Síguenos:

Fiesta del Fuego: mezcla de tradiciones e idiosincrasia en Cuba

Fiesta del Fuego: mezcla de tradiciones e idiosincrasia en Cuba

Publicado por Leyden Figueredo el 03 de Julio del 2014

El Festival del Caribe no es solo uno de los eventos científicos y culturales más importantes de Cuba, sino también del continente americano. Pocas citas similares logran vincular los debates y reflexiones académicas con las presentaciones de las muestras más autóctonas y arraigadas de la cultura popular de diversas naciones.

Estados como Haití, Guyana, Brasil, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, México, Antillas Holandesas, Aruba, Honduras, Curazao, Trinidad y Tobago,  y Martinica, han protagonizado este encuentro, que se empeña en mostrar la cultura popular tradicional de la zona del Caribe.

Según datos ofrecidos por el Comité Organizador de esta auténtica fiesta, que abrió sus puertas en la lejana década de los 80, con el título de Primer Festival de las Artes Escénicas de Origen Caribeño, la cifra promedio de participantes de 600 artistas caribeños, que se suman a los aproximadamente 1 200 creadores cubanos.

Figuras como Argeliers León, Miguel Barnet y Roberto Fernández Retamar (Cuba), George Lamming (Barbados), Juan Bosch (República Dominicana), Thiago de Mello (Brasil), Marta Jean Claude (Haití), Gabriel García Márquez (Colombia), Geraldine Chaplin (Estados Unidos), han prestigiado esta cita.

Fiesta del Fuego reverenciará a Surinam

Desconocida por muchos, atrapada entre el océano Atlántico y el gigante de Brasil, Surinam es la nación más pequeña y joven de América del Sur, poseedora de una vastísima diversidad biológica, en su flora y fauna, y una idiosincrasia con múltiples mixturas culturales.

Es, además, el lugar donde existen los habitantes más disímiles y singulares de la región, fruto de una profunda mezcla de grupos de población, de ahí que su cultura también sea muy rica y única, aunque prevalecen los elementos neerlandeses, indonesios e indígenas.

Su capital, Paramaribo, es mundialmente famosa por la diversidad étnica, donde además de la predominante población cristiana (40.7%), existen practicantes del hinduismo (20%) y también musulmanes (13,5%).

Esa atractiva mezcla de tradiciones e idiosincrasia de Surinam, quizás una de las más ricas en toda América del Sur, es el ingrediente especial de la edición 34 de la Fiesta del Fuego, evento más importante dedicado a las culturas populares de los países del área caribeña, y que tradicionalmente se realiza en la ciudad de Santiago de Cuba.

Desde hoy y hasta el nueve de julio, la suroriental urbe cubana se convierte en la Capital del Caribe –condición que ostenta por su exuberante riqueza cultural– cuando unos 50 grupos portadores de tradiciones populares procedentes de 18 naciones del área muestren aquí su arte.

Con fuego Surinam y Cuba estrecharán relaciones

En el año 1983 el Festival del Caribe o Fiesta del Fuego, como también se le conoce, se convirtió en un evento internacional y fue precisamente Surinam una nación asistente en esa ocasión. En el año 2002 la cita se dedicó a las Antillas Holandesas: Aruba y Surinam, y en 2010 regresó una delegación de ese país, repitiendo su visita cada año desde entonces.

Ahora en 2014, tres décadas después, ese estado suramericano muestra en Santiago de Cuba toda su riqueza cultural, hecho que marca un hito en las relaciones históricas y de amistad que existen desde hace más de treinta años entre ambos países.

En la edición 34 del festejo han confirmado su presencia más de mil artistas, intelectuales, y personalidades de más de 30 países, la mayoría territorios caribeños y latinoamericanos, pero también de Estados Unidos, Rumania, Rusia...

Arnold Th. Halfhide, Coordinador General del Comité Presidencial para la Fiesta del Fuego 2014, comentó que la participación de su país se caracteriza por la diseminación de elementos culturas de cinco continentes. El lema elegido por ellos es: ¡Fortalecido por la Diversidad Cultural! - Tranga Fu Difrenti Kulturu!

Señaló, además, que “la participación de mi país en este gran evento es más que una ocasión festiva. Encaja perfectamente con la política exterior del gobierno, consagrado tanto a la integración regional como a la exportación de riquezas y valores inmateriales tales como la armonía, la solidaridad y la tolerancia”.

Hoy tres de julio se inaugura la Casa de Surinam, en el Centro Cultural Orestes Acosta (ubicado en la centenaria barriada de Vista Alegre), lugar donde los participantes de la nación homenajeada mostrarán todas las sorpresas que traen al evento.

En la jornada de mañana, la comunidad de Chicharrones, poseedora de un fuerte arraigo popular, entregará la llave a los participantes homenajeados, actividad símbolo de hermanamiento entre ambos países.

El seis de julio, en el principal espacio cultural de la ciudad de Santiago de Cuba, en el Teatro Heredia, se realizará la gala cultural de Surinam, donde participarán los cientos de artistas procedentes del país suramericano, ocasión en que exhibirán todas sus tradiciones músico danzarías.

Ese mismo día será develada una escultura que perpetuará el recuerdo del Poeta Nacional de Suriname, Robin Dobru Raveles, y su entrañable relación con Cuba. La obra llevará la autoría del pintor y escultor surinamés Erwin De Vries, y quedará expuesta en el parque Ferreiro, importante espacio público de la urbe cubana.

El Caribe en la mirada de la ciencia y la cultura

El espíritu de los pueblos caribeños, su expresión en el arte y elemento de identidad cultural, entre otras aristas, serán ampliamente debatidas en el Coloquio Internacional “El Caribe que nos une”, principal espacio de análisis y reflexión científicos en la región, y que agrupará en esta ocasión a intelectuales de casi una veintena de países.

La Fiesta del Fuego está diseñada sobre un programa múltiple y variado donde se conjugan el ejercicio del pensamiento, en torno a temáticas de la historia y cultura de los pueblos del área, con una sólida programación que incluye la música, la danza, el cine, la literatura, las artes plásticas y las ceremonias mágico–religiosas afrocaribeñas.

Para los intercambios académicos, también son importantes las citas de oralidad, música y poesía, y completa el programa científico los talleres el Taller de Religiosidad Popular, que se realizan cada año. 

Ejemplo de ese intenso programa es el Desfile de la Serpiente, tradicional actividad multicolor (y una de las de mayor masividad y representación) que se extiende desde la Plaza de Marte hasta el parque Céspedes, principal espacio público de la urbe sede. En ese gran torbellino de tradiciones, donde los delegados de cada nación muestran lo mejor de sus culturas, reúne a miles de personas quienes disfrutan ese tradicional jolgorio popular.

Igual relevancia tiene una de las últimas actividades de la Fiesta del Fuego, la Quema del Diablo, en el área de La Alameda, en la bahía santiaguera. Esa jornada es cuando los santiagueros y miembros de las delegaciones extranjeras, le dicen adiós a todo lo malo. También es la fecha en que muy pocos se resisten al sonido de la conga y de la corneta china, y deciden arrollar en marcha apretada, codo con codo, y disfrutar de los últimos instantes del Festival del Caribe.

Momentos especiales

En la edición 34 ininterrumpida de la Fiesta del Fuego, evento convocado por la Casa del Caribe, el Ministerio de Cultura, el Comité Internacional del evento, se rinde especial homenaje a importantes personalidades del continente fallecidas hace muy poco tiempo.

Sentidas serán las recordaciones a la cantante dominicana Sonia Silvestre, que según Orlando Vergés, director de la Casa del Caribe, fue la cantante más querida en la historia del evento cultural.

Silvestre, quien falleció el pasado 19 de abril, protagonizó el Festival de 2006, dedicado a República Dominicana, con un concierto que mantuvo de pie a un auditorio que coreó sus canciones.

Otros sentidos momentos serán las evocaciones de Gabriel García Márquez y Norman Girvan ambos importantes intelectuales que estuvieron presentes en diferentes ediciones de la cita. 

El Premio Nobel de Literatura sintió gran curiosidad por una ceremonia religiosa yoruba durante el encuentro que se dedicó a la cultura de Colombia, y en particular de su entorno caribeño, tan reflejado en la obra del insigne novelista.

El sello editorial de la Casa del Caribe se inició en 2011 con Girvan y su ensayo “El Caribe: dependencia, integración y soberanía”, además el prestigioso académico estuvo presente en el Coloquio “El Caribe que nos une”, espacio de pensamiento y reflexión sobre el devenir y la realidad de la región.

Otro especial homenaje en la edición 34 de la Fiesta del Fuego será la entrega del Premio Especial de la Casa del Caribe al ya desaparecido músico cubano Juan Formell, por haber sido, junto a su orquesta lo Van Van, fiel promotor de los más autóctonos valores del acervo cubano. Esa distinción se otorga desde 1999 a personalidades e instituciones que se destacan en el contexto de la investigación y promoción de la cultura popular tradicional.

En su edición 35, a realizarse en el año 2015, la Fiesta del Fuego estará dedicada a los 500 años de fundada la ciudad de Santiago de Cuba, sede habitual del encuentro, momento especial de celebración y jolgorio, de la bien llamada Capital del caribe. 

Gallery: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.