Síguenos:

María Félix, una leyenda irrepetible del cine mexicano

María Félix, una leyenda irrepetible del cine mexicano

Publicado por PanamericanWorld el 09 de Abril del 2016

La actriz María Félix ha sido una de las mayores leyendas del cine mexicano. Desde que protagonizó su primera película, en 1943, titulada “El peñón de las ánimas”, la crítica y los seguidores del séptimo arte comprendieron que había nacido una estrella que siempre luchó por inventarse a sí misma dentro y fuera de la pantalla grande.

María Félix nació y murió el mismo día, un 8 de abril. Ese capricho que el destino le concedió solo acrecentó su leyenda, que cruzó fronteras. Su nombre estuvo en boca de los cinéfilos de España, Francia, Italia y Argentina, países donde no solo cautivó con su belleza, retratada en más de 40 películas, sino por su gran personalidad.

Su carácter indomable, su altivez y su mirada retadora la encumbraron como una gran diva del cine mexicano. Desafió las normas y evitó siempre ser encasillada en un cine que bordaba una y otra vez los estereotipos de la época. María Félix fue una mujer de avanzada que siempre tenía un comentario filoso cuando se le cuestionaba sobre la política, su postura contra del machismo, el mundo del espectáculo, la moda, su rivalidad con Dolores del Río, sus joyas, sus hombres. La María Bonita de Agustín Lara siempre fue noticia mundial.

La vida de Félix se explica a través de sus películas, con personajes hechos a medida que incluyen melodramas campesinos, temas revolucionarios, dramas urbanos y adaptaciones de novelas. De hecho, en 1943, Fernando de Fuentes la llamó para hacer Doña Bárbara, basada en la novela de Rómulo Gallegos, en la que encarnó a una mujer soberbia, temperamental y devora hombres. Fue por esa película que se ganó el mote de La Doña.

Por las películas Enamorada, Río escondido y Doña Diabla, María Félix obtuvo el Ariel como mejor actriz. Años después, la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMACC) reconoció su carrera con un Ariel de Oro por su trayectoria.

La diosa arrodillada, Maclovia, La cucaracha, Tizoc, Camelia, La Valentina, La estrella vacía, Mesalina, La monja alférez, La mujer sin alma, French Cancan, La pasión desnuda, fueron otras de sus obras celebradas. En ellas trabajó con los grandes directores de la época como Emilio El Indio Fernández, Ismael Rodríguez, Roberto Gavaldón, Julio Bracho, Emilio Gómez Muriel, al igual que con directores extranjeros como Luis Buñuel, Jean Renoir, Luis César Amadori y Carmine Gallone, por mencionar algunos.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.