Síguenos:

“El Clan”, retratos de una familia criminal, según Pablo Trapero

“El Clan”, retratos de una familia criminal, según Pablo Trapero

Publicado por PanamericanWorld el 16 de Noviembre del 2015

En su nueva película “El Clan”, el director Pablo Trapero, nos acerca con precisión narrativa a la sórdida vida de una familia criminal, que sobrecogió a Argentina en los primeros años ochenta del siglo pasado. Con la formidable actuación de Guillermo Francella en el rol de Arquímedes Puccio, este filme del reconocido realizador ha recibido favorables comentarios de la crítica y los espectadores.

Trapero tiene una amplia experiencia en la dirección y entre sus obras aparecen Mundo grúa (1999), Familia rodante (2004), Leonera (2008), Carancho (2010) y Elefante blanco (2012). En “El Clan” expone cómo la familia de Arquímedes Puccio, ex militar argentino, y otros secuaces se dedicaron durante la última y sangrienta dictadura, y pocos años después, a secuestrar a personas adineradas con el objeto de conseguir un sustancioso pago del rescate, como es de imaginar, y las consecuencias del caso. Al basarse en hechos verídicos, la contextualización del periodo histórico del país en que ocurrieron está supeditada a las necesidades de una narración precisa, sin sobras o pormenores no imprescindibles que lo enriquezcan.

Al reparto escogido se lo ve solvente en todo momento y, como no podía ser de otra manera, sobresale un colosal Guillermo Francella en la piel del propio Arquímedes Puccio, un hombre gris, seriote, de movimientos pausados, tan impasible que casi nunca pierde el control de sus emociones y con la mirada que traspasa de unos expresivos ojos azules que Francella enfría y hace arder a voluntad, y que está intachable como tranquilo y atento padre de familia y criminal calculador.

Además, es de agradecer que Trapero no haya olvidado mostrárnoslo barriendo las hojas caídas a la puerta de su local comercial en diferentes instantes de la película, no sólo por sus cambios de actitud según lo que está pasando en cada uno de ellos, sino porque al jefe del Clan Puccio se le conocía como el Loco de la Escoba entre sus vecinos porque acabó barriendo su acera cada dos por tres para ocultar los gritos que provenían de su sótano.

El director únicamente falla en un aspecto importante de la película, que no es que la perjudique demasiado, pero sí frustra que descuelle con firmeza como obra de género o como obra cinematográfica a secas: tanto el tratamiento de la criminalidad en el seno de la familia como de la violencia desencadenada sólo estremece en ocasiones muy particulares, de veras escasas, por lo que no hay casi horror, náusea ni escalofríos en este, de todos modos, eficiente largomentraje, y por su misma naturaleza, debería proporcionárnoslos.

“El Clan” quedará como prueba de construcción narrativa rigurosa, con un enorme flashback, el inicio in media res y montajes musicales del tipo que ya habíamos visto precisamente en Familia rodante, el buen hacer del insustituible Guillermo Francella y, en cualquier caso, un filme que es de lo mejorcito de Pablo Trapero a día de hoy junto con Leonera.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.