Síguenos:

MLB abre más la puerta, ¿estampida de peloteros cubanos?

MLB abre más la puerta, ¿estampida de peloteros cubanos?

Publicado por Miguel Ernesto el 05 de Febrero del 2015

"Por este medio declaro que he asumido la residencia permanente fuera de Cuba. Además, por este medio declaro que no pretendo volver a Cuba. Por este medio declaro que no soy funcionario del Gobierno de Cuba, ni miembro del Partido Comunista de Cuba". Solo con firmar esta declaración jurada, los peloteros cubanos que abandonen su país y decidan continuar sus carreras en Estados Unidos podrán negociar un contrato con una de las franquicias de la Major League Baseball (MLB). Esto agiliza notablemente la firma de nuevos jugadores y lanza un mensaje claro: aunque haya diálogo entre los dos gobiernos, MLB no piensa sentarse a negociar con la Federación cubana.

El vicepresidente ejecutivo de MLB, Dan Halem, aseguró que la nueva regla se inscribe dentro de las enmiendas a los Reglamentos de Control de Activos Cubanos (CACR), anunciadas en enero por la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC), adscrita al Departamento del Tesoro.

Ningún pelotero cubano que mantenga residencia en Cuba puede firmar con una franquicia, pues lo impide el Embargo, vigente desde 1962. Los jugadores que abandonaban definitivamente el país, por cualquier vía, debían establecerse en otra nación y esperar por una licencia específica de la OFAC que desbloqueara su caso. Solo una vez que se otorgaba este permiso, el cual podía demorar entre 4 y 6 meses, los directivos de las franquicias entraban en negociaciones con los agentes de los jugadores. Ahora, el trámite será más expedito, porque no habrá que esperar por la licencia específica. Una declaración jurada bastará.

La nueva política podría beneficiar rápidamente al torpedero Dainer Moreira y al lanzador relevista Vladimir Gutiérrez, dos peloteros que abandonaron el martes la delegación cubana que participa en la Serie del Caribe, en San Juan. Como están en Puerto Rico y allí se aplica la Ley de Ajuste Cubano, no tendrían ningún problema legal para quedarse en ese país; sin embargo, de seguro buscarán establecerse, cuanto antes, en otro. Tienen millones de razones para eso.

Si los peloteros cubanos obtuvieran la residencia estadounidense y con ella negociaran su firma en la MLB, entonces entrarían dentro del “draft amateur” y, por tanto, sus contratos serían muy reducidos; pero si firmaran con residencia en un tercer país, caerían dentro de la opción de “agentes libres”, con capacidad para recibir cifras de siete u ocho dígitos.

Ese “camino” precisamente es el que ha seguido la gran mayoría de peloteros cubanos contratados en la MLB. Los ejemplos, sobran. Rusney Castillo (72,5 millones con los Medias Rojas de Boston); Yasmany Tomás (68,5 millones con los Diamondbacks de Arizona, José Dariel Abreu, 68 millones con los Medias Blancas de Chicago), entre otros, firmaron como agentes libres.

Más de 70 peloteros cubanos esperaban la liberación de sus “licencias específicas” por la OFAC para acercarse a los distintos niveles de la MLB; pero como ya no necesitarán ese trámite burocrático, no es difícil pronosticar que, en un futuro inmediato, crecerá el número de jugadores insertados en las diferentes franquicias.

En 2013, Cuba anunció la puesta en práctica de una nueva política hacia el deporte, en la que se permite la contratación de atletas con clubes profesionales, siempre con la mediación de la Federación nacional. Cinco peloteros que residen en el país jugarán en la próxima temporada del béisbol japonés; pero ni siquiera esto ha frenado la continua salida de jugadores que, a través de mecanismos legales o no abandonan la Isla para perseguir el sueño de jugar en Grandes Ligas.

La Federación cubana de béisbol ha mostrado su disposición a negociar con la MLB; pero está el Embargo de por medio. El pelotero cubano más completo del momento—entre los que se mantienen en la Serie Nacional—, Yuliesky Gourriel, quien volverá al Yokohama DeNa Baystar japonés, por tres millones de dólares, aseguró en una conferencia de prensa durante la Serie del Caribe que a él y otros peloteros cubanos les gustaría jugar en Grandes Ligas, “pero siempre que tengamos un permiso legal y sin tener que renunciar a vivir en Cuba”.

Esa posibilidad parece ahora remota. La MLB quiere atraer a más cubanos—el impacto causado por Abreu, Yasiel Puig, Aroldis Chapman y Yoenis Céspedes ha ayudado al espectáculo—; pero es muy evidente que el mecanismo para aumentar la presencia de estos jugadores en las franquicias no incluye ni siquiera una mínima conversación con la Federación cubana.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES