Síguenos:

Argentina: Cuando dejamos de ser los reyes

Argentina: Cuando dejamos de ser los reyes

Publicado por Juan Gavasa el 09 de Septiembre del 2014

Faltaban 6 minutos y 41 segundos para terminar el 3er. cuarto. Marquinhos Vieira falló un lanzamiento de dos puntos. Tiago Splitter tomó el rebote ofensivo y anotó el doble. Brasil se puso arriba 37-36, por primera vez desde 10-8 en el primer cuarto. Olió sangre, como los tiburones. Estuvo esperando ese momento durante mucho tiempo. Contrató a Rubén Magnano como entrenador para recuperar lo que su clásico rival le había quitado: la hegemonía regional. No lo logró ni en Turquía 2010 ni en Londres 2012, a pesar de su crecimiento. Argentina se lo negó con oficio, talento y ese inconfundible odio a perder que distinguió a este equipazo durante quince años.

Esta vez Brasil tiró la puerta abajo. Más atléticos, más inteligentes, más efectivos, mejores. Nené, Anderson Varejao y Splitter se adueñaron de los canastos. Tomaron muchos rebotes ofensivos, dieron segundas oportunidades a sus compañeros y el partido se rompió. El base suplente Raulzinho Neto convirtió el último cuarto en su show personal. Si hubiera podido, le habría ganado por 30 puntos. Quería lo que Argentina tenía y lo consiguió.

¿Generación Dorada? No, equipo argentino. Solamente cuatro campeones olímpicos en Atenas integraron el plantel en España 2014: Nocioni, Scola, Leo Gutiérrez y Walter Herrmann, que volvió al seleccionado tras diez años. Cuatro repitieron desde el bronce en Pekín 2008: Scola, Nocioni, Gutiérrez y Prigioni. Cuatro también figuraron en el Mundial de Turquía 2010: Scola, Prigioni, Gutiérrez y Mata. Apenas la mitad hizo el puente Londres-España: Scola, Prigioni, Gutiérrez, Nocioni, Mata y Campazzo. Las lesiones de Delfino y Manu Ginóbili recortaron posibilidades en ambas transiciones. También el juego interior perdió variantes. Oberto y Wolkowyski se retiraron hace largo rato. Juan Gutiérrez no jugó el Mundial por una artrosis de cadera. Se produjo la renovación en la zona pintada con Marcos Delía, Tayavek Gallizzi y Matías Bortolin. Ninguno supera los 22 años. Campazzo tiene 23. En algún momento, iba a suceder.

El rival y el técnico del rival agregan símbolos al momento. Justo Brasil, justo Magnano. Los jugadores no lloraron. Aceptaron la derrota sin excusas. No les gusta la nostalgia, tan tentadora para los argentinos que hacemos de las efemérides otro deporte nacional. Como si todo debiera ponerse en contexto histórico.

El básquetbol tiene desafíos por delante. Recomponer la Confederación Argentina, intervenida por el Gobierno Nacional debido a la escandalosa administración de Germán Vaccaro. Potenciar la Liga Nacional. Seguir buscando talentos por todo el país para integrarlos al alto rendimiento. Estimular el crecimiento de los jóvenes. Incorporar recursos humanos y tecnológicos para que la brecha entre el consagrado y el chico sea la menor posible. El entrenamiento duro, el consejo a tiempo, la paciencia para respetar procesos de formación y el roce internacional los hará mejores.

Quizás nunca tan buenos como los que protagonizaron una generación irrepetible. Corresponde aceptar y entender esta nueva realidad. Trabajar para cambiarla sin anclarse en ese glorioso pasado. Cuando éramos reyes, costaba pensar en este momento. Y llegó. Tocará perder ahora. Nadie quita lo ganado. Dos triunfos sobre Estados Unidos (único equipo que lo logró), una medalla dorada en Atenas 2004, un subcampeonato del mundo en Indianápolis 2002 y una medalla de bronce en Beijing 2008. El tiro de Chapu que no entró en el último segundo de la semifinal contra España en Japón 2006. El maldito último minuto de la semifinal olímpica ante los rusos en Londres 2012. Los valores transmitidos dentro y fuera de la cancha. El compromiso para cambiar la conducción de la Confederación Argentina. Todo esto ya forma parte de la historia gloriosa del deporte argentino.

Quedarse atrapado en el melancólico recuerdo o trabajar para recuperar lo que ese rebote de Tiago Splitter empezó a quitarnos faltando 6:17 para el final del tercer cuarto. De eso se trata.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES