Síguenos:

La cervecera argentina Otro Mundo comienza a producir desde México con miras en US y Canadá

La cervecera argentina Otro Mundo comienza a producir desde México con miras en US y Canadá

Publicado por Clarisa Herrera el 12 de Mayo del 2014

Otro Mundo es la primera cervecería boutique orientada al desarrollo de productos de alta gama de la Argentina. Con tan sólo siete años en el mercado, la compañía -llevada adelante por un grupo de entrepreneurs liderado por Pablo Fazio (CEO)- ha logrado trascender las fronteras del país llevando sus mejores variedades a mercados como Estados Unidos, Suecia, Reino Unido, Uruguay, Canadá, Paraguay, Italia, Australia y Noruega.

El interés en un producto de nicho de alta calidad preparó el terreno para un salto comercial como el recientemente anunciado: además de su producción y distribución desde Argentina el producto comenzará a ser producido desde México como un modo de desarrollar la marca en unos de los mercados más competitivos, con mayor consumo y  potencial del mundo. A la vez, les permitirá tener un acceso más directo hacia otros mercados como el canadiense.

Puntualmente en México se producen anualmente 86 millones de hectolitros de cerveza y registra un consumo per cápita de 62 litros anuales para un total de 64 millones de consumidores, cifra que se incrementa de manera anual con un 1 millón de nuevos consumidores. Pero el contexto favorable se completa con el proceso de atomización que vive el mercado mexicano en virtud de una nueva legislación que regula el mercado estableciendo nuevos parámetros que estimulan el crecimiento de las cervecerías independientes. Pablo Fazio, explica la estrategia de internacionalización de la compañía y el desembarco en México.

¿Cómo fue la estrategia de dar visibilidad mundial a un producto de nicho?

Comenzamos a producir en el año 2005 y en el año 2007 hicimos una gira comercial en los Estados Unidos. Antes habíamos tenido alguna solicitud puntual de mercados regionales como Paraguay, Uruguay pero no más que eso. Cuando iniciamos esta gira tuvimos algunas entrevistas con una distribuidora de bebidas en Boston y el producto tuvo muy buena recepción. Estar presente en un mercado tan importante como el americano es una vidriera. La gente que viaja a esos mercados tiene la posibilidad de conocer un producto de latitudes tan remotas como lo es la Argentina. Quizás el hecho mismo de estar presente te abre las puertas para otras oportunidades. A partir de ese instante empezamos a importar a más de 10 mercados diferentes, realizamos envíos a países como Canadá, Noruega y Suecia, luego Italia, Reino Unido, Australia.

Se trata de un mercado de nichos, imagino que los volúmenes quizás no sean el eje del modelo de negocios ¿es así?

La realidad es que todo lo que es el mercado de la cerveza de especialidad o de cervezas artesanales siguen siendo todavía nichos, son operaciones puntuales y no son volúmenes rimbombantes pero tenemos una vocación de expansión internacional y estar presentes en esos mercados a nosotros nos interesa muchísimo. Que luego haya un enorme volumen depende mucho de la evolución de la categoría en cada mercado y también de la performance de la marca. Somos una compañía pequeña y no estamos en condiciones invertir millones en publicidad y en marketing.

¿Cuál es el interés del importador de un producto de nicho como éste?

Para el que ofrece bebidas alcohólicas y en particular cervezas artesanales el origen juega un rol muy importante. Ofrecer una cerveza de Taiwán o de Argentina, de Sudáfrica o de Brasil es como una rareza. Muchos de estos importadores lo utilizan para aumentar su portafolio, tener más oportunidades de venta y hacer crecer su base comercial. Hay dos cuestiones. Una tiene que ver con el diferencial de producto que está ofreciendo hoy esta industria que son las cervecerías artesanales o las micro cervecerías.

¿Qué ocurre en América del Norte con éste mercado?

Este segmento de mercado está creciendo en los Estados Unidos a tasas del 20% anual. Obviamente el consumo de cervezas en ese mercado tiene un nivel de madurez muy diferente al que tienen en Argentina. Lo cual significa que los consumidores se están pasando de los productos tradicionales como las cervezas de cuatro grados de alcohol muy industriales al consumo de estos productos de mayor calidad y diferencial. Cuando los consumidores se encuentran con un producto con unos perfiles de sabor, de aromas muy diferentes a los que puede ofrecer una cerveza industrial tradicional, lo valoran mucho. Todo ese mercado se está desarrollando enormemente. En México es particularmente interesante porque de los mercados de América Latina, es el último que se sumó a esta ola. Con lo cual es un mercado mucho más joven y donde está todo mucho menos hecho. Hoy lanzar otra cerveza u otra marca de cerveza en el mercado americano, no tiene sentido. Igualmente Canadá tiene una industria cervecera también muy interesante, quizás no tan madura como la americana, pero yo creo que hay oportunidades.

Hablaste de México y acaban de anunciar que producirán desde México ¿cuál fue el motivo de la decisión?

En el año 2009 empezamos a exportar al mercado mexicano. También un pequeño importador del D.F llevaba cervezas de algunos países, sobre todo a micro cervecerías de los Estados Unidos. El mercado de cervezas de especialidad o artesanal se empezaba a desarrollar. La realidad es que ha tenido un enorme dinamismo a través de los últimos dos o tres años. Para esta época se me da la oportunidad de viajar a San Diego a una feria que se llama “La copa internacional de cervezas”. Allí tuve la suerte de conocer una familia de origen mexicano que tenía una cervecería en la zona de baja California y les contamos un poco de nuestra experiencia. Ellos estaban sorprendidos de que estuviéramos exportando en tan poco tiempo a México y Estados Unidos. También les sorprendía que nosotros lo que hacíamos era trabajar sobre infraestructuras más bien artesanales en Argentina. Con muy buena predisposición empezamos a hablar de la posibilidad de producir en México para abastecer ya no desde Argentina porque eso implica costos adicionales para el producto. Argentina paga enormes impuestos y aranceles en todo el mundo y eso era una limitación para poder estar en determinados mercados. Hablamos entonces con nuestro importador y le dijimos que nuestra vocación era empezar a producir en México y lo invitamos a participar. Automáticamente nos dijo que estaba interesado en hacer parte del proyecto y seguir manejando la marca aún siendo producida en México. Tardamos unos cuantos años pero finalmente concretamos el sueño y estamos en camino de ampliar los canales de distribución en el país.

¿México puede ser una plataforma para una llegada con mayor competitividad para mercados cercanos?

Sí. La idea es utilizar México no sólo para abastecer el mercado local sino también una plataforma para desarrollarnos en el resto de la región. México es parte del NAFTA y nos da la posibilidad de exportar de México a Canadá y a Estados Unidos sin el pago de aranceles y con condiciones de costos de logística muy inferiores a los que significa Argentina. Ya la potencialidad y la promesa de desarrollar la marca en esos mercados va acompañada de una posibilidad de precios mucho más competitiva que la que teníamos mandando productos desde acá. Nuestra idea es empezar a retomar gestiones y contacto con importadores, entre ellas las comisiones de cada una de las provincias canadienses que manejan en forma estatal la comercialización de bebidas alcohólicas. Yo creo que teniendo origen en México y con una estructura de precios muy diferente a la que podemos manejar acá en Argentina, la posibilidad de desarrollar la marca allá es una promesa mucho más grande. 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES