Síguenos:

Alves se queda en el Barça a "regañadientes"

Alves se queda en el Barça a "regañadientes"

Publicado por Juan Gavasa el 21 de Agosto del 2014

Dani Alves no necesita sentarse frente a un micrófono en el púlpito de la sala de prensa para dar a conocer su opinión. La suya, de su entera propiedad, guste o no, se escuche o se obvie. Consecuente con su estilo de vida y su forma de ser, no se muerde la lengua, ni lo haría, cuando habla. Y se agradece en un planeta, el futbolístico, donde los mensajes y las palabras parecen cada vez más estar trazados con escuadra y cartabón. El lateral crea otro tipo de rectas, como ha evidenciado por enésima vez al admitir, sin tapujos, que no ha sentido apoyo por parte del Barcelona durante el mercado, el enésimo en los últimos años en los que se le ha situado fuera de la órbita azulgrana, pero que aun así dará todo para volver a recuperar su mejor versión.

"Es mi humilde opinión, pero no me he sentido respaldado con todo lo que ha salido. Tengo informaciones de que me han puesto en el mercado, de que tenían intención de que me quería fichar otra gente... historias que ya no sirven", confesó el lateral, quien tiene planeado cómo le gustaría marcharse, porque tiene claro que un día eso sucederá. "Pretendo salir de este club con la sensación de que el deber ha sido cumplido, no con que no sirvo. Voy a demostrar que sirvo, que mi decisión de quedarme es para sumar y ganar cosas. Nunca me he visto fuera porque no quería. Salí de mi anterior equipo [el Sevilla] como alguien que aportó cosas al club, quería irse con esa sensación. Yo sirvo, sirvo mucho. Cuando no quiera estar más aquí se lo diré al club", afirmó.

"Tengo clarísimo que había dudas, pero las historias no me sirven. Me gusta que sean como soy, que no envíen ningún recado, porque no tratan con niños. Me he ganado el respeto de este club a base de hacer las cosas bien. El que estaba al mando, Luis [Enrique], me dijo que contaba conmigo para pelear por algo aquí", se aferró el jugador, quien informó que le restan dos cursos de contrato cuando aseguró que "lo acabo en 2016", aunque dijo vivir "año tras año". En ese sentido, considera el actual "vital" para reflotar su rendimiento. Y ahí, tampoco tuvo miramientos en flagelarse con la autocrítica.

"He fallado en dejar que mi equipo no compitiera como siempre. Formo parte de él, así que la labor de un jugador ganador y competitivo como yo es tratar que la gente no caiga en un bajón de moral o desconfianza por los palos que nos meten. En dos años no hemos conseguido ser un gran equipo y difícilmente se gana así. Esto es cosa de todos, pero asumo mi parcela a la perfección. Es una tema de actitud, de que cada uno asuma su parcela y construya una a nivel de equipo", resumió al tiempo que lamentó su rendimiento en los últimos dos torneos: "Es evidente que llevamos dos años malos, y yo particularmente. No hay que buscar un culpable, para lo bueno y malo esto es un equipo. Mi parte de responsabilidad la asumo, pero estoy ilusionado con volver a ser aquel con quien la gente ha disfrutado. Hay una desconfianza, pero cuanto más bajan las expectativas, más motivado estoy y más orgullo tengo. Sé que un día me marcharé de aquí, como Víctor [Valdés] o [Carles] Puyol, incluso Xavi ha estado a punto, pero me gustaría salir con la sensación de que han tenido a un gran profesional que ha formado parte de la historia".

Sincero como es, Alves no dudó en calificar como "una injusticia" la hipotética consecución de la pasada Liga, ya que "no merecíamos el título". Al mismo tiempo, descargó responsabilidades sobre el ex entrenador azulgrana y ahora seleccionador argentino, Gerardo Martino, de quien dijo que "parece que la culpa fue suya, y es nuestra". "No conseguimos hacer las cosas bien. Y entonces empiezan a disparar. Hay una mezcla de todo, si no hay conexión, el barco da vueltas. Si tienes un equipo y tienes conexión, las cosas fluirán", vaticinó, mientras confesaba que el nuevo Barcelona "tiene lo fundamental, la idea, pero ahora falta la ejecución, que adquiriremos con el tiempo".

Además, y en tono irónico, explicó que la incorporación de Luis Suárez descarga gracias a su personalidad su peso en el equipo: "Necesitamos gente mala, si no viene toda la carga hacia mí. Hay que repartir [el rol de] ser el poli malo... es bueno que haya gente así, Luis tiene sangre competitiva, es un grande y es un placer tenerlo aquí". 

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES