta de dos partes una con ritmos más latinos y otra europea. Es un disco medio loco, lleno de fusión que ha sido realizado bajo el sello de la disquera cubana EGREM.

¿Qué significa Musicarte para Raúl?

Musicarte es un evento que se prepara de conjunto con el Ministerio cubano de Turismo, el grupo Gaviota y la agencia receptiva de Lyon Evolution Voyages, es muy importante para mí porque reunirá a reconocidos artistas cubanos y extranjeros.

Por el momento es un encuentro de la francofonía, pero la idea es llegar a hacer un festival internacional como lo fue el de Varadero, porque es un medio importante para promover la cultura de un país. Dentro de los participantes en Musicarte está la cantante franco española Olivia Ruiz. Hay otros que no puedo mencionar todavía porque estamos en negociaciones.

Raúl añade que en Cuba muchos artistas y agrupaciones están entusiasmados con la idea y citó entre ellos a Kelvin Ochoa, Van Van, Anacaona, Eliades Ochoa y Laritza Bacallao.

Paz es una de las figuras más destacadas de la música tecnopop, rock, trova, pop y fusión. Es conocido como el cubano francés que ha revolucionado la música cubana del siglo XXI. Su estilo musical sabe traspasar la cubanía para convertirla en universal. Es uno de los más auténticos representantes de la World Music Internacional.

Ha actuado en Europa en lugares como el Olimpia de París, el Gran Casino de Ginebra y la Plaza Mayor de Madrid y ha compartido  escenarios con músicos extraordinarios del mundo entero como Rosario Flores, Ricky Martin, Oscar D' León, Marc Anthony, Manu Chao, El Cigala,  entre otros grandes de la música latinoamericana.

Gallery: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.