Síguenos:

Neymar: “Fue un apagón inexplicable”

Neymar: “Fue un apagón inexplicable”

Publicado por Juan Gavasa el 11 de Julio del 2014

Con una expresión más descansada y una camiseta verdeamarhelafirmada por todos sus compañeros, Neymar Jr. compareció en la Granja Comary para “apoyar” a sus compañeros y dar la cara por una selección muy tocada anímicamente. Nunca se sabrá si el viaje de Neymar a Teresópolis fue un deseo sincero de apoyar a sus compañeros además de una hábil maniobra de comunicación, pero lo cierto es que el desembarco del joven ídolo brasileño, todavía convaleciente de su fractura vertebral, causó el único momento de cierta expectación en la granja Comary en un día marcado por la melancolía, la fuerte lluvia y el claro distanciamiento entre el todavía seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, y el presidente de la todopoderosa federación, José María Marin (la prensa brasileña da por hecho el reemplazo de Felipaopor Tité, ex entrenador de Corinthians).

“La situación de los jugadores es mala”, reconoció Neymar nada más sentarse en la sala de prensa, “pero su único objetivo es ahora honrar la camiseta y terminar el campeonato con una sonrisa y una victoria”, afirmó el 10 en referencia al partido por el tercer puesto. “Es una derrota histórica, pero el deporte es así. Nos va a doler mucho tiempo, pero pasará. Hay que levantar la cabeza y trabajar para que la próxima vez podamos dar una alegría al pueblo y a nuestras familias”.

¿Qué pasó el martes?, preguntaban los reporteros brasileños a la estrella del equipo. “No lo sé”, admitió Neymar (en sintonía con su entrenador). “Fue increíble, inexplicable… Un apagón que no tiene explicación. Los jugadores tampoco saben por qué ocurrió”. “Estábamos dispuestos a darlo todo, incluso a lesionarnos, por ser campeones, por grabar nuestro nombre en la historia. Es una pena grande”, continuó el delantero del Barcelona, que reconoció haber vivido momentos complicados durante el partido por ver a su familia llorando y “no poder estar en el campo con mis compañeros”. La estrella brasileña rompió a llorar cuando repasó los detalles de su lesión en el partido ante Colombia. "Si el rodillazo hubiera sido dos centímetros más abajo estaría en silla de ruedas", contó.

A pesar de haber vivido una semana peor de lo que nunca pudo imaginar, Neymar (cristiano evangélico) expresó varias veces que “Dios lo sabe todo, y si permitió que sucediera esto es porque tenía que pasar”. “No tengo ninguna vergüenza de ser brasileño y estoy muy orgulloso de mis compañeros”, entre los que citó al portero Julio César y el criticadísimo delantero Fred, que por cuestiones generacionales nunca volverán a disputar un Mundial. “Vamos a aprender mucho de todo esto”.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES