Síguenos:

El Distrito de Diseño de Buenos Aires, la meca del diseño en América Latina

El Distrito de Diseño de Buenos Aires, la meca del diseño en América Latina

Publicado por Clarisa Herrera el 10 de Agosto del 2015

No por nada Buenos Aires es considerada como la cuna del diseño en Latinoamérica. Su fama ha trascendido incluso las fronteras regionales: la ciudad ha sido distinguida como “Ciudad de Diseño” por la UNESCO, mención que comparte con otras selectas ciudad del mundo.

Muchos factores convergen para hacer de Buenos Aires una meca de diseño que se muestra al mundo. Desde hace años su atmósfera cultural, académica, de creatividad, emprendimiento y tendencias se conjuga con iniciativas privadas y públicas que intentan que el diseño sea una actividad de valor agregado y reconocimiento mundial para la ciudad y el país.

Entre ellos se distingue el proyecto Distrito de Diseño del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, un polo productivo dedicado a la actividad y enclavado en la zona sur de la ciudad, puntualmente en el barrio de Barracas.

El proyecto está a tono con otros proyectos urbanos a nivel mundial donde se articulan sectores privados, públicos y comunidad para consolidar una determinada actividad económica y también revitalizar algunas zonas urbanas que han quedado de lado.

“Nos hemos inspirado en otros ejemplos como el Garmen District de New York, el Miami Design District, Brick Lane Londres y el Distrito de Diseño Helsinki entre otros. Por ejemplo del Meatpacking District tomamos ideas urbanas, grandes estructuras fabriles pueden ser revitalizadas por la clase creativa. Después recursos como el Fashion District de Nueva York que arrancó como una zona protegida. Observamos cómo estructuran esos modelos a largo plazo porque nosotros tenemos que trabajar en atraer primero. Luego cómo ordenan la oferta y cómo ayudan a visibilizarla.  Observamos que todos los distritos se basan en la idea de red, de cómo lograr el compromiso del sector privado y el Estado” afirma Laura Salles, Directora General del Distrito de Diseño.

La zona sur de la ciudad cuenta con atractivo histórico, de tipo pintoresco, pero al mismo tiempo olvidado en términos de revalorización urbana y económica. Desde el Gobierno de la Ciudad se han impulsado en el último tiempo iniciativas vinculadas al arte y al diseño que intentan devolver prestigio a la zona y reactivar sistemas productivos que muestren lo mejor de la ciudad al mundo.

“La estrategia para hacerlo es la de los distritos creativos, combinas un objetivo de gobierno con una herramienta o un modelo de producto que son los distritos, que suponen generar economías de especialización en un territorio, poder concentrar en un mismo territorio una cantidad de agentes que colaboran y compiten entre sí en un campo de especialización” explica Salles.

Lo que la ciudad de Buenos Aires hizo fue identificar aquellas actividades de alto valor agregado donde existiera alguna ventaja competitiva, que tengan la potencialidad de escalar, que permitan una matriz productiva de exportación para la ciudad. “Se identificaron sectores como tecnología, audiovisual, diseño y arte. A partir de esto se diseñó una política que localizaba las zonas de la ciudad de Buenos Aires que tuvieran menor grado de desarrollo,  o menor actividad económica” relata.

El primer prototipo fue en Parque Patricios, el Distrito Tecnológico. La fórmula de los distritos es llevar un sector de actividad económica a una zona de la ciudad libre de impuestos municipales, luego generar herramientas de apalancamiento como créditos blandos y por otro lado una fuerte inversión del gobierno en infraestructura. “Se trata de que el Estado invierta pero comprometiendo al privado a que invierta. El segundo distrito fue el Audiovisual, luego el de Artes en La Boca y el cuarto es el de Diseño en Barracas. Si se mira el mapa de la ciudad de Buenos Aires hay un cordón que es el distrito tecnológico en Parque Patricios, luego viene el de Diseño en Barracas y después el de Arte en La Boca” puntualiza.

¿Cuál es objetivo de los distritos para un territorio? Generar nuevas oportunidades económicas para la zona sur y gestar un ecosistema donde el primero en integrarse sea el mismo barrio. “En Barracas hay mucho público adulto mayor, la población más activa y de alto valor agregado se había retirado y la idea es volver a generar oportunidades. El proyecto de Distrito de Diseño parte de la base de tener originalmente el edificio del Centro Metropolitano de Diseño. El  Distrito de Diseño viene a completar el proyecto del CMD (Centro Metropolitano de Diseño) haciendo que lo que se incuba en el CMD empieza a tener visibilidad” subraya.

El diseño como motor económico

El Centro Metropolitano de Diseño (CMD) depende del Ministerio de Desarrollo Económico porteño y trabaja para dar apoyo a iniciativas vinculadas al diseño desde cuatro ejes estratégicos: emprendedores, diseño en empresas, internacionalización, investigación y difusión. Todos los objetivos tienden a consolidar una red o comunidad de diseño en los distintos niveles de la actividad así como la internacionalización del sector y de compañías o emprendedores que tengan potencial de crecimiento fuera del país. “La función del CMD es trabajar para que la ciudad sea un punto de referencia del diseño en Latinoamérica” explica Salles.

En el Distrito se favorece la radicación de servicios de diseño y de quienes hacen manufactura o producto (diseño intensivo): “Desde diseñadores gráficos, de indumentaria y la clase creativa y de fabricación de indumentaria, vestimenta, calzado, marroquinería, carteras, equipamiento para el hogar, iluminación y todo lo que es manufactura liviana. No todos compiten por diseño, hay dos estrategias competitivas, o una empresa prioriza costos o diferenciación” puntualiza.

La tesis económica tras la idea del distrito es que Argentina tiene diseñadores de gran prestigio, lo que es una ventaja competitiva. “Pasamos a desarrollar un segmento de manufactura que compita por diseño y por diferenciación, lo que se inscribe en el marco del Plan 2020 de Competitividad que apunta a sectores que tienen potencialidad de desarrollar un mercado regional de alto valor compitiendo a través de valor agregado, no de costos. Cuando compites por costos suceden dos cosas: tienes una economía de escala de volumen -que no es el caso de Argentina que no tiene mercado interno como Brasil- y luego compites con economías especializadas en costos (por ejemplo en el textil Bangladesh). En lo que es equipamiento para el hogar y textil el valor agregado está en la ideación, la marca, el diseño y la producción; entonces el modelo de la ciudad de Buenos Aires se centra en desarrollar y promover manufactura que pueda competir por diseño, articulando mejor diseñadores con manufactura liviana en el Distrito de Diseño” resume la ejecutiva.

Buenos Aires como Ciudad de Diseño ofrece recursos y un grado de organización a tono con la distinción: “Desde carreras especializadas, carreras proyectuales, de diseño gráfico o audiovisual el volumen de egresados que tenemos es muy alto comparado con otras carreras. Después la cantidad de instituciones: está el CMD apoyando el diseño pero existen cantidad de ferias como PuroDiseño con todo un entramado de recursos que apoyan. Eso habla sin duda de ventaja competitiva, hay cientos de miles de alumnos latinoamericanos que llegan a la ciudad atraídos por el ambiente de diseño. Cantidad de diseñadores argentinos trabajan en la región. Las marcas latinoamericanas vienen a ver las marcas que se diseñan acá, hay un ecosistema muy fértil a nivel creatividad, lo que se intenta es potenciarlo y que se logro articulación con la producción en serie” concluye.

Gallery: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.