Síguenos:

El error de las estrellas en el fútbol: cambiar títulos por millones

El error de las estrellas en el fútbol: cambiar títulos por millones

Publicado por PanamericanWorld el 29 de Enero del 2016

No pocos futbolistas colombianos han decidido continuar sus carreras en países de poca tradición en ese deporte, como China, Corea y Arabia Saudita, a cambio de grandes contratos. Al hacer esto han engordado sus billeteras; pero han perdido la posibilidad de aumentar sus habilidades de juego y le han dicho adiós a la conquista de títulos importantes.

Los ejemplos son diversos. El más reciente es el de Fredy Guarín, quien hacía parte de la ‘cuerda’ del DT del combinado colombiano, José Pékerman, y era un jugador importante en el Inter de Milán. Guarín decidió irse para China, a la tierra del olvido, donde jugará con el Shanghai Shenhua, que habría pagado 12 millones de euros al Inter por el volante.

La noticia de que Fredy Guarín se ganaría 7,5 millones de euros anuales genera mucha incertidumbre pensando en la Selección, pues los futbolistas que deciden sellar su pasaporte con ese destino son borrados del mapa, porque esa liga no es competitiva.

Aunque Guarín en los últimos partidos no jugó con Pékerman, siempre ha sido una buena alternativa para la zona media del campo.

Pero Guarín no ha sido el único caso, hay otros ejemplos de futbolistas colombianos con potencial deportivo, que tomaron la misma decisión y les costó su lugar en el equipo nacional. El más reciente fue el de Macnelly Torres, que a principio del 2014 dejó Atlético Nacional para ir para Al-Shabab de Arabia Saudita; resultado: no hizo parte del grupo en el Mundial de Brasil 2014.

“No es algo que uno espera por la participación que se tuvo en las eliminatorias, pero sabemos que ese es el trabajo del entrenador, escoger los jugadores y esta vez me tocó quedarme por fuera”, expresó el volante en esa ocasión.

Y al ser preguntado si esa ida a Arabia fue la culpable declaró: “No cambié gloria por dinero. Me marché a Arabia porque era una buena oportunidad para mi vida. Lo hice pensando que iba a estar en el Mundial. Sería bonito retirarme después de haber jugado un Mundial”. Torres regresó a Colombia y volvió a ser convocado a la Selección.

Gio, ausente

Otro caso de un ‘exiliado’ al fútbol chino fue el talentoso volante Giovanni Moreno, que con 26 años pasó del Racing de Argentina al equipo al que se fue Guarín, donde aún está.

Era una de las esperanzas para el proceso eliminatorio de Colombia para Brasil, pero tras irse a China no volvió a ser convocado, se ‘perdió del mapa’.

Allá debutó el primero de julio del 2012, día de su cumpleaños, y su último partido con el equipo nacional fue en el triunfo 2-0 sobre México, el 29 de febrero del mismo año, en el debut de Pékerman al frente del combinado nacional. Después tuvo dos convocatorias ese mismo año, pero no jugó ni un minuto.

Moreno también ha sido cuestionado por esa decisión, pero se excusa: “En China he tenido la oportunidad de crecer deportiva y culturalmente, además vivo muy cómodo, muy bien, si no hubiera sido así, al año me hubiera venido”, comentó el jugador, de 29 años del que solo se sabe noticias cuando hace uno de sus acostumbrados golazos.

Un jugador con características similares a Moreno que sufrió una situación parecida fue Mauricio Molina, campeón con la Selección Colombia de la Copa América 2001. Con 24 años, fue fichado por el Al Ain en Emiratos Árabes Unidos y desde ese momento no volvió a vestir la camiseta de la Selección.

Entre el 2005 y el 2009, Molina pasó por el fútbol de Colombia, Argentina, Paraguay, Serbia y Brasil, pero no volvió a recibir oportunidad en el combinado nacional y en el 2009 se fue a Corea del Sur para jugar en Seongnam y luego pasó al Seúl, su último equipo antes de volver a Medellín, con 35 años.

Sergio Herrera fue goleador del Preolímpico Sub-23 del 2004 y esas anotaciones llamaron la atención del Al-Ittihad de Arabia Saudita. En ese año jugó cuatro partidos con la Selección y tras dos temporadas en esa Liga no volvió al equipo nacional.

Por allá en el 2009 tuvo otro llamado, estaba en el Deportivo Cali, pero no jugó. Fue su despedida.

Estiven Vélez también hace parte de ese grupo. Era lateral izquierdo y titular para la eliminatoria de Suráfrica a 2010, pero al irse a Asia y jugar en Corea del Sur y Japón le costó su puesto y terminó retirándose en diciembre pasado, con 33 años.

Esos son algunos casos de colombianos que con nivel para estar en alta competencia toman la decisión de buscar asegurar el futuro económico de su familia, a costa del presente deportivo al ir a un fútbol de menor nivel.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES