Síguenos:

Denise Rosenthal, por fin en solitario

Denise Rosenthal, por fin en solitario

Publicado por Juan Gavasa el 24 de Febrero del 2014

“Una limonada por favor”, solicita Denise Rosenthal al mesero que no alcanzó a dejar el menú cuando la joven ya le había pedido lo que quería tomar. “Dale, puedo hacer más de una cosa a la vez”, comenta con una sonrisa para dar inicio a la entrevista. Y cómo no va a poder si a sus 23 años ha rodado 2 películas y participado en 6 discos para series juveniles y ahora debuta con “Fiesta”, el primer álbum bajo su nombre.

Hasta que Denise no se sacó los lentes con los que llegó, pasó desapercibida. Porque la gente recuerda a la joven de 2 formas: como la pelo lais de jumper rojo que repetía “piensa Feña, piensa” o más recientemente como la cantante pop que hace de su colorida vestimenta un elemento más de su puesta en escena.

Casi sin pintura, natural, veraniega y con el pelo tomado en una cola de caballo, Denise reflexiona que “quedo mucho más tranquila conmigo misma al saber que ésta soy yo”, refiriéndose a esta nueva etapa artística completamente personal y sin relación a personajes de la teleserie.

DESCIFRANDO A LA FEÑA

No fue fácil dejar atrás los prejuicios que la amarraban a la Feña, el estereotipo con el que creció una generación de adolescentes en Chile y  ella misma. “No estaba encarcelada pero es un agote igual tener una exposición tan grande y que mucha gente tenga un prejuicio tuyo que es erróneo”, cuenta cuando le pregunto por esos años en los que se convirtió en el símbolo de la niña ABC1.

Si bien su primera aparición en una producción de Canal 13 fue la exitosa apuesta adolescente “Amango”, no fue hasta “El Blog de la Feña” que su personaje se volvió popular y reconocido.

Para la miniserie que contaba los problemas cotidianos de su protagonista en forma de episodios, Denise explica que para preparar a “la Feña”, en parte usó el material que le entregó el Santiago College, donde cursaba IV medio.

En el colegio anotaba gestos, palabras y expresiones que veía de las alumnas para darle forma a un personaje que “igual fue querido, la gente le hacía bullying y todo, pero era un personaje muy humano, pese a todas sus cosas”, reconoce la artista.

“Cosas” que ahora y años más tarde –incluyendo un tiempo sola en Argentina donde estudió música, canto, baile urbano y actuación en el cuerpo- identifica en su primer papel televisivo como “una persona que le empieza a ir muy bien y a tener mucha plata y no se preocupa realmente de tener cultura o educación”, comenta Denise, quien reconoce que una de las cosas “más bonitas” de la actuación es generarle al personaje una vida paralela a la del actor.

LA MAGIA DE LA MÚSICA

En el último video clip que lanzó Denise, y le da nombre al disco “Fiesta”, vemos a la cantante y compositora paseándose con una sonrisa por una feria popular, coqueteando con la cámara, bailando y muy cercana a la gente.

 “Todos los lugares que he elegido han sido de Santiago, la capital, en donde vivo y son paisajes muy entretenidos de verdad. Quería mostrar mi mundo a través de mi música y a través de los video clips”, explica la chica que anda en bicicleta, micro o metro porque vendió su auto para financiar el álbum y sus sueños según dice.

La joven compositora y cantante, que tiene sobre la mesa su celular que vibra constantemente, prefiere que sus canciones hablen por sí solas antes que intentar explicarlas. “Siento que si uno habla mucho del concepto, mata la magia. Para eso está la música, esa es la magia”, dice.

UN CAMBIO GENERACIONAL

Hay palabras que aparecen durante la conversación y se levantan como algunos de los pilares de la pecosa Denise: sueños, metas e ideales. Aspiraciones que no ve reflejadas en ningún partido ni movimiento político, por lo que se siente ajena y un “bicho raro”. Pero no por eso se desconecta de la contingencia, ya que fue a votar en las elecciones presidenciales.

Dentro del mundo de Denise, parece haber una opinión sobre todo. Cuando le queda menos de la mitad de la limonada que pidió hace 20 minutos, aborda un tema del que otrora un artista se hubiera escapado, pero acerca del que tiene una postura clara: el movimiento estudiantil.

“Estamos en un proceso de transición y cambio. Aunque uno vaya o no vaya, todos formamos parte del cambio. Hay muchas cosas que no funcionan como deberían. Somos todos hermanos de una misma sociedad”, responde reclinándose sobre la silla y moviendo sus manos, dejando ver un tatuaje de una flor en su antebrazo izquierdo.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.