Síguenos:

El cine latinoamericano brilla en Cannes

El cine latinoamericano brilla en Cannes

Publicado por PanamericanWorld el 26 de Mayo del 2015

No había mucho cine español en La Croisette, pero el español sí se escuchó alto y fuerte en el Festival de Cannes que concluyó anteayer. El cine latinoamericano ha salido muy reforzado con varios triunfos: la Cámara de Oro, que premia la mejor primera película en cualquier sección, fue para la colombiana La tierra y la sombra, de César Augusto Acevedo; el Art Cinema de la Quincena de los Realizadores recayó en la también colombiana El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra, y la argentina Paulina (La patota), de Santiago Mitre, se alzó con el galardón de la Semana de la Crítica. Ya en el pasado Festival de Berlín, algunos de sus principales premios recayeron en filmes de América Latina.

Sobrepasado por la situación, Acevedo explicaba tras recibir el reconocimiento el honor que supone ganar la Cámara: “No sé qué vendrá después, ni soy aún capaz de valorar su importancia para la cinematografía colombiana. Mi película habla sobre un pueblo arrasado, sobre la identidad y la memoria perdida, avasallado por la idea del progreso. Espero que la vean en mi país, porque para ellos está hecha”.

Colombia ha realizado un esfuerzo importante, con ayudas y desgravaciones fiscales, por levantar su industria cinematográfica. Por el certamen francés pasaron tres películas colombianas, que superaban el número de largometrajes argentinos (solo Paulina) o brasileños, el país del continente con más rodajes extranjeros por sus exenciones fiscales, este año sin representantes.

Rodada en el valle del Cauca con actores de la zona, La tierra y la sombra cuenta cómo una familia que trabaja en una plantación es arrollada por el progreso, a través del drama de un campesino que regresa a su casa tras una ausencia de 17 años. “La película nació de un dolor personal. Mi madre acababa de morir, mi padre era como un fantasma. Quise hacer un largo, pero todo lo que yo había venido a buscar desapareció con ellos. Entonces decidí rodar una ficción”, relata Acevedo.

En la Quincena, se proyectó el documental chileno Allende, mi abuelo Allende, dirigido por Marcia Tambutti Allende, la nieta del presidente asesinado, y que logró el premio al mejor documental.

El cine mexicano sigue en plena forma en Cannes. Si en 2012, Michel Franco ganó con Después de Lucía la sección Una Cierta Mirada, y Carlos Reygadas fue el mejor director de la sección a competición por Post Tenebras Lux, y en 2013 el premio al mejor director de la Sección Oficial fue para Heli, de Amat Escalante, el pasado domingo Franco ganó, con Chronic, la distinción al mejor guion. “Creo que sabemos narrar, que como industria cinematográfica tenemos un pulso propio”, opina.

Link To Full Article: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.