Síguenos:

Irakere y Chucho Valdés se reencuentran con Estados Unidos

Irakere y Chucho Valdés se reencuentran con Estados Unidos

Publicado por PanamericanWorld el 14 de Noviembre del 2015

Casi 40 años después de que Irakere asombrara a la escena jazzística en Estados Unidos, con un inolvidable concierto en el Carnegie Hall de Nueva York, Chucho Valdés, acompañado por jóvenes músicos cubanos, rinde homenaje a aquella banda en la Babel de Hierro.

A sus 74 años, las piernas de Chucho Valdés se mueven con menos agilidad, de la que siguen teniendo sus manos sobre el teclado del piano.

El músico recuerda bien aquel concierto de 1978 en Nueva York. “Fue la primera vez que se vio lo que estaba pasando con el jazz afrocubano en muchos años y como Irakere era un grupo que había innovado y revolucionado tantas estructuras musicales fue increíble, se hablaba de antes y después de Irakere”, cuenta. Aquella banda reunió a los mejores músicos del momento en Cuba, como el trompetista Arturo Sandoval, el saxofonista Paquito D´Rivera y el percusionista Enrique Pla. El grupo tocaba una explosiva mezcla de sonidos tradicionales cubanos, ritmos afro-cubanos, jazz, rock y música clásica.

Hoy, en la gira de tributo, Valdés está acompañado por los integrantes de su banda Afro-Cuban Messengers. Son diez músicos jóvenes “tocando lo que ellos hicieron y haciendo un homenaje a ellos”, a la banda original. “Pienso que es muy lindo”, explica Valdés.

Los conciertos de artistas cubanos en E.EUU tienen una emoción especial. Entre el público del Town Hall, había estadounidenses fascinados por los sonidos de la vecina y desconocida isla; había músicos cubanos que viven lejos de su tierra, e isleños emigrados que, cargados de nostalgia, acuden a los conciertos de cada grupo de su país. Todos ellos pasaban del silencio respetuoso, a interrumpir con fuertes aplausos los solos de Valdés al piano, del tumbador Yaroldy Abreu, el batería Rodney Barreto o el bajista Gastón Joya. Dreiser Durruthy Bombalé dejó al público fascinado tocando tambores batá acompañando cantos religiosos yorubas. “Están al máximo nivel”, dice sobre los músicos de la gira Valdés, que es un firme defensor del sistema de educación musical cubano. “Las escuelas de música son muchas, muy buenas y son gratuitas”, asegura, aunque reconoce que en Cuba “la carencia te hace crecer, a veces la necesidad hace milagros y la gente lucha en ese sentido”.

Pese a las barreras, Valdés ha visitado Estados Unidos en múltiples ocasiones en los últimos 30 años. El restablecimiento de las relaciones hace que sea cada vez más fácil escuchar a músicos cubanos en este país. “Ahora es más sencillo traerles. Para artistas del nivel de Chucho Valdés no resultaba complicado, pero sí supone una diferencia con artistas menos conocidos”, explica Par Neiburger, director artístico del World Music Institute que ha organizado el concierto de Irakere dentro de un ciclo de Maestros de la Música Cubana, que inauguraron Buena Vista Social Club y cierra Arturo Sandoval en diciembre. Valdés cree que el mayor intercambio traerá consecuencias positivas “no sólo para la música de ambos países, sino para la música universal” y reforzará los vínculos ya existentes. “La música afrocubana y afroamericana comparten las mismas raíces”, señala.

El futuro de la música cubana, para Valdés “dependerá del camino que las nuevas generaciones quieran tomar”. “Hay mucho talento y hay que esperar a ver qué señalan”, dice, aunque les recomienda no alejarse de las raíces. “Es tu carnet de identidad, puedes perderlo, pero ya pierdes la personalidad entonces. A partir de las raíces uno va buscando nuevos caminos, pero siempre sin perder la esencia”.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.