Síguenos:

Latam Startups Conference: Se busca inversor en Canadá

Latam Startups Conference: Se busca inversor en Canadá

Publicado por Juan Gavasa el 30 de Abril del 2014

La primera edición de Latam Startups Conference se celebrará en Lima el 26 y 27 de septiembre con el objetivo de poner a Canadá en el mapa de los emprendedores latinoamericanos. 200 empresas de 8 países, 15 conferenciantes y una larga lista de inversores, aceleradoras, incubadoras y mentores se reunirán para explorar nuevas oportunidades de negocio y detectar proyectos con posibilidades de crecimiento. El principal criterio de selección de las startups latinoamericanas es que tengan un interés real por desarrollarse en Canadá o buscar un inversor de este país.

Miryam Lazarte, fundadora de la empresa Go South!, promotora de la Conferencia, se dedica a ayudar a compañías canadienses de alta tecnología a penetrar en los mercados latinoamericanos. Fruto de esta experiencia empresarial y de su etapa profesional en Victoria (British Columbia), surgió la idea de promover la Latam Startups Conference. “Detectamos –señala-, que Canadá y Latinoamérica eran dos perfectas desconocidas pero sin embargo había entre ambas muchas sinergias que había que explorar y explotar”.

El objetivo de Latam Startups Conference es poner en contacto a inversores, startups y emprendedores y canalizar hacia Canadá la febril actividad de emprendimiento que se está experimentando actualmente en muchos países de Latinoamérica.

¿Por qué Canadá?

Canadá es el país del mundo que mejor apoyo da a las Startups. El apoyo a los emprendedores en Latinoamérica muchas veces se entiende como un apoyo financiero y hay que ver que el apoyo a los empresarios tiene que ir mucho más allá de ese apoyo financiero. Tiene que haber un respaldo por parte del ecosistema de cada país, que es el que debe facilitar el crecimiento de las startups.

Tiene que haber incubadoras, aceleradoras y, sobre todo, mentores. La idea en Latinoamérica de tener un mentor o una comunidad con todas estas herramientas está aún por explorar. Debido a que Canadá tiene esos cuatro pilares (inversores, incubadoras, aceleradoras y mentores), pensamos que era una buena idea traerlos, reunirlos en una conferencia y mostrarlos a Latinoamérica para que tenga un ejemplo diferente a lo que han visto hasta ahora. Y básicamente es Silicon Valley o ejemplos que siempre proceden de Estados Unidos.

Cuando se observa desde Latinoamérica, Canadá parece estar siempre en un segundo plano, oculta tras la alargada sombra de Estados Unidos. Usted ha vivido y trabajado en Canadá (British Columbia) ¿De qué modo ha canalizado esa experiencia en la organización de la Conferencia?

La experiencia la puedo dividir en dos partes: Conocer las empresas propiamente canadienses y cómo trabajan en su territorio y de cara al exterior internacionalizándose. En Victoria o Vancouver cuando las empresas piensan en internacionalizarse sólo piensan en Asia o Estados Unidos, pero lamentablemente nunca piensan en Latinoamérica.

No piensan que hay 21 países que forman parte de ese mismo continente y que está inexplorado. Para los canadienses Latinoamérica todavía es una segunda o tercera opción. Todavía no lo ven como el gran mercado para atraer a Canadá. Esa fue mi experiencia en este país trabajando para una empresa canadiense. Sin embargo ellos acabaron explorando el mercado latinoamericano y ahora están fascinados y tienen muchos clientes en Chile, Colombia, Perú o Guatemala. Les faltaba conocer Latinoamérica y ahora han comprobado que hay grandes proyectos y posibilidades de negocios.

Pero lo mismo ocurría a la inversa cuando trabajábamos con empresas de Latinoamérica: nunca veían a Canadá como un objetivo sino que siempre pensaban únicamente en USA o incluso en Europa. Canadá era una segunda o tercera opción también. Tener a USA en el medio ha sido una barrera para que Canadá y Latinoamérica estrecharan lazos en la parte de negocios y en otros ámbitos como el cultural.

Con mi empresa pensamos que había que aprovechar las sinergias que había y que existía un amplio territorio por explorar. Había y hay muchas oportunidades de negocio en ambas direcciones. Basado en ello surgió nuestra empresa Go South!, que se dedica a dirigir a esas empresa canadienses de alta tecnología interesadas en los mercados de Latinoamérica.

De mi experiencia también saqué la conclusión de que era necesaria cierta pedagogía. No todos los mercados son iguales, los canadienses tienen que saber que en Latinoamérica no se trabaja igual en Chile que en México o que en Perú, por poner unos ejemplos. Son 21 economías con maneras diferentes de trabajar y de hacer negocios. Y también con diferentes vocabularios y culturas. Por eso es complicado que una empresa se plantee acceder a estos mercados con una única persona para todo el territorio.

Nosotros trabajamos para estrechar lazos entre ambas partes porque estamos seguros de que Latinoamérica puede brindar mucho a Canadá, que es un país con una enorme reputación en todo el continente. La gente quiere mucho a los canadienses y se les considera gente muy seria haciendo negocios.

¿Cómo se va a organizar la Conferencia de Lima?

El evento va a ser diferente a otras conferencias de startups que se han hecho en Latinoamérica. Hasta ahora lo normal es que se haga una especie de evento-concurso en el cual las startups hacen un pitch acerca de su proyecto y consigue apoyo de los organizadores o de los inversionistas que han acudido al evento.

Nosotros, sin embargo, vamos a traer a 15 expositores canadienses que representan a los cuatro pilares de los apoyos a startups: inversionistas, aceleradoras, incubadoras y mentores. Cada uno va a exponer la manera en la que se trabaja en esos pilares en Canadá. Cada segmento va a tener una potencialidad y la idea no es que los latinoamericanos copiemos ese modelo pero sí que entendamos un poco mejor cómo se canaliza este tipo de apoyos en países como Canadá.

Luego la conferencia tendrá invitados especiales por cada uno de los países que vienen de Latinoamérica (Argentina, Perú, Colombia, Chile, México, Panamá, Uruguay y Brasil). De cada uno de estos países van a venir unas 25 startups, por lo que no va a ser un evento masivo sino exclusivo. Queremos traer empresas que ya tengan un proyecto, que estén corriendo. No queremos una idea.

Necesitamos brindar contactos de alta calidad para aquellos que están viniendo desde Canadá. Porque tener una idea no significa que un proyecto se vaya a realizar. Por eso ellos quieren ver proyectos que ya están corriendo y nosotros queremos ver empresas con un fuerte deseo de ir a Canadá o de estrechar lazos con empresas canadienses que están viniendo a Latinoamérica.

Cada persona que viene de Canadá está pensando en llevar startups a Canadá o invertir localmente en ellas. Por eso estamos tratando de brindar un espacio para que cada país tenga citas cara a cara con esas personas y puedan presentar durante 10 minutos sus proyectos. Ese workshop se va a hacer cada día y ellos obviamente continuarán con sus relaciones y sus posibles negocios después de la conferencia.

¿Cuáles son los criterios objetivos que estáis siguiendo para elegir a las startups, más allá de su interés por Canadá?

El 90% de las startups tienen que tener un criterio de desarrollo de altas tecnologías (apps, software…), o proyectos relacionados con energías verdes. Muchos de los conferenciantes están interesados en desarrollos tecnológicos que ayuden en temas de medioambiente y que puedan ser comercializados. Otro parámetro diferente es que el proyecto ya lleve funcionando un año y que tengan un interés firme en trabajar con Canadá.

Pero hay tantos ecosistemas canadienses como provincias y ciudades existen en el país…

Así es. Por eso estamos trayendo speakers de Toronto, Vancouver y Quebec, para que la gente pueda tener una idea precisa de cómo se desarrollan este tipo de ideas en cada comunidad. Hablar de la comunidad de Ontario es hablar muy ampliamente porque hay muchas ciudades y cada una de ellas tiene sus propias reglas, su propio mundo pequeño.

Waterloo, por ejemplo, es un centro de desarrollo tecnológico que está totalmente al margen de lo que es Toronto. Y Toronto es la ciudad principal y el centro financiero de Canadá, donde se maneja mucha inversión. Lo mismo ocurre en British Columbia, donde detectamos muchos jubilados con ganas de colaborar y divulgar su experiencia. En Quebec hay bastantes inmigrantes, bastante multiculturalidad en comparación con el resto del país si exceptuamos Toronto.

¿De qué modo puede ayudar a vuestra iniciativa el lanzamiento de visas a emprendedores iniciado por el gobierno canadiense el pasado año?

En teoría se conceden 2.270 visas por año pero nosotros no pensamos que Canadá vaya a ser capaz de ofrecer esa cantidad por año. Las barreras al entrar a Canadá son muy fuertes y el país es muy selectivo con la gente que deja entrar, cosa que no está mal porque aporta calidad profesional.

Por eso mismo vamos a llevar gente de centros de inmigración al evento, porque es importante que los emprendedores sepan que hay un proceso para entrar en Canadá que no es sencillo y después hay otro proceso de integración que tiene sus ritmos. No hay que tomarlo a la ligera. Canadá es diferente a USA en este sentido, no maneja las mismas políticas y es importante que la gente entienda cómo son estos procesos y cuál es la diferencia objetiva entre USA y Canadá.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES