Síguenos:

Béisbol, un embajador de buena voluntad entre Cuba y EE.UU

Béisbol, un embajador de buena voluntad entre Cuba y EE.UU

Publicado por PanamericanWorld el 16 de Diciembre del 2015

El béisbol acaba de demostrar una vez más que puede romper todo tipo de barreras, incluida la política. Desde que decidieron continuar sus carreras profesionales en Grandes Ligas, los peloteros cubanos José Dariel Abreu, Yasiel Puig y Alexei Ramírez no habían podido retornar al país donde nacieron. Ahora finalmente cumplieron el sueño de reencontrarse con los suyos, al formar parte de una delegación de buena voluntad de Grandes Ligas que visita por estos días La Habana.

La visita está catalogada como un intercambio académico acordado con la Federación Cubana de Béisbol. Encabeza a los visitantes, Joe Torre, director de Operaciones Deportivas de las Grandes Ligas.

“El béisbol es para nosotros, como para ustedes, un idioma universal, y queremos que contribuya a unir a nuestra gente”, dijo Torre, ex receptor y director de varios equipos en el máximo nivel del béisbol estadounidense.

“Estoy muy emocionado de estar en Cuba. Creo que se está dando un paso importante para mostrar a los niños, a la juventud, lo mejor de este deporte, y popularizarlo aún más en todo el mundo”.

Además de Torre, viajaron el jefe de la Oficina Legal de la MLB, Dan Halem; el director ejecutivo de la Asociación de Jugadores, Tony Clark; el consultor especial de la Asociación de Jugadores de Major League Baseball (MLBPA), Dave Winfield, y los beisbolistas Miguel Cabrera (Venezuela), Nelson Cruz (República Dominicana) y Clayton Kershaw (Estados Unidos).

También integran la comitiva los cubanos José Dariel Abreu, Yasiel Puig, Alexei Ramírez y Brayan Peña; junto a John Jay, nacido en Miami, Florida, pero con raíces en la Isla.

Por su parte, Halem aseguró que es interés de Grandes Ligas llegar a un acuerdo para que residentes en Cuba puedan jugar en el circuito estadounidense como lo hacen peloteros de otras naciones.

Es la meta del Comisionado de la MLB contar con un sistema seguro y avalado por las leyes de ambos países para la libre transferencia de jugadores de Cuba hacia los Estados Unidos, subrayó.

Los peloteros de la mayor de las Antillas se ven obligados a renunciar a su condición de residentes en Cuba para optar por un contrato con un equipo de las Grandes Ligas, en virtud de las leyes asociadas al Bloqueo de Washington contra Cuba.

Asimismo, el vicepresidente ejecutivo de la MLB aseguró que se han dado pasos, “pero aún no hay nada confirmado”, para que un equipo de Grandes Ligas juegue partidos de pre-temporada en marzo de 2016.

“Hemos pensado en la organización de Tampa Bay Rays para efectuar dos encuentros contra un elenco cubano como parte del entrenamiento primaveral”, dijo.

La presentación del grupo de la MLB es considerada una gira de buena voluntad, y comprende la realización de dos clínicas técnicas con niños, junto a glorias del béisbol cubano,  en el estadio Latinoamericano y el Victoria de Girón, de Matanzas, ambas a puertas abiertas para el público.

La FCB estuvo representada por su presidente, Higinio Vélez, y también concurrieron otras autoridades del béisbol y el deporte de Cuba.

Al término de la conferencia de prensa, los jugadores de posición Miguel Cabrera y Jon Jay, más el lanzador Clayton Kershaw accedieron a un rápido intercambio de impresiones con los periodistas presentes en el Hotel Nacional.

Miguel Cabrera

“Los cubanos juegan duro y son muy buenos”, dijo Cabrera y agregó que el jugador de Cuba tiene la virtud de “aprender rápido” y ser “integral, porque lo mismo te gana con un batazo, un robo o un toque de bola”.

Cabrera, oriundo de Maracay, ganador de la triple corona ofensiva en 2012 y primero en average (.338) en Grandes Ligas este 2015 —contando la Liga Nacional y la Liga Americana— declaró que también vinieron a aprender y, sobre todo, a ayudar a popularizar el béisbol entre los jóvenes.

Clayton Kershaw

El lanzador zurdo estadounidense agradece infinitamente la invitación de venir a Cuba porque así, “intentará comprender la pasión del béisbol aquí”.

“La pasión puede marcar la diferencia en el terreno, y los cubanos, los latinos en general son muy intensos”. Me emociona venir, también, porque puedo crecer como jugador y persona, y porque el béisbol puede ayudar a acercar más a las Grandes Ligas de Estados Unidos y la Federación Cubana.

“Es una buena oportunidad también para conocer la cultura cubana y ver qué significa el béisbol para los cubanos”, afirmó Kershaw, de apenas 27 años de edad.

Jon Jay

El jardinero de 30 años, nacido en Miami, Florida, se siente a gusto “entre tantas estrellas de Grandes Ligas” y se sorprende por la recepción tan hospitalaria que le dispensan “desde que llegamos a La Habana, pero sobre todo disfruta el viaje a una “Isla donde están mis raíces”.

“Es la primera vez que vengo a Cuba y estoy muy emocionado porque siempre quise venir. Aprendí a hablar español primero que inglés y eso lo debo a mi familia, que desde que vieron que me gustaba el béisbol, me hablaron de la calidad que tiene aquí.

“Claro, eso es algo que ya he visto en Grandes Ligas, pero al estar aquí es diferente, no se trata solo de la pelota, como dicen ustedes, también de la cultura y cómo juegan en el lugar de donde son mis padres”, aseguró.

“Me he sentido muy bien en estas primeras horas, quiero aprovechar el viaje y poder contribuir a que se unan Grandes Ligas con la Federación Cubana”, agregó.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES