Síguenos:

Historias de emprendedores que comenzaron fracasando

Historias de emprendedores que comenzaron fracasando

Publicado por PanamericanWorld el 11 de Noviembre del 2015

Estos emprendedores comparten un elemento común: por un motivo u otro fracasaron con sus ideas iniciales; pero aprendieron de sus errores, siguieron adelante y hoy son exitosos.

Carlos Cuevas, CEO y Fundador de Sinbad Travel

El fracaso es una condición natural de la creación de una empresa. Y no acaba jamás. Existen fracasos que iluminan caminos y otros que son invalidaciones insignificantes. Como seguidores del Lean Startup, creemos en la validación constante entre hipótesis, errores, aprendizaje y validación. Y eso sigue.

Ere los más significativos que tuvimos en Sinbad es no haber creado rápidamente demanda durante todo el año para los viajes. No supimos generar un modelo de demanda horizontal, lo que produjo tener tres meses con números azules y lo demás fue sufrimiento: despedir gente, perder el foco, entre otros.

Como fanático del escritor Samuel Beckett, adhiero a su pensamiento:"Prueba otra vez, Fracasa otra vez, fracasa mejor".

Ari Dukes, CEO y Fundador de Finciero

Un emprendedor generalmente considera como un fracaso una inversión en dinero y en tiempo que luego no se paga o no genera capital. Eso me pasó cuando escribí y produje un show de TV llamado Campus. Invertí mucho y le dediqué dos años. Finalmente, el proyecto no salió a la luz. Sin embargo, los aprendizajes que tuve fueron muy valiosos. Yo lo veo como un éxito disfrazado de fracaso.

Felipe Ventura, CEO y fundador de Eggless, la primera mayonesa sin huevo de Latam

No sé si llamarlo fracaso, pero sí sé que fueron errores grandes. Errores en los que caí no una, si no dos veces y fue el hecho de haber elegido mal. De estos aprendí que siempre en la vida hay más opciones que las que crees tener. Y cuando se abre una puerta, no siempre es bueno tomar ese camino. Si fuiste capaz de abrir esta puerta, eres capaz de abrir muchas otras. Hay que analizar bien las distintas opciones. Al emprendedor chileno creo que no le gusta mucho analizar, sino más que nada ir hacia adelante. Muchos caen en errores por esto.

Yo personalmente soy un poco ansioso y me gusta solucionar los problemas lo antes posible. La vida me ha enseñado que la mayoría de las veces, la mejor solución viene con el tiempo, donde la calma juega un papel fundamental. Hay que saber ver las cosas de una manera más macro y ver que por muy grandes que sean los problemas a los que te ves enfrentado, si te alejas lo suficiente, verás que el problema no es más que un punto entre muchos otros. Por muy grave que sea el problema, hay que saber entender que si emprender fuese fácil todos lo harían, y que para alcanzar el éxito desgraciadamente (o afortunadamente) no existe un ascensor, sólo las escaleras, por lo que si no eres lo suficientemente fuerte o si no tienes un gran coraje, mejor ni empezar con esa idea que tienes.

Macarena Pola, cofundadora Suli labs y facilitadora de experiencias

No creo en las fórmulas, en esa idea estructurante de que los fracasos llevan al éxito o que algo determina el éxito.

Cada día estoy más convencida de que el éxito como un estado final completo y absoluto no existe. Es más bien un estado que se logra en la medida que uno está haciendo lo que le gusta, de forma entregada y tranquila. Parte de eso es equivocarse o que las cosas no resulten. Por lo tanto, no existe algo antes que lo otro, sino que un estado constante donde se está fracasando y logrando. Así se va tejiendo lo que uno hace. Más importante que pensar en los fracasos es hacer (o emprender) sin dejarse llevar por las ideas o las fórmulas, experimentando constantemente y dejándose llevar por la experiencia, donde lograremos cosas y fracasaremos en otras.

Hay que salir primero de la idea de éxito, para dejar fluir las cosas como son. Sin ideales conceptuales o estados perfectos.

Ignacio Pérez, fundador de City Trekking Guide

Mis primeros fracasos vienen dados siempre por la inexperiencia, la que por cierto, sólo se puede superar atreviéndose a hacer lo que piensas que es correcto. Cualquier emprendedor sabe que dar el primer paso es difícil, pero los primeros meses o años lo serán aún más. En mi caso, junto a dos amigos comenzamos a desarrollar nuestro proyecto hace ya casi tres años y aseguro que este ha ido cambiando en el tiempo gracias a los nuevos conocimientos que hemos adquirido, al incontrolable entorno al cual nos hemos tenido que adaptar y a las nuevas oportunidades que se nos han presentado.

En fin, entre pequeños y grandes fracasos, destaco cuatro que nos ayudaron a lograr éxito:

1. Fracasamos al realizar la primera página web: Crearla implica un trabajo duro, elegir el contenido, decidir cómo quieres que sea: orientada hacia las ventas u informativa, etc. Al comienzo era poco profesional, no adaptada a celulares y no cumplió todos los objetivos. Aprendimos y hoy tenemos una que cumple con nuestros objetivos a corto plazo siendo simple, limpia e informativa.

2. Fracasamos al intentar vender: Este es un desafío constante, buscar nuevos canales de comercialización para tus servicios o productos. Aún seguimos aprendiendo e intentando encontrar nuevos métodos para superar el desafío de llegar a nuestro mercado meta de manera clara, eficaz y eficiente.

3. Fracasamos al ser descoordinados al momento de la prestación de los servicios: Muchas veces tuvimos problemas con los horarios, reservas de actividades, requerimientos de los turistas, etc. Finalmente uno aprende y soluciona el problema para futuras ocasiones.

4. Fracasamos por la descoordinación de relaciones comerciales con nuestros partners y el trabajo de equipo del propio team: Sucede que cuando uno es emprendedor busca realizar alianzas para aprender y potenciarse de diferentes maneras. Sucede también, que a veces pueden existir algunas descoordinaciones al momento de realizar actividades o iniciativas juntas. Estas pueden ser desacuerdos en cuanto a precios, métodos de promoción u otros. Lo importante es tener una disposición positiva para querer escuchar, entender y luego proponer ideas que generen el mejor rédito para ambas partes. Pensar en ganar/ganar.

Creo que para superar los fracasos de una manera correcta, primero se debe tener una actitud positiva frente a estos y luego se debe tener claro el foco y las metas, sentir pasión por lo que se hace, saber cómo esta idea va a impactar en los sueños de los demás y en los propios. Finalmente y más importante, se debe disfrutar el camino ya que nunca se sabe lo que sucederá, nada está escrito y todo se puede lograr trabajando duro. ¡Enjoy the game!

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES