Síguenos:

Brasil pasa al vencer a Chile en penaltis, pero tocando madera

Brasil pasa al vencer a Chile en penaltis, pero tocando madera

Publicado por Jose Traboulsi el 28 de Junio del 2014

Brasil salvó una trampa mortal y sigue adelante en 'su' Mundial después de superar por penaltis a Chile, que se estrelló con el larguero en el último minuto de la prórroga y luego capituló en la tanda con un lanzamiento final de Jara que también dio en el poste. Los de Scolari caminaron por el alambre durante casi todo el partido. Salvo en la primera mitad, cuando Brasil hizo valer su ritmo, al combinado brasileño le atenazó el miedo y le faltaron recursos para doblegar al admirable equipo de Sampaoli. Y eso que se adelantó con un gol a balón parado, pero un grave error de Hulk lo aprovecharon magníficamente entre Vargas y Alexis, autor del gol y de otro partidazo. Mereció Brasil la victoria durante la primera parte, pero no así en la segunda, cuando quedó a merced de Chile. En la prórroga, Pinilla pudo dar el pase a Chile en el último suspiro, pero su disparo tras combinar con Alexis se estrelló en el larguero. En la tanda de penaltis, tanto Julio Cesar como Bravo hicieron bien su trabajo. En el quinto penalti, Neymar acertó y Jara se estrelló con el palo. Respiró todo un país.

Al partido le costó unos minutos romper, porque las primeras acciones de unos y otros fueron faltas, quizá en un intento de marcar territorio. No se arrugó nadie en el Mineirao. Todos metieron la pierna, mordieron y molestaron al rival. Los dos combinados dominan a la perfección ese apartado del juego. Durante el primer acto se impuso Brasil, puro ritmo, intensísimo. A la hora de la fantasía se encomendó a Neymar, como casi siempre. El jugador del Barça desbordó a menudo, aunque le faltó finalizar. En cualquier caso, dio un mal rato a la defensa chilena, en especial el Gato Silva.

Llegó mucho y con claridad Brasil en el primer acto, casi siempre a través del juego directo y Neymar. El ritmo que imprimió la selección de Scolari desbordó a Chile, que durante un buen rato aguantó como pudo en su campo, incapaz de salir. El gol llegó en uno de los aspectos en los que Brasil es muy superior al cuadro chileno: el juego aéreo. Neymar centró desde el córner, Thiago Silva prolongó y Jara, en su intento por evitar que David Luiz rematara a placer, metió el balón en su portería. Scolari había dicho en la previa que tenían que parecerse al Atlético de Simeone y golpeó con un arma del Atlético de Simeone, las jugadas a balón parado.

Lo pasó mal Chile, que se mantuvo en el partido por el oficio y la competitividad de sus jugadores. Al rescate chileno acudió Hulk. El futbolista del Zenit devolvió mal a Marcelo un saque de banda y transformó en peligrosa una jugada cualquiera. Vargas anduvo rapidísimo y de primeras habilitó a Alexis, que no se alteró dentro del área. Controló, miró y, pese a tener a Thiago Silva delante, colocó la pelota junto al palo como si tal cosa, cruzada. Fue un partidazo, otro más, del jugador del Barça, que en su selección es capitán general. Baja a recibir, conduce, construye, se asocia... Un 'jugadorazo', en fin.

Lo que siguió al gol chileno fueron probablemente los mejores minutos de Brasil en el partido. Primero, Silva evitó el gol tras un cabezazo de Neymar. El balón rebotó en la espalda del jugador chileno. Luego, una gran acción de Neymar la finalizó Fred con un remate alto casi en el área pequeña. Poco después, Alves obligó a Bravo a volar. También volaba Brasil, aunque se fue al descanso con el susto en el cuerpo después de una buena combinación chilena. El remate de Aranguiz, que pintaba a gol, lo salvó David Luiz tirándose al suelo.

Fuera por esa acción o no, de los vestuarios volvieron otra Brasil y otra Chile. La segunda mitad de los brasileños fue decepcionante, quizá atenazados por el miedo, quizá porque el despliegue de la primera parte les pasaba factura. Por lo que fuera, la segunda parte fue chilena. El cuadro de Sampaoli mandó en el Mineirao, con Alexis y Vidal al mando, dejando detallazos de lo buenos jugadores que son. Antes de los peores minutos de Brasil, Hulk marcó tras controlar con pase cruzado, pero Webb lo anuló por mano en el control. Valentía no se le podrá reprochar al árbitro inglés, desde luego.

Se vio a un Brasil fundido, sin recursos, a merced de Chile. Aranguiz tuvo en sus botas la eliminación del anfitrión tras una jugada maravillosa. Isla y Vidal tiraron una pared (la devolución del de la Juve fue preciosa) y el pase atrás lo remató Aranguiz. Julio Cesar evitó el gol con la que será una de las paradas del Mundial. Tiró de reflejos para repeler el balón y respiró el Mineirao, que cada vez mordía más uñas y animaba menos. La eliminación del pentacampeón en octavos era una posibilidad real. Estaba asustado Brasil, que no mostró casi ninguna de sus virtudes en la segunda parte. Aun así, Bravo tuvo que hacer un paradón ante Hulk. El fortísimo jugador brasileño se plantó en el área con su poderosa zancada y sacó el derechazo. La respuesta del meta chilena fue fabulosa. Esa acción no cambió el partido. Impresionó ver a Brasil metido en su campo los últimos minutos, esperando el final del partido achicando balones. Se recibió el pitido del árbitro con alivio. Ver para creer.

En la prórroga estuvo algo más cerca de la victoria Brasil, salvo en el último minuto. El admirable cuadro de Sampaoli se refugió atrás, aunque nunca fue pasado por encima. Por si acaso, apareció Bravo, que repelió un misil de Hulk desde fuera del área. Cuando el partido agonizaba, Alexis y Pinilla combinaron y el último soltó un latigazo que hizo vibrar el larguero y enmudeció al estadio entero. Aquello no era ninguna broma, Brasil estaba a un centímetro del abismo. Llegaron los penaltis. Marcó David Luiz, falló Pinilla, tiró el balón fuera Willian, paró Julio César a Alexis, marcó Marcelo, marcó Aranguiz (¡qué penalti lanzó!), paró Bravo a Hulk y marcó Marcelo Díaz. Todo quedó para el quinto. Neymar asumió el papel de estrella y engañó a Bravo. No era un momento sencillo para el delantero del Barcelona. El quinto de Chile lo lanzó Jara, que se había marcado en su portería el tanto de Brasil. Lanzó tan ajustado que el balón pegó en el palo y la pelota salió escupida. Sólo entonces, tras más de dos horas de sufrimiento, respiró Brasil. Ya está en cuartos, aunque su hinchada perdió años de vida.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES