Síguenos:

Conoce el Museo Marino en Margarita

Conoce el Museo Marino en Margarita

Publicado por Dubraswka Aguilar el 07 de Agosto del 2014

Boca del Río es la capital del Municipio Península de Macanao y el principal centro poblado del occidente de la isla de Margarita. Se encuentra a pocos kilómetros de la entrada del Parque Nacional Laguna de La Restinga y tiene como principal actividad económica la pesca. Desde que se cruza el puente sobre la laguna, el mismo que une a Macanao con el resto de Margarita, se empiezan a ver las embarcaciones que en gran número fondean en la costa de este poblado margariteño. En esta ciudad destacan dos entidades: la Escuela de Ciencias Aplicadas al Mar (Ecam), núcleo de la Universidad de Oriente, y el Museo Marino de Margarita (www.museomarino.com).

Este proyecto, que en noviembre próximo cumplirá 20 años, ha avanzado, crecido y ofrece dentro de sus renovadas instalaciones la mejor y más completa muestra marina del país.

Son mil metros cuadrados dedicados a la exposición y estudio de la vida marina existente en nuestros 3 mil kilómetros de costas. Se han añadido piscinas de observación y contacto y un acuario en los que niños y adultos se dejen atrapar por su belleza.

La muestra más completa

El arduo y permanente trabajo realizado para lograr la representativa muestra exhibida en sus salas no puede ser tomado más que como un acto de dedicación y amor de un grupo de personas comprometidas con la excelencia y guiadas por el ejemplo de Fernando Cervigén, biólogo Marino e Ictiólogo, fundador y presidente de la Fundación Museo del Mar.

El museo se encuentra en un edificio de dos plantas, con amplios corredores, buena iluminación, salas climatizadas y bien cuidadas. Con el paso de los años y ante la necesidad de ampliar las muestras, se construyeron las piscinas en las que se pueden observar estrellas de mar, caracoles, anémonas, morenas y los que podrían considerarse su mayor atractivo: los tiburones bebés.

Bajo el mismo techo están las piscinas de agua limpia y estructuras bien mantenidas, donde viven tortugas del tipo carey, cabezón y parape.

Muy cerca de allí, en un edificio construido especialmente y con ambiente climatizado, está el acuario en el que se puede ver pequeños peces de llamativos colores, caballitos de mar, langostas y hasta el peligroso pez león que en poco tiempo se ha multiplicado y adaptado muy bien en las aguas del mar Caribe.

Exuberancia marina

En la planta baja, rodeando el patio, están las salas donde exponen los ejemplares invertebrados, vertebrados, mamíferos, pertrechos y réplicas de botes de pesca. Destaca la exhibición de corales de nuestro ecosistema marino, algunos de gran tamaño como el llamado cerebro, que debe su nombre al parecido con el cerebro humano. Es el más grande y está ubicado estratégicamente en el centro de la sala; es de color blanco y tiene una circunferencia de aproximadamente 1,5 metros de diámetro.

En las siguientes salas están animales vertebrados e invertebrados disecados, así como fósiles de la gran variedad de especímenes que abundan en la región entre los que destaca el calamar gigante, llamado así por su descomunal tamaño. Este ejemplar fue capturado en costas de la isla por pescadores de la zona. Llama la atención la exposición de los Mamíferos, con fotografías y esqueletos de delfines que viven en las costas venezolanas. También, las afiladas mandíbulas de tiburón expuestas en los escaparates de la sala 3.

La muestra la completan interesantes testimonios fotográficos y utensilios de pesca artesanal, prototipos de los barcos de faena, así como las fases de la fabricación de embarcaciones pesqueras o carpintería de ribera como se llama a esta actividad. Completa la planta baja la tienda de recuerdos y mercancía alusiva al museo.

En el segundo piso está la sala dedicada al Parque de La Restinga, con imágenes de la flora y la fauna de la laguna, y a continuación una maqueta de la ciudad de Nueva Cádiz, poblado de la isla de Cubagua que debía su fama e importancia a la extracción de perlas. Esta maqueta fue construida siguiendo los trazos conseguidos durante las excavaciones en la isla. Muy cerca se encuentra la Sala Audiovisual, donde se proyectan videos y documentales sobre los ecosistemas marinos.

Mención aparte merece el impresionante esqueleto de la ballena de casi 15 metros de largo que está en la entrada. Se trata de un ejemplar de ballena sardinera que tras su muerte fue trasladada y reensamblada en el sitio.

La razón fundamental de exponerlo fue que el visitante conociera la existencia y formación ósea de este mamífero que está entre los más grandes del planeta. En este milimétrico y arduo trabajo contaron con la colaboración de pescadores artesanales de la zona.

El museo es un sitio ameno y de esparcimiento ubicado en el bulevar El Paseo de Boca de Río, frente al mar, y abre sus puertas de lunes a domingo de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. El costo de las entradas es Bs 100 adultos; los niños y tercera edad Bs 75.

Con el pasar del tiempo se ha consolidado como una de las opciones turísticas de mayor interés de la Isla de Margarita. Ha contribuido en estos casi 20 años de investigación con la recolección y clasificación de la más importante muestra de seres vivos que habitan en nuestros mares. Un paso importante en la formación de la necesaria memoria colectiva y la siembra de conciencia sobre la importancia de la conservación de las especies y ecosistemas, así como su posterior difusión a la colectividad.

Al visitar Macanao es inevitable pasar por este recinto que expone una colección de valor científico incalculable para Venezuela.

Gallery: 
Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.