Síguenos:

Las Leonas, a punto

Las Leonas, a punto

Publicado por Juan Gavasa el 30 de Mayo del 2014

Los cua­tro li­bros que es­tá le­yen­do Car­los Re­te­gui pin­tan de cuer­po en­te­ro su ac­tua­li­dad. Ca­da pá­rra­fo que re­pa­sa lo ayu­da pa­ra es­ta obra mo­nu­men­tal que asu­mió: lle­var lo más al­to po­si­ble a los Leo­nes y a las Leo­nas en el Mun­dial de La Ha­ya.

En es­te do­ble co­man­do que em­pren­dió en di­ciem­bre pa­sa­do, el Cha­pa mi­de la tem­pe­ra­tu­ra de am­bos con­jun­tos a ca­da ins­tan­te: "Las chi­cas ya quie­ren que sea do­min­go pa­ra ju­gar con Su­dá­fri­ca, des­pués de cua­tro me­ses de pre­pa­ra­ción in­ten­sa. Ya no quie­ren tests mat­ches, ni en­tre­namien­tos ni na­da. Las ho­ras no se les pa­san más, es ló­gi­co. En cam­bio, con los va­ro­nes que­re­mos te­ner más días de re­cu­pe­ra­ción y que va­rios se res­ta­blez­can de los pro­ble­mas fí­si­cos".

-A gran­des ras­gos, po­dría tra­zar­se un pa­ra­le­lo en­tre el se­lec­cio­na­do de fút­bol que ju­ga­rá en Bra­sil y las Leo­nas: en am­bos ca­sos, el sue­ño es des­ban­car al an­fi­trión, que es el gran can­di­da­to.

-Sí, pe­ro yo só­lo pien­so en Su­dá­fri­ca, no sir­ve ha­cer cuen­tas a fu­tu­ro. Ho­lan­da no es­tá en nues­tro gru­po, así que no me pon­go a pen­sar en ellas, no me in­tere­sa, más allá de la ba­se de da­tos que te­ne­mos con to­das sus ca­rac­te­rís­ti­cas. Oja­lá sí nos to­que Ho­lan­da en los cru­ces; es el par­ti­do que uno desea pa­ra una se­mi­fi­nal o fi­nal.

-¿Y los va­ro­nes, con la ba­ja con­fir­ma­da de Fa­cun­do Ca­llio­ni?

-Si el par­ti­do de las chi­cas an­te las sud­afri­ca­nas se­rá di­fí­cil, el de­but de los Leo­nes an­te Ho­lan­da ni ha­blar. Ca­llio­ni es un de­lan­te­ro in­sus­ti­tui­ble, por­que es el más ver­ti­cal y pun­zan­te del equi­po. La­men­to su au­sen­cia por la cla­se de per­so­na que es, más que por su ca­li­dad de ju­ga­dor. Cuan­do es­ta­ba en Bél­gi­ca, an­tes de su­mar­se al equi­po en Bue­nos Ai­res, me ha­bía di­cho: "Me pre­pa­ro pa­ra ser el me­jor de­lan­te­ro del Mun­dial". La­men­ta­ble­men­te su­frió es­ta in­fec­ción bac­te­ria­na que nos tu­vo muy preo­cu­pa­dos por su es­ta­do de sa­lud más allá de la com­pe­ten­cia. Con los mu­cha­chos sé que si es­ta­mos com­ple­tos so­mos un equi­po fuer­te, no ve­ni­mos só­lo a par­ti­ci­par. Pe­ro es­tos pro­ble­mas de le­sio­nes nos hi­cie­ron pen­sar en el mi­nu­to a mi­nu­to.

-¿Qué te ju­gás per­so­nal­men­te en es­te Mun­dial?

-Na­da. Yo es­toy tran­qui­lo. Di to­do de mí des­de que a fi­nes del año pa­sa­do asu­mí el com­pro­mi­so de di­ri­gir a los dos plan­te­les a la vez. Nin­gún re­sul­ta­do va a opa­car mi tra­ba­jo. Y lo que di­gan los de­más, sin­ce­ra­men­te, no me im­por­ta. En es­te car­go te­nés que po­ner­te el ca­pa­ra­zón pa­ra so­por­tar la crí­ti­ca des­truc­ti­va. ¿Qué me jue­go? Si un ju­ga­dor vie­ne y me re­ga­la la ca­mi­se­ta, co­mo me pa­só, ya es­tá, no me im­por­ta más na­da. Lo úni­co que me in­tere­sa es no fa­llar­les a los ju­ga­do­res, y lo bueno es que sien­to un apo­yo in­con­di­cio­nal de los dos plan­te­les.

-¿Pe­ro sen­tís al­gún ti­po de pre­sión en es­te Mun­dial?

-No sien­to pre­sión; sí tu­ve mie­do cuan­do fui al hos­pi­tal a vi­si­tar a Fa­cu Ca­llio­ni. Lo abra­cé y le cam­bió la ca­ra. Pe­ro no sien­to la pre­sión de de­fen­der el tí­tu­lo. Lo úni­co que quie­ro es aga­rrar los pri­me­ros tres pun­tos, só­lo pien­so en eso.

-El 3 de ju­nio vas a an­dar a las co­rri­das: ter­mi­na­rá el par­ti­do de los Leo­nes en el es­ta­dio Kyo­ce­ra y en­se­gui­da arran­ca­rá el de las Leo­nas en la se­gun­da can­cha. ¿Có­mo vas a ha­cer?

-Ya du­ran­te el tor­neo me voy pre­pa­ran­do pa­ra des­can­sar la men­te por­que es al­go ne­ce­sa­rio. En­tre par­ti­do y par­ti­do hay que en­con­trar un es­pa­cio pa­ra de­jar la ca­be­za en blan­co y des­can­sar. De he­cho, me voy a lle­var una bol­sa de dor­mir de esas de cam­pa­men­to pa­ra ti­rar­me en el pi­so, por­que lle­go al es­ta­dio a las 8 de la ma­ña­na y me vuel­vo a las 10 de la no­che.

-¿Te ti­rás ahí a dor­mir en­tre la gen­te, en cual­quier la­do?

-Sí, yo me duer­mo en cual­quier la­do en­tre las tri­bu­nas, con la mo­chi­la de­trás de la es­pal­da. Lo hi­ce en los Jue­gos de Lon­dres 2012 y en la World Lea­gue de Nue­va Del­hi, no ten­go pro­ble­ma. Es la me­jor for­ma pa­ra aguan­tar y ver seis par­ti­dos por jor­na­da.

-¿Qué apren­dis­te en­tre el tí­tu­lo de Ro­sa­rio 2010 y es­te Mun­dial?

-Los años me die­ron más tem­plan­za, más pa­cien­cia y una lec­tu­ra del jue­go di­fe­ren­te. Con el trans­cur­so del tiem­po vas vien­do las ju­ga­das mi­lé­si­mas de se­gun­dos an­tes; ésa es la di­fe­ren­cia. Y den­tro de cua­tro años, se­gu­ra­men­te ve­ré las se­cuen­cias de ma­ne­ra más an­ti­ci­pa­da to­da­vía. Lo otro que apren­dí es no creer que uno es im­ba­ti­ble por­que ga­nó to­do co­mo DT en un año; eso co­rres­pon­de al pa­sa­do. Y tam­bién em­pe­zás a pen­sar en mu­chas más co­sas. Por ejem­plo, en po­ner­te en el lu­gar de los ri­va­les y ver qué po­drían ha­cer pa­ra tra­bar­te el jue­go, pa­ra des­con­cen­trar­te y sa­car­te de tu há­bi­tat.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES