Síguenos:

Alemania conquista la gloria en Canadá

Alemania conquista la gloria en Canadá

Publicado por Juan Gavasa el 25 de Agosto del 2014

Alemania se proclamó campeona de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA por tercera vez tras vencer en la prórroga a una combativa Nigera (0-1), que como en 2010, volvió a quedarse con la miel en los labios. La gran final de Canadá 2014 se disputó el 24 de agosto en el Estadio Olímpico de Montreal.

Las africanas se mostraron superiores en la primera mitad y dispusieron de algunas buenas ocasiones para romper el 0-0, entre ellas un mano a mano en el que la goleadora Asisat Oshoala tiró la pelota fuera después de haber superado a la arquera rival (21’). Alemania dominaba la posesión del balón, pero no conseguía hacer daño. Su mejor ocasión antes del descanso, curiosamente, fue a balón parado, pero el tiro libre de Lina Magull se marchó cerca del palo (18’).

En la reanudación, las fuerzas se igualaron aún más. Nigeria se mostraba muy poderosa, pero la Mannschaft supo tirar también de físico para aguantar el empuje de las africanas. Aumentaron las ocasiones en los arcos, pero no llegaba el gol. Oshoala pudo adelantar a Nigeria, pero no estuvo fina en el remate por dos veces seguidas (54’). Mientras, las mejores oportunidades de Alemania llegaron en un cabezazo alto de Pauline Bremer (64’), y un intento de Lena Petermann evitado in extremis por la arquera nigeriana (78’).

Efectividad alemana

Tras un gol anulado a Nigeria por fuera de juego, y aún con el 0-0 en el marcador, el partido fue a la prórroga. Ahí, una pérdida de balón de Nigeria cerca del lateral del área fue aprovechada por Lena Petermann para hacer un gol que a la postre sería decisivo (0-1, 98’). El marcador en contra pesó a Nigeria, que se volcó en el juego directo en su ansiedad por lograr la igualada.

Al igual que sucediera en la edición de 2010, las Flamencas se quedaron a un paso de la gloria, y nuevamente con Alemania como rival. Tras este título, la Mannschaft iguala los tres entorchados conseguidos por EEUU en esta categoría.

Momentos destacados 

Las heroínas de la prórroga en Canadá

Se habló mucho en la antesala del certamen de que con el regreso de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA a Canadá se cerraría un círculo. Y lo cierto es que evocó muchos recuerdos del dramático desenlace de la edición inaugural de 2002, en la que una final tensa y vibrante se decidió con un gol en la segunda mitad de la prórroga. Desde entonces, sin embargo, ninguna otra final de un torneo femenino de la FIFA se había decidido de esta manera. ¿Quién iba a pensar que 12 años después, y nuevamente en Canadá, nacería otra heroína en la prórroga? En esta ocasión fue la alemana Lena Petermann quien siguió los pasos de la estadounidense Lindsay Tarpley en 2002.

La magia del tres

Ésta era la tercera final consecutiva de Alemania en una Copa Mundial Femenina Sub-20, y las europeas se ciñeron su tercera corona, igualando así el récord de Estados Unidos en esta competición. En cualquier caso, éste no es el único motivo por el que el tres es un número mágico para Alemania. Y es que el título conquistado en Canadá ha sido el tercero que acaba en sus manos en los últimos meses, después de su triunfo en el Campeonato Europeo Sub-19 de la UEFA y, cómo no, la Copa Mundial de la FIFA™.

Carga compartida

Pese a que la mediocampista ofensiva Lavogez se erigió en una de las estrellas indiscutibles del campeonato, la base del éxito goleador de Francia en Canadá 2014 fue el trabajo colectivo. De hecho, cuando Aissatou Tounkara certificó con su gol la victoria por 2-3 sobre la RDP de Corea, se convirtió en la novena jugadora de las Bleuettes en perforar la meta contraria en este torneo. Solamente se le acercaron Nigeria y la propia RDP de Corea —con seis goleadoras distintas—, y la marca del entramado dirigido por Eyquem se quedó apenas un escalón por debajo del récord absoluto. Curiosamente, fue la RDP de Corea quien en Rusia 2006 se alzó con el título gracias a los tantos de diez futbolistas distintas.

Bremer, la bregadora

Después de haber corrido sin parar durante 98 agotadores minutos en el enorme terreno de juego del Estadio Olímpico, nadie habría reprochado a Pauline Bremer que no presionara a Gladys Obasi cerca del córner cuando la carrilera izquierda se disponía a despejar el balón. Pero la delantera alemana no estaba allí para ahorrar energías. Su decisión de perseguir una causa aparentemente perdida compensó todo su esfuerzo: Bremer le robó el cuero a Obasi, lo condujo hasta la línea de fondo y lo sirvió en bandeja a Petermann para que marcase un gol que vale una Copa Mundial.

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES