Síguenos:

Músicos mexicanos que impactaron en 2015

Músicos mexicanos que impactaron en 2015

Publicado por PanamericanWorld el 29 de Diciembre del 2015

El 2015 fue un año muy importante para los músicos mexicanos. En los últimos doce meses, Julieta Venegas desempolvó su acordeón, Magos Herrera levantó la voz contra la violencia machista, Carla Morrison se modernizó con una caja de ritmos y a la tímida Natalia Lafourcade le cantó al desamor en una joya pop casi perfecta. Además, en esta lista se encuentran álbumes de consagrados como Juan Gabriel, que regresó al estudio a grabar una serie de duetos que ha vendido por cientos de miles, y apuestas independientes, como Rey Pila, O Tortuga y Vaya Futuro, que produjeron piezas para abrirse camino en el competitivo panorama musical mexicano.

Juan Gabriel, Los dúo y Los dúo 2 (Universal)

Después de un calamitoso 2014 lleno de problemas de salud, Juan Gabriel, de 65 años, preparó su retorno con una extravagancia que solo se le puede pasar por alto a este popular cantante. Publicó en YouTube una entrevista donde él, Alberto Aguilera, se entrevistaba a sí mismo y anunciaba nuevas fechas de conciertos por Estados Unidos. Después de varios años exprimiendo su catálogo, El divo de Juárez se apuntó a los duetos, una de las formas más socorridas por la industria discográfica para catapultar las ventas. Y vaya que lo hizo. Los dúo vendió más de medio millón de discos con colaboraciones de Juanes, Vicente Fernández, David Bisbal, Marco Antonio Solís e Isabel Pantoja, entre otros. Con el álbum, el cantante llenó 18 veces el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, con una capacidad para 10.000 personas. La segunda parte de Los dúo se publicó el 4 de diciembre. En tres días vendió más de 120.000 unidades. Esta impresionante capacidad de venta en una industria llena de tribulaciones le abre un hueco en esta lista.

Julieta Venegas, Algo sucede (Sony)

Algo sucede es un punto de equilibrio en la trayectoria de Venegas. En su disco anterior, Los momentos (2013), la artista había cambiado de visión respecto a lo que había hecho anteriormente. Su sonido se hizo menos acústico. Las cajas de ritmos y los sintetizadores tomaron el lugar de la sección de vientos, los banjos y el acordeón, el instrumento con el que se dio a conocer en Aquí, su debut de 1997. En este álbum recupera algo de eso que había aparcado temporalmente. En sus letras vuelve a mostrar preocupación por la situación de violencia que vive México. En Explosión habla de los miles desaparecidos que hay en el país. “Dime si vas a permitir que esto suceda ante ti/¿Quién les va a pedir perdón o dar explicación?/Que todos despierten”. Pero el disco también tiene cortes de amor (Tu calor) y desamor (Buenas noches, desolación) que han hecho de Julieta una de las artistas más exitosas y queridas en el país y en América Latina.

O Tortuga, O Tortuga

El disco presentación de O Tortuga suena a esa frescura espontánea que muchos quieren forzar dentro de los estudios. Hasta hace poco, el grupo estaba en una frágil fase donde su existencia dependía del tiempo libre de sus integrantes, dos ingenieros, un abogado y un egresado del bachillerato, que se conocieron en una escuela de la periferia de la Ciudad de México. El proyecto ha crecido. Han tocado en el festival Vive Latino, pero son ellos los que organizan la mayoría de sus conciertos. O Tortuga suena transparentemente a lo que escuchan: garage, punk rock y a Nirvana, que según uno de sus miembros, Benú, toca “bien macizo y bien duro”. Este año deberán de enfrentarse a una encrucijada: seguir por el camino que el rock les ha trazado o dejarlo todo por una vida adulta que tendrá, sin duda, menos dificultades que triunfar en el mundo indie mexicano.

Rey Pila, The Future Sugar (Arts & crafts)

Pasaron cinco años para Rey Pila publicara su segundo álbum, The Future Sugar. Fue un lustro de silencio, toda una eternidad para un grupo que comienza y, sobre todo, una larga espera para quienes aguardaban la continuación del estreno del grupo, que canta en inglés y no suena mucho a México. La demora, sin embargo, valió la pena. El grupo ha firmado un disco indie de calidad internacional. No solo son los críticos musicales los que piensan así. Julian Casablancas, el vocalista de The Strokes, retrasó el lanzamiento del álbum para poder publicarlo con su disquera, Cult Records. Fire Away, White Night y Surveillance Camara, las canciones que abren el disco, suenan a guitarras cargadas y a que estos jóvenes pasaron muchas tardes escuchando a Roxy Music y a David Byrne. A Rey Pila le aguarda un difícil 2016, año en el que se han propuesto tomar por asalto el mercado de Estados Unidos, el más competido del mundo.

Carla Morrison, Amor supremo (Cósmica)

En 2012, una joven de Tecate, Baja California, tomó por sorpresa a toda la escena musical mexicana. Sus canciones, grabadas de forma austera en su casa al norte del país, se convirtieron en himnos del desamor para miles de mexicanos dados al sentimentalismo. Después del éxito que supuso su debut, Déjenme llorar, Morrison volvió a su terruño a grabar. Eligió un departamento de Tijuana, cerca del Pacífico. Pero el mayor cambio no era el paisaje. Quiso dejar a un lado las guitarras acústicas y los arreglos que daban aires de boleros y corridos a sus composiciones. Amor supremo contiene el mismo mundo atormentado de amor y desencanto de Morrison, pero envuelto con música electrónica. Esto ha modernizado, obviamente, el estilo de la cantante de 29 años y resaltado el principal instrumento en su poder: la voz.

Natalia Lafourcade, Hasta la raíz (Sony)

En Mujer divina, su obra anterior, Natalia Lafourcade se olvidó momentáneamente de escribir. Se concentró en los arreglos y en los duetos que utilizó en un homenaje a Agustín Lara, uno de los compositores más populares en México. En Hasta la raíz, la mexicana de 31 años tomó nuevamente la pluma y el papel. Utilizó el desamor, combustible idóneo para la música pop, para componer buena parte de las 12 canciones que forman su sexto álbum. El resultado es el trabajo más autobiográfico de su trayectoria. Un disco, como ella ha dicho, “desnudo y crudo”, donde las letras y la fragilidad de su voz dibujan la huella del desamor. Hasta la raíz triunfó en los Latin Grammy con cuatro premios, entre ellos canción y álbum del año. En febrero de 2016 puede seguir sumando premios en los Grammy anglosajones, donde compite por el mejor disco latino alternativo.

Gallery: 
Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.