Síguenos:

Cinco cubanos que brillaron en las Grandes Ligas en 2015

Cinco cubanos que brillaron en las Grandes Ligas en 2015

Publicado por Miguel Ernesto el 25 de Octubre del 2015

Los peloteros cubanos demostraron, en la temporada 2015 de las Grandes Ligas, que tienen una enorme calidad y, quizás en un futuro no lejano, podrían acercarse a dominicanos y venezolanos en el total de jugadores dentro de las nóminas de franquicias de las Mayores.

En la campaña que está próxima a finalizar jugaron 27 peloteros que estuvieron alguna vez en la Serie Nacional cubana. ¿Cuál fue el más destacado? Por lo que representó para su equipo y por el hecho de participar en la Serie Mundial, sin dudas el granmense Yoenis Céspedes recibiría la mayor cantidad de votos; pero no fue el único que sobresalió. Entre las marcas para el béisbol cubano en Grandes Ligas este año resalta que, por primera vez, tres peloteros sobrepasaron las 100 carreras impulsadas: Céspedes, quien jugó con los Tigres y luego fue traspasado a los Mets; Kendrys Morales, con los Reales de Kansas City y José Dariel Abreu, de los Medias Blancas de Chicago.

Yoenis Céspedes (Jardinero, Tigres / Mets) Salario en 2015: 10,5 millones de dólares

“La Potencia”, como apodan al fornido jardinero Yoenis Céspedes, comenzó la temporada con los Tigres de Detroit. En su último año antes de probar la agencia libre, el cubano llegó a esa franquicia procedente de los Medias Rojas de Boston y logró números muy buenos (18 cuadrangulares, 61 carreras impulsadas en 102 partidos); sin embargo, la gerencia quedó decepcionada con el desempeño en general del equipo y decidió traspasar a sus principales jugadores. El abridor David Price terminó en Toronto y varios equipos se disputaron a Céspedes, hasta que finalmente los Mets de Nueva York lograron el cambio.

Antes de la llegada de Céspedes, los Mets batallaban por mantenerse sobre 500 y tenían algunas aspiraciones de luchar por el wild-card, ya que el primer lugar de la división Este de la Liga Nacional parecía seguro para los súper favoritos Nacionales de Washington. La ofensiva era el punto débil del equipo que dirigía Terry Collins, así que la función para el cubano era clara: liderar una alineación que extrañaba al lesionado capitán David Wright.

El impacto de Céspedes se hizo sentir desde el primer momento. El cubano conectó batazos claves y el equipo ascendió hasta dejar muy atrás a los Nacionales. En 57 partidos con los neoyorquinos, Céspedes promedió 287, empujó 44 carreras y conectó 35 extrabases, de ellos, 17 jonrones. Al unir el desempeño con Tigres y Mets, entonces las cifras son más impresionantes: 35 cuadrangulares y 105 empujadas.

Luego, en la postemporada, Céspedes también contribuyó—no solo con la ofensiva, sino también con su formidable defensa y potente brazo—a que los Mets regresaran a la Serie Mundial, tras 15 años de ausencia. Frente a los Dodgers, el cubano empujó cinco anotaciones, con 2 jonrones; mientras, ante los Cachorros logró impulsar tres carreras. En varios momentos de la temporada, sobre todo en agosto, no pocos hablaron sobre una posible candidatura de Céspedes como Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Parece poco probable que el cubano obtenga esa distinción; pero de seguro entrará en la boleta.

José Dariel Abreu (Primera base, Medias Blancas de Chicago) Salario en 2015: 8,6 millones de dólares

En 2014, José Dariel Abreu fue reconocido como Novato del Año en la Liga Americana. El béisbol quedó deslumbrado por la fuerza al bate del cienfueguero quien también era capaz de mantener un promedio por encima de 290, nada habitual entre los sluggers.

El gran reto de “Pito” Abreu en 2015 era demostrar que lo sucedido un año antes no había sido casualidad. Al analizar las estadísticas, aunque un tanto inferiores a su debut, no es difícil concluir con que Abreu tuvo otro formidable año; sin embargo, su equipo, los Medias Blancas de Chicago, quedó lejos de la postemporada.

Abreu participó en más partidos esta campaña (154), disparó 30 jonrones y empujó 101 carreras; además, su promedio ofensivo fue de 290. El cienfueguero entró en el libro de récords de las Mayores, porque se convirtió en el segundo pelotero en la historia en lograr más de 30 cuadrangulares y 100 impulsadas en sus dos primeras temporadas. El primero en alcanzarlo fue el dominicano Albert Pujols.

Kendrys Morales (Bateador designado, Reales de Kansas City) Salario en 2015: 6,5 millones de dólares

Después de dos campañas con rendimientos muy pobres (2013 y 2014), Morales tuvo con los Reales de Kansas City una excelente actuación y es uno de los candidatos a ganar el premio como Mejor Regreso del Año; aunque el favorito a esta distinción es Alex Rodríguez.

Morales llegó a los Reales de Kansas City para suplir la partida de Billy Butler como bateador designado y, de seguro, la gerencia del equipo quedó complacida con el desempeño de este jugador, de 32 años. Kendrys apenas perdió cuatro juegos de la campaña y terminó con un promedio de 290, 22 cuadrangulares y 106 carreras impulsadas, la segunda ocasión en sus nueve años en las Mayores que supera esa cifra. Su aporte fue clave en el armónico desempeño de los Reales, un equipo que obtuvo por primera vez en 30 años el título de su división.

Yunel Escobar (Tercera base, Nacionales de Washington) Salario en 2015: 5 millones de dólares

Escobar apenas había jugado la tercera base en su carrera. Este habanero debutó en Grandes Ligas en 2007 y en su paso por Tampa Bay, Toronto y Atlanta casi siempre se desempeñó como torpedero. Al llegar a los Nacionales de Washington, la dirección lo colocó como defensor de la tercera base. Esto fue un reto fortísimo para Escobar; pero él cumplió con las expectativas a la defensa (segundo entre las terceras bases de las Liga Nacional, con un promedio defensivo de 970, tras cometer solo 7 errores en 134 partidos) y, sobre todo, brilló a la ofensiva.

Escobar fue el sexto bateador con mejor promedio en el llamado Viejo Circuito, con 314; disparó 25 dobles, 9 cuadrangulares y empujó 56 carreras. Junto a Bryce Harper conformó una poderosa dupla; pero ellos tuvieron poco apoyo del resto de los bateadores y el cuerpo de lanzadores de Washington tampoco estuvo a la altura esperada, así que los favoritos al título del Este de la Liga Nacional terminaron siete juegos por detrás de los Mets.

Aroldis Chapman (Cerrador, Rojos de Cincinnati) Salario en 2015: 8 millones de dólares

A sus 27 años, el zurdo holguinero se ha consolidado como el lanzador más veloz en las Grandes Ligas. En 2010 conmocionó a todos con su récord de velocidad de 105,1 millas por hora y, un lustro más tarde, aunque no ha llegado a tanto, sí ha mantenido la posición como el pitcher de mayor velocidad. En la temporada 2015, de acuerdo con Statcast, Chapman realizó los 62 lanzamientos más rápidos en la Grandes Ligas, entre ellos uno de 103,92 millas por horas. Los Rojos nunca estuvieron en la batalla por avanzar a los playoff, pero ni siquiera el jugar para uno de los peores equipos de la Nacional impidió que Chapman brillara.

Salvó 33 partidos, tuvo un promedio de carreras limpias de 1,63 y ponchó a 116 bateadores en 66,1 entradas de actuación, casi a dos por inning. El cubano agregó otro récord a su lista: se convirtió en el lanzador que más rápido ha llegado a los 500 ponches en las Mayores, porque solo necesitó 292 innings.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES