Síguenos:

La compra de futbolistas sudamericanos en China: un negocio millonario

La compra de futbolistas sudamericanos en China: un negocio millonario

Publicado por Juan Gavasa el 21 de Febrero del 2015

La liga Nacional de fútbol china –la Chinese Super League– se ha convertido en una de las que más paga en todo el mundo. Con ese potencial financiero están importando jugadores brasileños, argentinos y de otras partes de Sudamérica.

Un argentino que militaba en el Fluminense, Darío Conca, acaba de ser vendido al Shanghai Dongya. El goleador de la selección de Brasil Diego Tardelli y una de las grandes promesas del futbol carioca, Ricardo Goulart, fueron transferidos por US$8 y 18 millones respectivamente.

En 2013 el fútbol chino había invertido US$28 millones. El año pasado triplicó esa cifra con más de US$100 millones en la importación de jugadores. En este mercado cada vez más activo hay una clara inclinación por los jugadores de la región.

Un tercio de los 74 jugadores extranjeros de los 16 clubes de primera división china son de Brasil, seguidos por un fuerte contingente argentino. Según Ivan Vargas, del portal especializado fichajes.com, esta búsqueda de jugadores latinoamericanos se intensificará.

"La prioridad que tiene China es mejorar la calidad competitiva de su liga, así que van a seguir gastando. Como el nivel es muy bajo, la única manera que tienen de acelerar este proceso es poniendo sobre la mesa todo su potencial financiero", indicó a BBC Mundo.

La danza de los millones

El camino tradicional de un jugador internacional comienza en su país de origen, pasa a las grandes ligas europeas donde transcurre la mayor parte de su carrera y termina sus últimas temporadas como hijo pródigo que regresa a su club de origen (casos de Juan Román Riquelme o Pablo Aimar) o yendo a alguna de la liga de los supermillones: Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar.

Pelé, Thierry Henry y David Beckham aprovecharon estos supercontratos de la liga estadounidense para poner un literal broche de oro a sus carreras. Pero nadie se engañaba. Eran ligas de menor competitividad con las que podían extender por un par de temporadas más sus carreras y sus cuentas bancarias. Por eso sorprendieron las recientes adquisiciones de China.

Didier Drogba abandonó el Shanghai Shenhua para fichar por el club turco Galatasaray. Foto: Reuters / BBC

Uno de los más importantes equipos de la liga china, el Shandong Luneng, adquirió a Diego Tardelli, de 29 años, uno de los elegidos por el nuevo técnico de la selección Dunga para cubrir el vacío que tiene Brasil en el puesto de centro delantero.

Igualmente sorprendente fue el pase del delantero de Cruzeiro, Ricardo Goulart, por US$18,3 millones al Guangzhou Evergrande.

Con 23 años Goulart es una de las promesas del fútbol brasileño: su venta a una liga menor del planeta podría afectar sus chances de acceder a la selección nacional. Eduardo Carlezzo, abogado de Sao Paulo, especializado en pases internacionales, considera que el dinero está cambiando esta ecuación.

"Lo que tienen ahora los chinos que los diferencia de cualquier otro país es el salario. Puede haber algo parecido en Qatar y los otros emiratos pero esa ha sido la gran diferencia en la mente de los jugadores cuando ven el monto que les ofrecen los clubes chinos", indicó a BBC Mundo.

El caso del argentino Darío Conca es paradigmático. En el Fluminense de Brasil ganaba US$200 mil por mes. En el Shanghai Dongya ganará US$800 mil.

¿Quién financia a los equipos chinos?

Muchos de los equipos chinos pertenecen a poderosos conglomerados estatales.

El Shangdong Luneng, que cuenta en su plantilla con cuatro brasileños, un argentino y un paraguayo, pertenece a una importante compañía de electricidad, el Shangdong Luneng Group, que tiene al estado chino como dueño del 51% de sus acciones.

Este músculo financiero no se limita al sector público o a los confines de China.

El argentino Darío Conca acaba de ser vendido al Shanghai Dongya. Foto Getty Images / BBC

La empresa de comercio electrónico Alibaba controla la mitad de las acciones del Guangzhou Evergrande, el equipo cantonés que adquirió a Goulart. El Dalian Wanda Group del multimillonario Wang Jianlin añadió a sus negocios inmobiliarios, hoteleros y de juegos la adquisición del 20% del Atlético de Madrid en España.

"El futbol como herramienta de negocios ha pasado a ser un foco de atención para grandes grupos empresarios chinos", señala Eduardo Carlezzo. La ambiciosa expansión urbana nacional estimula este potencial.

Hasta las llamadas ciudades fantasma del país que se construyen de la nada tienen en su diseño original un estadio de fútbol. El espectacular estadio del Dalian Shide FC, para unos 40.000 espectadores, y el del Hangzhou, para 80.000, se han añadido a las instalaciones deportivas de los juegos olímpicos de 2008 como parte del gigantesco programa urbanizador chino.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES