Síguenos:

José Baig: Periodismo Online para el fin de la pobreza

José Baig: Periodismo Online para el fin de la pobreza

Publicado por Liliana Castaño el 17 de Julio del 2014

“La percepción del Banco Mundial era la de una organización seria, lejana, distante, quizás demasiado formal, eso ha cambiado y hoy su misión es conocida por más personas”, relata nuestro personaje.

No es cualquier misión, el Grupo Banco Mundial, que agrupa en su seno 5 instituciones financieras multilaterales especializadas en temas de desarrollo, tiene dos misiones en una: “Acabar con la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida”, no suena fácil y no es fácil.

Desde PanamericanWorld quisimos justamente saber cómo se desarrolla esta labor desde el lado comunicacional de esta institución, para ello nos sentamos a conversar con José Baig, el Editor Online del Banco para el Área de América Latina y el Caribe. A José lo conocemos de los tiempos de radio en Venezuela, cuando iniciando los años 90’ un furor por la comunicación y por las noticias hacía que la empresa privada invirtiera cada vez más en este segmento.

25 años de experiencia, migrante por naturaleza y reconvertido a la fuerza -pero con disfrute-, al mundo digital, José Baig trabaja con un grupo de productores. Ha logrado inyectarle a las comunicaciones del Banco Mundial la vibrante experiencia de una sala de redacción, la claridad y la simplicidad que ayudan a la inmediatez y un giro en el lenguaje, para ser concisos en Twitter, provocativos en Facebook y totalmente visuales en Instagram.

“Mi formación de base es de periodista, pero con la transformación que están viviendo los medios de comunicación, a mí y a mucha gente de mi generación nos tocó reinventarnos, en mi caso a la fuerza, en este mundo digital. Pero después fui entendiendo un poco más la gramática y las posibilidades de las nuevas tecnologías, y el proceso que en un principio fue forzado, se convirtió en una nueva carrera, que tiene mucho de futuro”, precisa José, cuando le preguntamos por su cargo en la sede del BM en Washington.

José tiene una mente aguda y un humor, seriamente, a prueba de estrés. Con su voz pausada describe como traducción y evangelización este tema de trabajar con expertos mundiales en temas densos y complejos. “Ahora lo digo, mi trabajo es de traductor, creo que es lo que hacemos como periodistas, hacemos que el conocimiento de las personas especializadas llegue. Trabajamos con muchos economistas, con ingenieros hidráulicos, ingenieros ambientales, médicos, expertos en distintas áreas del saber, que están introduciéndose en este nuevo mundo digital. Hay gente que lo maneja mejor, hay otras fuentes dentro de tu organización con las que tienes que ser más paciente, así como lo eres con tu audiencia”.

Baig Bique indica que el trabajo en Redes Sociales ha sido intenso: “se ha hecho de todo un poco, estamos en Twitter, Facebook y con los Blogs, que fueron lo primero que tuvimos en Social Media. Hay algunas cuentas que de momento están solamente en inglés, como Instagram, o Soundcloud. Cada semana es un descubrimiento y un proceso de aprendizaje, de parte y parte, ¿qué es lo que funciona o no en las redes? En estos días tuvimos un post en nuestra cuenta de Facebook en Colombia, con motivo del Mundial y tuvimos otro post sobre la energía eólica en el sur de México, en el FB de este país. Ambos posts, uno emocional otro racional, tuvieron las misma cantidad de likes, muy buena respuesta 100 likes, 30 sharings... entonces te das cuenta de que todas las semanas aprendes algo”.

Humanizar la institución parece estar dando resultados, poner personas que interpreten la multiculturalidad también. “La primera cosa positiva es encontrarte una institución como el Banco Mundial en las redes sociales, y de la manera que lo hemos planteado. Nadie espera que una organización internacional, muy seria y con un esquema jerárquico tan sólido, esté de repente interpretando el sentimiento de un país con respecto a su selección nacional de fútbol”.

José nos cuenta cómo construyen en conjunto lo que el Banco quiere comunicar, para eso, “manejamos la idea de que es más fácil enseñar a un experto a escribir un buen blog que enseñarle a un periodista todo lo que sabe un experto. De hecho, es un principio fundamental de los blogs exitosos, gente que sabe mucho de un tema específico y que escribe de ello. Los blogs han logrado su propósito, iniciar conversaciones en torno a un tema”.

Luego de tener los contenidos, este departamento en el que trabaja José se lanza más allá, optimizando la funcionalidad de este material en los motores de búsqueda. Llama la atención que la mentalidad sea realmente la de un medio de comunicación.  

“El Banco Mundial por la naturaleza de su trabajo tiene varios ciclos, uno son los documentos de alianzas que se hacen con los gobiernos, y eso es un plan de trabajo para un determinado número de años. Son ciclos muy claros, cada vez que se renuevan estas alianzas hay determinadas cosas que divulgar. Este documento, a su vez, tiene varios proyectos específicos, que tienen etapas, que marcan el momento para comunicar. Es complejo, pero sabemos cuándo vienen esos momentos, y entendemos muy bien de que se trata”, dice José, quien tiene en su área específicamente a Colombia, México, El Caribe y América Central.

Este mecanismo de trabajo los ha llevado a publicar en el prestigioso diario español El País, donde sus artículos compiten a la par con los de los equipos de investigación de esta publicación.

El de José es un trabajo especial para hacer gala de su origen uruguayo, de su sangre española (catalana para más señas), y de sus años de vida en Venezuela, que lo marcaron por completo.  Un día de coordinar y comunicar implica hablar y escribir en español, inglés y portugués, y asumir las particularidades y diferencias, sobre todo entre el español de las distintas partes del continente.

Los recorridos de José Baig

“Soy papá. Corro y cocino. Trabajo de periodista pero cuando sea grande, quiero ser comediante. Twitteo por mí, no por el lugar donde me pagan el sueldo”. Así reza su bio en twitter.

Para José esta etapa de serenidad y estabilidad todavía huele a nuevo. Washington le ha dado ese espacio para hacer crecer a su familia, en la que Cecilia Neher y él tienen a Manuel, nacido en Londres; y a Yolanda y Jorge, que nacieron en Miami.  Son sus hijos y esposa, todos ellos protagonistas, partícipes y co-productores de La cocinita de papá.

Antes de sus funciones de hoy en el Banco Mundial, José anduvo muchos caminos pero el más reciente fue su aventura de residir en España (Barcelona), durante dos años y medio, estudiando cocina. “Tenía el tiempo, la disposición y el dinero para tomar esa aventura y lo hice. Me gustaba cocinar, me gustaban los programas de cocina, al terminar exploré algunas opciones de negocio en el área, ninguna me convenció, pero gracias a eso iniciamos el proyecto familiar de La cocinita de papá.  Me gasté todos los ahorros en una experiencia de vida única”.

Nada como conocer las estadísticas, por eso el tema de la cocina saludable y de correr están dentro de sus prioridades. “Me preocupa mucho el tema de la educación y la salud de mis hijos, porque la obesidad es una epidemia en este país y afecta especialmente a los hispanos. Estadísticamente, si las tendencias se mantienen, de mis tres hijos los tres tendrán sobrepeso, 2 van a ser diabéticos, y uno se va a morir antes que yo. Es una estadística dramática, horrorosa; en nuestro caso estamos haciendo un esfuerzo consciente por enseñarlos a comer y tomar buenas decisiones, sin regañarlos”.

Pero justo antes de esto, la vida del periodista fue todo lo agitada que puede ser esta carrera, desde las experiencias de Venezuela hasta la oportunidad internacional que se abrió con la BBC de Londres. “La verdad es que al principio yo me fui un poco con la idea de pasar una temporada afuera y volver, llegué primero a Miami, y una cosa fue llevando a la otra. Después de dos años me propusieron ir a Londres y estando allí surgió la oportunidad de ir a la corresponsalía de México. No había sido corresponsal antes, pero esa oportunidad la tomé y fue muy interesante. México es una referencia para América Latina culturalmente, luego retorné a Londres por temas de contrato, pero de allí asumí la corresponsalía para la BBC en Colombia y en Argentina”.  

José Baig asegura que en cada ocasión le tocó vivir experiencias muy interesantes, únicas. “Hubo un momento para el año 2004 en el que había cubierto las elecciones de más o menos la mitad de los presidentes del área, fue ser testigo de primera mano de la historia de la región. De Argentina, volví a Londres y de allí nuevamente a Miami, como corresponsal de asuntos hispanos, que fue también muy interesante porque atendí un público y una realidad de la que conocía poco. Fue descubrir lo que significan los hispanos para este país, la fuerza que son, y la fuerza que van a ser”.

Fueron 14 años donde el "hunde teclas" era nómada, donde el riesgo iba con el chaleco. “En Colombia el día que secuestraron a Ingrid Betancourt yo transitaba la misma carretera un poco más adelante.  En México estuve en Chiapas y no es un lugar común. Cuando estás en el momento de peligro dentro de la cobertura periodística no lo ves, porque simplemente estás haciendo tu trabajo, solo pasado el momento te percatas de que te pusiste en peligro y que quizás tomaste decisiones poco sensatas”.

Más allá de cumplir con el sueño de muchos periodistas de entrar en ese monumental edificio de la BBC, José se empapó de toda la región, entendiendo mejor sus conflictos, “...muchos de estos siguen vivos. Así que entiendes lo que pasa, y tienes una mirada diferente”.

Escribe, corre, cocina y ríe.

Reflejo de lo que somos y de lo que aportamos como inmigrantes, José ha transformado su experiencia profesional en material para su más reciente aventura: ser comediante. Su Stand Up Comedy se nutre de las particularidades de su vida, de su acento en inglés, de su hogar en el que también se habla español y de la certeza de que “si llegué hasta aquí, puedo ir a cualquier lado”.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES