Síguenos:

Luis Suárez se multiplica desde que comenzó 2015

Luis Suárez se multiplica desde que comenzó 2015

Publicado por Juan Gavasa el 09 de Marzo del 2015

Pulgar, índice y anular. Uno, dos y tres. Un beso, un deseo y un gol. Cada vez que realiza el mismo gesto con su mano derecha, tapada con una muñequera del color que se tercie, es porque acaba de anotar. Una celebración peculiar, pero única, personal e intransferible que, encima, se viene repitiendo sucesivamente desde que comenzó el 2015. En estos 68 días del año, ha eclosionado Luis Suárez (Salto, Uruguay, 1987).

En 15 partidos, ha celebrado 10 goles y ha asistido siete veces a sus compañeros. Para hacerse una idea del momento que atraviesa, antes de marcar ese número de la perfección sólo festejó tres en los nueve encuentros previos, a los que precedió aquella sanción por el bocado a Giorgio Chiellini en el Mundial que le apartó del fútbol hasta el 25 de octubre. Volvió a lo grande, en un clásico contra el Real Madrid. De inicio y de estreno con Leo Messi y Neymar. Pero sin gol. Dentro de dos jornadas se cumplirá una vuelta liguera desde entonces. Pasa el tiempo rápido, como también los capítulos negativos y los positivos.

Aunque disfruta de los segundos en este momento. Instante idéntico a un postre de chocolate tras una comilona somnolienta. Suárez ha encajado por fin en la delantera con iniciales de chat. Antes, Messi y Neymar acumulaban el gol mientras el contribuía con las asistencias (nueve en la Liga, tercer jugador que más goles reparte) y la labor más ingrata: despistar a los rivales. Ahora él forma parte de esa terna, más allá de sus desmarques, de sus carreras, de su fortaleza, de su calidad como ese toque certero de ante el Rayo en el primer gol, y de ser el sacacorchos de lujo en esta botella de vino cosecha del 87, como Messi, qué cosas. Buen año, sin duda.

Convertido desde el miércoles en el tercer anotador azulgrana (13), superados los 10 goles de Pedro en el encuentro ante el Villarreal, los dos del mediodía dominical frente al Rayo, prólogo y epílogo de la goleada, evidencian su entendimiento con sus compañeros, más allá de La Pulga, con la que la relación futbolística es tan encomiable como la personal. Igual sucede con el brasileño, sancionado en la matinal de domingo, y de asueto hasta que el equipo vuelva a entrenar el miércoles.

Segundo doblete

Es el segundo doblete de Suárez. El primero fue en Manchester, ante el City y de eso no hace demasiado: apenas dos semanas. Lleva el uruguayo cuatro partidos seguidos anotando, ante los mancunianos, el Granada, el Villarreal y el Rayo. La estadística va más allá, puesto que ha besado su mano derecha en seis de los últimos 10 goles del Barcelona.

En un equipo donde el gol nace tatuado con el dorsal de Messi, donde Neymar ha estampado el suyo en 26 ocasiones, encontrar el 9 clásico en algunos balones evidencia el reparto del botín: de los 121 tantos del Barça este curso, 80 pertenecen a ellos tres. Y de ellos, Suárez ha cogido carrerilla. Lejos de ensombrecer las 41 dianas del argentino en todas las competiciones, por ahí asoma la luz de sus perseguidores de equipo. «Desde el primer día hemos podido ver que, incluso en los entrenamientos, hay química entre ellos dos», destapó Luis Enrique, quien fue más allá: «Si encuentran ese momento de fluidez, facilitan las situaciones de ataque. Ofrecen muchas variantes en el juego de ataque».

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES