Síguenos:

Los cubanos buscan cómo sacar beneficio de las nuevas relaciones con USA

Los cubanos buscan cómo sacar beneficio de las nuevas relaciones con USA

Publicado por Juan Gavasa el 20 de Diciembre del 2014

Lo que quiere Randel, lo que necesita, es hacer dinero en moneda fuerte y viajar en algún momento para traer mercancías y hacer un poco más. "Este es el mejor país del mundo, pero hay que tener un familiar en el extranjero o un negocio. Lo que da dinero, que es lo que está haciendo todo el mundo, es montar un paladar [un restaurante privado], una casa de renta o comprar un carro, un Chevrolet. Tú inviertes un dinero en ese negocio y, en seis o siete meses, lo recuperas y ganas un poco más, guardando y gastando no más que para comer". Pero el capitalismo, dice este chico cubano de 24 años ávido de emprendimiento, es un sistema que no le seduce.

Randel pertenece a una generación para la cual los estudios gratuitos, que junto a la salud universal han sido orgullo de la revolución, no son la llave que abre la puerta al futuro. Randel solo cumple uno, y a medias, de los dos requisitos que, en su opinión, podrían asegurarle el porvenir que imagina. Su hermano mayor, que sí fue a la universidad para hacerse cirujano, se fue a Caracas (Venezuela) en una misión médica y nunca volvió. "Pero se le hace muy difícil mandar dinero y más bien estamos preocupados de que le pase algo con la violencia que dicen que hay allá". De los profesionales que trabajan para el Estado, los médicos son los mejor remunerados: ganan 1.600 pesos al mes (unos 60 dólares, alrededor de 50 euros), gracias a un aumento del 50% aprobado este año por el Gobierno. "Esos 60 dólares los hago yo en un día, trabajando de taxista", dice Orlando, un exoficial de 35 años que abandonó los cuarteles y la carrera de leyes que le pagaba el Ejército cuando iba por el tercer año. "Pero eso es ahora. A lo mejor mañana cambia la cosa con todo lo que está pasando, vamos a ver. Por eso siempre le he dicho a mis hijos que tienen que estudiar".

Ya sin capacidad de sostener por más tiempo el rol del Estado como primer empleador, el presidente Raúl Castro resolvió legalizar el trabajo por cuenta propia o "cuentapropismo" en octubre de 2010, reservándose la potestad de determinar qué tipo de actividades pueden desarrollar los ciudadanos y los impuestos que deben pagar por ello.

En los últimos tres años, los trabajadores por cuenta propia se ha disparado de 157.000 a 442.000, según las cifras oficiales. Muchos de ellos ejercen alguna actividad vinculada al turismo, uno de los sectores que los cubanos confían en que se fortalezca con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana tras 53 años. Un anuncio sobre el cual Fidel Castro no ha opinado, ni de viva voz ni por escrito.

Aun a pesar de que en EE UU siguen vigentes las leyes del embargo contra Cuba aprobadas desde la década de 1960, las visitas legales de estadounidenses por intercambios culturales se han duplicado en los últimos tres años. Entre 2012 y 2013, 90.000 estadounidenses viajaron a la isla. Y esos son los turistas que Martha espera alojar en la habitación que fue de su hijo hasta que emigró a Estados Unidos, y que ella alquila por días o temporadas desde que el Gobierno lo permite. 

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES