Síguenos:

Diez años de la vuelta "perfecta" de Montoya en F1

Diez años de la vuelta "perfecta" de Montoya en F1

Publicado por Juan Gavasa el 06 de Septiembre del 2014

Fue una vuelta única, perfecta. Cada milímetro del legendario circuito de Monza fue testigo de la hazaña que logró el colombiano Juan Pablo Montoya aquel 11 de septiembre de 2004. Desde aquel día Montoya escribió su nombre en los libros de récords al alcanzar la vuelta más rápida que se haya registrado en la historia de la Fórmula Uno.

Fue una sincronía total, una danza que mezcló agresividad y sutileza en el llamado "Templo de la velocidad".

La vuelta fue durante la sesión de preclasificación, al final de una mañana calurosa. La silueta del Williams número 3 apareció en el horizonte cuando comenzó a rodar el cronómetro. En el ambiente se sintió el rugir del motor de 10 cilindros de más de 700 caballos, exprimiendo cada una de las 19.000 mil revoluciones por minuto a las que giraba. El velocímetro no paró de subir, 300, 330, 350, 360 kilómetros por hora...

La primera chicana interrumpió el vuelo. En un par de segundos, Montoya detuvo prácticamente su auto, aguantó una fuerza de gravedad de 4,5, giró a la derecha y después a la izquierda. Luego volvió a presionar el acelerador hasta el fondo.

En el primer parcial el colombiano bajó en 19 milésimas el tiempo del italiano Giancarlo Fisichella, el más rápido hasta ese momento. Sorteó la Variante della Roggia y las dos curvas a la derecha de Lesmoscon tal perfección que al final del segundo sector había aumentado la diferencia con Fisichella a 430 décimas.

El Williams flotó por la Variante di Ascari para encarar el último sector de la pista, dos rectas interminables unidas por la curva Parabólica.

Cuando el Williams pasó por línea de meta todos los presentes en Monza voltearon a ver el reloj, que se había detenido en 1 minuto 19 segundos 525 milésimas.

Montoya lo logró. Consiguió el giro más rápido de la Fórmula Uno con un promedio de velocidad de 262,242 kilómetros por hora. No hubo puntos en juego ni un trofeo al ocurrir durante la sesión de preclasificación, pero si un lugar en la historia.

El colombiano regresó este año al escenario que fue testigo de sus récords (en 2005 alcanzó con McLaren la mayor velocidad jamás registrada en un F1, 372,6 kilómetros por hora) para asistir al Gran Premio de Italia que se disputa este fin de semana.

En declaraciones al revista alemana Motorsport Total, Montoya habló de la vigencia de sus récords. "Estoy un poco sorprendido por ver que mis registros, después de casi diez años, siguen vigentes, pero es increíble lo rápido que los coches eran en esos años, entonces con motores V10... Creo que los tiempos por vuelta pueden bajar pero no para alcanzar a aquellos registros...", dijo.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES