Síguenos:

El mundo entero vibra en Toronto

El mundo entero vibra en Toronto

Publicado por Juan Gavasa el 27 de Febrero del 2014

La mejor manera de conocer un lugar es caminarlo. Y en Toronto es un placer hacerlo (además, es muy seguro). El punto ideal para arrancar es la Torre de Telecomunicaciones CN, la cuarta más alta del planeta. “Con sus 553 metros de altura, desde donde se tiene la vista más sorprendente, con simuladores de movimiento y galería interactiva, es el ícono por excelencia de nuestra ciudad”, dice orgulloso el guía. Desde allí podrá ver los puntos clave que no deben faltar en su recorrido.

“Mínimo deberá dedicar una hora a esta visita”, recomienda Guzmán, mientras invita a su grupo de viajeros a pararse sobre el piso de vidrio en lo alto de la torre y mirar a los peatones que a esa distancia más parecen pulgas.

Luego la marcha sigue rumbo al norte por la calle Spadina. Vendrán varias conquistas: el barrio Chino, una mezcla de olores, colores y productos. Son decenas de mercadillos que invitan a curiosear entre frutos del mar, ungüentos, esencias, perfumes, especias y vegetales. Luego, almacenes cundidos de elementos decorativos, muebles y vestuario que transportan por instantes a ese país del Asia Oriental. Unos pasos más al norte, el verde surge a plenitud y anuncia que estamos en la Universidad de Toronto. Plazoletas, construcciones del siglo XVII y edificaciones modernas, calles atestadas de estudiantes presurosos y profesores que van en bicicleta. Vale la pena sentarse a ver pasar la vida estudiantil o perderse entre sus calles, las mismas por las que ha pasado un buen número de premios Nobel.

Un viaje por el mundo

Un par de cuadras más arriba, atravesando Queen’s Park y el Palacio Legislativo, aparece el museo de historia natural y cultura mundial más grande de Canadá y el quinto más grande de Norteamérica, el Royal Ontario Museum (ROM). Fue fundado en 1912 y tiene una importante colección de dinosaurios, arte de África, de Oriente Próximo, de Asia oriental, historia europea y de Canadá, minerales y meteoritos.

Su arquitectura es fascinante. La edificación ha sido ampliada tres veces, la última en 2005 por el arquitecto estadounidense Daniel Libeskind. Desde la calle se aprecia Cristal, una pieza arquitectónica que le da un toque futurista a su fachada. Estar allí, apreciar sus obras y los seis millones de objetos que guarda, es un placer.

A esta altura del recorrido ya hay buen apetito. Y qué mejor que Bloor Yorkville con sus cafés y tiendas elegantes, de diseñadores famosos y antigüedades, al igual que las galerías para vitrinear, descansar un rato y comer delicioso.

Media vuelta y al sur

La vía es Yonge. Una calle que lleva al corazón de la ciudad (Downtown) y al renombrado Eaton Centre, con 250 tiendas, servicios y restaurantes. Mientras descendemos por las escaleras eléctricas al piso subterráneo, Alfonso Guzmán nos explica que “se extiende bajo tierra como otra ciudad que en invierno permite que la gente circule incluso en pantaloneta y camiseta sin padecer la inclemencia del clima”. Cada semana más de un millón de personas visita esta zona. Caminar, ir de compras y comer allí permite sentir cómo respira y vive Toronto.

Unos pasos más abajo, por Yonge, se llega a Old York, el casco antiguo de la ciudad, y su gran tesoro, el Mercado St. Lawrence. Ideal visitarlo en sábado; ese día granjeros locales, artistas y artesanos llenan de vida, comida, arte y música el viejo mercado. Allí es todo un placer comer carnes frías, pescados, panes frescos, ensaladas, quesos, frutas y vegetales. Un buen punto para aperarse de suvenires, miel de maple y chocolates canadienses.

Ya en el extremo sur de la ciudad se encuentran Harbourfront, antaño una zona de almacenes, fábricas y muelles, hoy meca de restaurantes, teatros y galerías… y la plácida vista sobre el lago Ontario (el decimocuarto más grande del mundo); y el Distrito Financiero con fábricas artesanales de cerveza, parques acuáticos, estadios y jardines.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.