Síguenos:

Copa Suramericana, otra aspiración de los clubes colombianos

Copa Suramericana, otra aspiración de los clubes colombianos

Publicado por PanamericanWorld el 30 de Noviembre del 2015

Ningún club colombiano de fútbol ha podido levantar la Copa Suramericana, un evento que ya tiene 14 años de historia y, aunque sigue por detrás de la Libertadores en cuanto a importancia en el continente, lo cierto es que cada vez resulta más atractivo para no pocos equipos.

La final de esta edición de un certamen llamado por algunos la “Uefa de América” la disputarán Santa Fe, que busca convertirse en el primer campeón colombiano, y Huracán de Argentina.

La Copa Suramericana es un torneo que se puede comparar, guardando las proporciones, con la Liga de Europa (antigua Copa Uefa), por ser un campeonato internacional no destinado para los campeones de cada Liga, sino para los equipos que hicieron una buena actuación, pero no alcanzaron a participar en la competición principal, la Libertadores, o en el caso europeo, la Champions.

En la Copa Suramericana es habitual ver equipos de poco renombre continental como Liga de Loja de Ecuador, Deportivo la Guaira de Venezuela o Juventud de Uruguay. Estos son equipos que tienen sus méritos por clasificar, pero que no son los mejores de cada país.

Eso no implica que no haya equipos de prestigio compitiendo, y con la obligación de pelear por el título, como River Plate, que se quedó en la semifinal, o Boca Juniors, que en esta ocasión no participó. Sin embargo, pesan ausencias como los grandes equipos de Brasil: ni São Paulo, ni Inter ni Corinthians estuvieron en esta edición, y sí se coló, por ejemplo, el Chapecoense, que llegó hasta los cuartos de final y tuvo en aprietos a River.

Aunque todas las llaves de la primera y segunda fase, en partidos de ida y vuelta –no hay grupos– suelen ser reñidas, la real dificultad se da a partir de los octavos de final, cuando ya se han eliminado entre sí los equipos de Argentina y Brasil (en la segunda fase), que siempre son favoritos.

Lo cierto es que en la primera ronda hay duelos de poco interés, como por ejemplo aquel Santa Fe contra la Liga de Loja; Unión Comercio contra Águilas Doradas; Sportivo Luqueño vs. Aurora, o aquel entre Carabobo y Tolima, que terminaron 0-0 en los dos partidos y tuvieron que definir por penaltis el clasificado.

Ya en octavos de final sí se dieron duelos importantes y llamativos, como River Plate vs. Liga de Quito, Independiente vs. Olimpia o el Emelec vs. Santa Fe. El equipo cardenal también tuvo que vérselas con Independiente de Argentina, en cuartos de final, en una emotiva y difícil llave.

La historia de la Copa

La Copa Suramericana, que se juega en el segundo semestre del año, aumentó desde la edición del 2012 el número de participantes a 47 –primero fueron 21, pasaron a 31, 34 y 39–. No tiene en este momento equipos invitados, como si había desde el 2005, cuando incluso jugaban equipos mexicanos. El torneo ha logrado consolidarse como la segunda competición de la Conmebol, luego de los intentos hechos con torneos anteriores, como la Supercopa Suramericana (88-97), la Copa Conmebol (1992-1999), la Copa Mercosur y la Copa Merconorte (1998-2001).

De esos 4 torneos nació la Suramericana, que tuvo su primera edición en el 2002, cuando el club argentino San Lorenzo fue el primer campeón, al vencer al colombiano Nacional.

Ya son catorce temporadas las que se han disputado y solo en una ocasión un club ha repetido título; fue Boca Juniors, que la ganó en el 2004 y el 2005. Hasta el momento, ningún equipo colombiano la ha ganado. Atlético Nacional ha estado cerca, ya que ha jugado dos finales: la perdió el año pasado contra River, y la del 2002 contra San Lorenzo. Argentina es el país con más campeones, siete, y ahora tiene la oportunidad de otro, con Huracán.

En la Suramericana son ocho equipos brasileños, seis argentinos, el campeón vigente (en este caso River) y los 32 participantes en la primera fase. Por Colombia acceden cuatro equipos.

El campeón logra el derecho a disputar la Recopa Suramericana contra el campeón de la Libertadores, y juega la Copa Suruga, contra el campeón del Japón. De ahí la otra gran diferencia con la Libertadores, cuyo campeón accede al Mundial de Clubes.

Los millones en juego

Aunque no tiene el nivel de la Libertadores, la Copa Suramericana entrega importantes premios en efectivo a los clubes participantes. Unas cifras que no les caen nada mal a los equipos del continente. Santa Fe, por ejemplo, aseguró mínimo 550.000 dólares por su paso a la final, que es lo que se gana el subcampeón. Ya se había ganado 1.185.000 dólares por avanzar en las instancias anteriores y, si gana el título, recibirá 1.200.000 dólares más. Un botín generoso que se suma a los ingresos por taquillas, que para la final tienen un aumento considerable en los precios de las entradas.

Las cifras son inferiores a las que otorga la Copa Libertadores, que le da al campeón un premio final de 2.300.000 dólares, más los ingresos por avanzar en las otras rondas, pero en todo caso la Suramericana ha ganado reconocimiento e importancia continental por sus ingresos y el prestigio que genera ganar un trofeo internacional.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES