Síguenos:

Incubadoras de startups en Chile comparten sus planes para 2016

Incubadoras de startups en Chile comparten sus planes para 2016

Publicado por PanamericanWorld el 14 de Enero del 2016

Cuatro importantes incubadoras de startups en Chile aseguraron que, entre sus planes para 2016, aparece la ampliación de la cartera de emprendimientos, el aumento de la facturación de las startups consolidadas, así como el inicio de las operaciones de dos hub globales en la región de Valparaíso.

Para alcanzar estos objetivos, las incubadoras tienen como meta levantar -en conjunto- US$ 9,2 millones en capital público -proveniente de Corfo- y privado para financiar negocios, mayoritariamente con base científico tecnológica.

3iE busca articular ecosistema con un nuevo hub en Valparaíso

El 2015 fue un año de consolidación para el Instituto Internacional para la Innovación Empresarial, 3iE, de la Universidad Técnica Federico Santa María, luego de que se coronara como la incubadora número uno en Chile y la número 17 a nivel mundial, según el ranking de UBI global un organismo que analiza y mide el rendimiento de incubación de empresas ligadas a universidades a nivel mundial

Su director, Werner Kristjanpoller, adelanta que sus proyectos para este ejercicio se centran en mejorar su rendimiento. El primero de ellos es poner en marcha un hub en Valparaíso, para el que se adjudicaron $ 200 millones de la línea Hub Global de Corfo y aportes privados por $ 100 millones. Ubicado en el centro de la ciudad, su objetivo es articular a los diferentes agentes del ecosistema para aumentar la productividad y éxito de los emprendedores a quienes apoyan. Para esto habilitarán en su primer año 1.300 m2 y crecerán a 5.000 m2 en 2019, considerando espacios satélites de organizaciones que participen del hub.

“Pretendemos generar un espacio físico en el cual van a compartir la investigación, las empresas, la universidad y los emprendedores en un sólo piso que estará incrustado en el centro de la ciudad de Valparaíso”, comenta Kristjanpoller. El primer organismo en instalarse allí fue la comitiva de Research Camp B3 del Centro de Investigación en Complejidad Social (CICS) de la Universidad del Desarrollo a la que se sumarán el resto de los actores a lo largo del año, entre ellos, al menos 20 firmas, universidades e instituciones.

Otros proyectos son los Torneos de Emprendimiento, también adjudicados a través de una línea de Corfo y que se ejecutan en el marco del programa Booster Up. El primero con Metrogas donde los emprendedores deben desarrollar soluciones escalables específicas en energía para las empresas y un segundo torneo independiente que abarca diferentes áreas e industrias.

Además de concretar estos proyectos sus metas contemplan apoyar entre 15 a 20 emprendimientos más que los 50 que atendieron en 2015, y levantar una mayor cantidad de inversión privada y pública para los emprendimientos, equivalente a unos US$ 2 millones.

Chrysalis planea doblar la facturación de emprendimientos

La incubadora Chrysalis de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso apostará este 2016 por ampliar su cartera de proyectos incubados, aumentando el número de startups y spin off atendidos, entre un 10% a 20%. En ese contexto, una de sus metas es pasar de los 40 emprendimientos que apoyaron en 2015 a 50 en 2016, comenta su director ejecutivo, Walter Rosenthal.

Sus esfuerzos no sólo irán en dirección de trabajar con más startups sino también de que éstas puedan mejorar sus índices de negocios, aumentando sus ventas y pudiendo acceder a mayor financiamiento privado.

Rosenthal comenta que uno de sus objetivo es doblar la facturación actual asociada a su cartera de emprendimientos y llegar a $ 1.000 millones en 2016, a ello añade que además de operar con recursos provenientes de fondos públicos de Corfo, los que bordean los $ 700 millones a través de sus distintas líneas, su meta es “superar los $ 500 millones en financiamiento privado para el crecimiento de nuestras startups, llegando a $ 800 millones”.

Otro objetivo a concretar es asumir un rol protagónico en el desarrollo de Valparaíso como una ciudad innovadora y creativa. Por esta razón, desde marzo operarán su propio hub el que se adjudicó recursos de la línea Hub Global de Corfo y donde se unirán diferentes actores del ecosistema quienes contarán con acceso a capital, infraestructura y redes adecuadas en el eje universitario de Avenida Brasil, en Valparaíso.

En relación a sus programas, durante el año tendrán como novedad la realización de seis Boot Camp en diferentes zonas del país los que sirven para que universitarios puedan entrenar sus capacidades emprendedoras y también impulsarán un programa de difusión del concepto de Smart City en Valparaíso y otro para fomentar la creación de spin off.

Incuba UC apostará por internacionalizar sus startups

Alrededor de 170 emprendimientos ha apoyado la incubadora de negocios de la Universidad Católica desde 2005 como aceleradora de la casa de estudios y a partir de 2009 como Incuba UC. En 2015 financió 20 proyectos con el Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo (SSAF) de Corfo, con un monto de $ 500 millones y en 2016 planea invertir $ 700 millones para levantar 25 emprendimientos.

Si bien en los últimos cuatro años ha apoyado negocios de Internet y proyectos de investigación y prototipado científico, ahora está “mutando” a la internacionalización y comercialización de los productos y servicios de las startups, expresa Félix Halcartegaray, gerente de Incuba UC.

La incubadora participaba del 7% de la propiedad de las empresas apoyadas, por uno basado en un royalty por venta, que ya validaron con inversionistas y que se estrenará en las convocatorias de este primer semestre, y tendrá una variación de entre un 1,8% a 6%, dependiendo de los montos y fases de inversión.

Este ejercicio aspira a que su línea de desarrollo de emprendimientos tenga una base científica más fuerte. Para ello, apostará a trabajar de forma más intensiva con los estudiantes de postgrado de la Católica a fin de potenciar sus habilidades y apoyarlos en el desarrollo de investigaciones que produzcan cambios en la sociedad y sean exportables. Hoy, más de la mitad de las startups que apoyan son externas a la universidad.

En esta línea, fortalecerá la relación interna entre sus emprendedores, con quienes es posible generar redes y apoyar a los que se están iniciando e incluso complementar sus servicios, trabajando juntos en la evolución de sus negocios.

El próximo año además, seguirá posicionando su programa Geek Camp para proyectos con base tecnológica dedicados a negocios de Internet, desarrollo de hardware y software y que cuentan con gran potencial de internacionalización y, Rocket Labs, que busca apoyar emprendimientos diferenciadores con base científica.

En 2017 espera encontrar nuevos mercados que fomenten en los emprendedores una visión internacional, tal como lo hicieron en 2014 con socios estratégicos en San Francisco, EEUU y en 2015 en México y Colombia.

Innovo de la U. de Santiago consolidará su red de mentores

Este 2016 el Centro Innovo de la Universidad de Santiago cumplirá diez años de existencia. Un año menos que la incubadora que alberga con el mismo nombre.

Durante este ejercicio apostará por consolidar su red de mentores, aumentando de 12 (seis activos) a 20 (diez con emprendimientos asignados) en 2016. Éstos, con experiencias enfocadas a los tipos de negocios de los incubados, como ingeniería, ciencias de la vida y TIC´s aplicadas a la industria.

El año pasado apoyó 20 proyectos y este 2016 financiará entre 25 y 30 nuevos negocios de base científica tecnológica.

“Dentro de nuestros objetivos no está ser la incubadora con más proyectos, sino asegurar que los que apoyamos generen un impacto país. Queremos demostrar eso a Corfo, para que con esa evidencia nos dé más financiamiento para apoyar a más emprendedores”, subraya el director general del Centro Innovo, Luis Lino.

Destaca que a diferencia de cómo funcionan otras incubadoras, trabajan con empresarios que deciden cuáles son los proyectos más atractivos. Con ellos firma un convenio por cuatro años y no pide propiedad de la empresa, sino que participa de las ventas e inversión.

“Si dentro de los cuatro años, lo preparamos y lo ponemos frente a un inversionista y éste invierte en él, tomamos una prima de éxito de esa inversión. En ventas va desde un 4 % a 7 % y desde el 1 % al 3%, según la iniciativa”, explica Lino.

En 2015 logró levantar $ 1.200 millones de capital público y privado y para este año espera superar los $ 1.600 millones en apoyo a emprendimientos.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES