Síguenos:

Albert Subirats: la natación como estilo de vida

Albert Subirats: la natación como estilo de vida

Publicado por Dubraswka Aguilar el 15 de Abril del 2014

Para un atleta de alta competencia, la disciplina deportiva que practica se convierte en su forma de vida. No sólo se trata de arduos entrenamientos y rigurosos regímenes alimenticios; se trata de experimentar un modo de vida completamente abocado a eso. Consagran la mayor parte de su día a perfeccionar sus técnicas, corregir sus fallas y fortalecer cada vez más todos y cada uno de los músculos que necesitan para lograr óptimos resultados. Albert Subirats Altes, un joven venezolano de 28 años, nacido en Valencia, estado Carabobo, ha puesto en práctica esta filosofía del deporte: en 2007 fue el primer nadador en dar al país una merecida medalla en un Mundial de Natación en Melbourne, fue campeón suramericano en Medellín 2010, campeón centroamericano y del Caribe en Mayagüez 2010 y en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Un medallista de esta talla lleva a cabo estrictos entrenamientos, pero al mismo tiempo ha sabido canalizar y desarrollar su vida profesional en paralelo, con planes que asegurarán su futuro.  Por ahora, se concentra en seguir preparándose física y mentalmente para dar aún más triunfos a Venezuela.

PW.- Es bien sabido que la vida de un atleta amerita mucho esfuerzo y dedicación para lograr grandes resultados. Cuéntanos, ¿cómo es tu proceso de entrenamiento y preparación antes de las competencias?

AS.- La natación es un deporte a largo plazo. La preparación que tenga ahorita es para competencias a finales de año, porque puedes estar a tope de tu capacidad, máximo dos o tres veces al año. Son ciclos de entrenamiento de, por lo menos, cuatro o cinco meses. Mi rutina consiste, desde que me mudé para acá, a Alabama, en septiembre 2013, en dos entrenamientos dobles de lunes a viernes, uno solo los sábados, pesas 4 veces a la semana, 11 sesiones de natación, pesas 4 veces a la semana y preparación física. Entreno de lunes a viernes durante 6 horas.

PW.- Tu alimentación también tiene un régimen especial

AS.- Sí. Yo trabajé un tiempo con un nutricionista, prácticamente durante un año y medio, y después de ese tiempo aprendí cómo debo alimentarme. Me controlo bastante con la comida, sobre todo qué tipos de comidas y la cantidad.

PW.- ¿Y cuándo se acercan las competencias tu rutina cambia radicalmente?

AS.- El entrenamiento se pone más suave. Por ejemplo, yo tengo una competencia en julio de este año, el Abierto de París que amerita un descanso completo, pero para lograr excelentes resultados he entrenado muchísimo desde septiembre 2013. Tres semanas y media antes del abierto la intensidad de la preparación física baja, aunque sí me recorto la comida. No dejo de entrenar, sólo hago esa descarga de ejercicios cuando son competencias muy importantes.

En dos semanas tengo el Grand Prix de Arizona y en esa ocasión no bajo “la carga”. El día de la competencia haré pesas en la mañana.

PW.- Entonces es muy importante tener muy bien organizado tu calendario de encuentros deportivos para entrenar acorde a las exigencias. ¿Qué competencias tienes proyectadas para este año además de las ya mencionadas?

AS.- Por ahora tengo dos Grand Prix: el de Arizona ahora en abril y el de Charlotte en mayo. Luego el Abierto de París en julio, los nacionales de Venezuela en septiembre, suramericano de Argentina en octubre, los centroamericanos en noviembre y el Mundial de piscina corta en Qatar en diciembre.

Todo el año estaré en competencia.

PW.- Además de tu ocupada vida como atleta y la gran cantidad de tiempo que le dedicas a la natación, también quisiéramos saber qué hace Albert Subirats fuera de la piscina, qué actividad llevas en paralelo con la natación y los hobbies tiene un atleta de tu talla.

AS.- Ahorita estoy haciendo un postgrado en Negocios Internacionales y Administración. Desde que volví a nadar, después de la lesión de hombros en Londres que me mantuvo fuera de entrenamiento, cuando decidí volver, sentía que necesitaba hacer otra cosa. Volví a nadar solamente en ese último años antes de Londres y la verdad es que no me gustó llevar sólo esa actividad a cabo. Me gusta mantenerme ocupado fuera de la piscina y así decidí empezar ese postgrado y me tiene ocupado. Disfruto de los estudios, me ayudan a mantener un poco más de equilibrio en mi vida fuera del entrenamiento.

PW.- ¿Tu vida profesional la estás perfilando para el futuro cuando te retires de las competencias? ¿Cómo combinas ambos aspectos de tu vida, lo deportivo y lo laboral?

AS.- Mi profesión la empezaré a ejercer una vez que culminé mis actividades como atleta de competencia. Por ahora solamente entrenar y estudiar. Es difícil desarrollar una carrera laboral en paralelo.

PW.- Ya que mencionas la lesión de hombro en los JJOO Londres. ¿Cómo repercutió ese percance en tu carrera?

AS.- Me lesioné en septiembre de 2011, posiblemente por desgaste puesto que llevo 22 años nadando y ese desgaste es mucho mayor al de una persona que no tiene este tipo de entrenamientos que llevo a cabo diariamente. También pudo ser que la preparación física no fue la más acorde.

Participé en los Panamericanos de Guadalajara con la lesión y luego de eso me operé la primera vez. Después de esa operación, yo requería tener seis meses de descanso, pero las Olimpiadas estaban a 9 meses,  no tomé ese descanso y por lo tanto, al mes de operar, retomé el entrenamiento de cara a esa gran competencia. Tuve una recaída y a raíz de eso me operaron por segunda vez, después de Londres, pero allí si estuve un año completamente parado, hice mi rehabilitación completa y ahora, gracias a Dios, me ha ido perfectamente bien.

PW.- Y cómo afecto ese distanciamiento por año en tu carrera…

AS.- Bueno, aprendí bastante de mí. Pude sentarme y analizar todo lo que he hecho bien y lo que he hecho mal, también analicé si iba a seguir o a retirarme y creo que fue un período que, obviamente, no fue muy grato, pero siento que aprendí bastante y a lo mejor en un tiempo lo agradeceré.

PW.- Con respecto a ese tiempo que debiste rehabilitarte, analizar y ver cómo ha sucedido tu carrera, ¿lo viste como un fracaso?

AS.- La palabra fracaso es muy fuerte. Hubiese sido un fracaso si no hubiese hecho las cosas bien o fallado a la hora de los entrenamientos. La razón principal por la que decidí volver es sencilla: yo he tenido la suerte de haber nadado con buenos resultados a nivel centroamericano, panamericano, mundial, pero la competencia que no he sabido descifrar han sido los JJOO y, evidentemente, un nadador vive de dicha competencia, es la más importante. Creo que estos juegos que vienen serán mi última oportunidad. Tuve la suerte de experimentar estas grandes competencias en Atenas, que fue para agarrar fogueo puesto que en ese momento era muy pequeño, pero Beijing y Londres sí fueron golpes duros, que podría asumir como fracaso, pero más que todo se convirtieron en una razón para seguir acá entrenando y luchando, no me quería retirar de esa manera.

PW.- A partir de esas caídas, ¿los JJOO son tu mayor reto?

AS.- Totalmente. Creo que el error es ponerle demasiada presión a esa competencia, debo ir agarrando confianza en estos dos años que me quedan antes de Río y tratar de disfrutar esa experiencia lo más que pueda, siempre lo hago en cada uno de los encuentros deportivos. Debo decirte que en los JJOO que he participado ha sido las únicas ocasiones que la he pasado mal en una competencia, por eso de la presión. Eso tiene que cambiar.

PW.- De cara a los Juegos Panamericanos de 2015. ¿Cuáles son tus expectativas? ¿Qué quieres lograr en esa justa deportiva y cómo lo vas a lograr?

AS.- Es la gran competencia para nuestro país y si Dios quiere y estoy bien estaré  ahí, defendiendo mi título en los 100 metros mariposa. También allí mediré mi rendimiento en alguna otra prueba.

El entrenamiento también cambiará porque eso lo hacemos por temporada, dependerá del entrenador. En lo personal yo me tomo los Panamericanos como una de mis grandes competencias para el 2015. Tendré entrenamiento largo y fuerte para eso.

PW.- Hace dos años atrás tuviste una penalización de un año en la que no pudiste competir internacionalmente. ¿Cómo afectó el desarrollo de tu vida deportiva y en las competencias?

AS.- Me afectó bastante, fue la parte más dura que me ha tocado asumir en mi carrera. Básicamente lo que pasó fue que hubo un gran malentendido en la comunicación entre la Federación Nacional y la FINA (Federación Internacional de Natación) con respecto a mis papeles que avalaban los perfectos resultados de mi prueba de dopaje. Mi información no llegó a la FINA, pero apelé y gané. A partir de allí yo mismo introduzco mis papeles sin pasar por el largo proceso de entregar a la Federación Nacional y luego ellos a la FINA.

La suspensión de la FINA fue en junio de 2011, pero yo gané la apelación en agosto del siguiente año, sin embargo, todo el proceso comenzó en febrero de 2010. En total fueron ocho o nueve meses de zozobra, sin saber qué iba a pasar, pero finalmente gané esa apelación.

PW.- Con respecto a tu entrenador, ¿siempre has tenido el mismo o has cambiado? ¿Cómo es ese proceso de la elección de entrenador?

AS.- Yo cambié. Después de la operación decidí que necesitaba un cambio y miré en varios sitios y este, en el que estoy ahora (Alabama), es uno de los lugares que me interesaba venir. Vine a visitar, a hablar con el entrenador  y me dio mucha confianza, me gustó su manera de pensar y el enfoque de los entrenamientos. Todo ha salido mucho mejor de lo que esperaba.

Aquí, en Venezuela, ¿qué rescatarías de una disciplina deportiva como la natación. Ves que haya buena proyección a futuro, buenos atletas, buenos entrenadores?

AS.- ¡Por supuesto! Creo que Venezuela tiene los más importantes.  Muy buen recurso humano, me refiero a atletas y a entrenadores, hay muchísimo nivel. Yo tuve la suerte de caer en manos de Luis Moreno que ha sido mi entrenador toda la vida, desde los 9 años en Venezuela y aún tenemos relación.

Venezuela tiene todo, a lo mejor faltaría traer gente de afuera para tener un poco más de fogueo y  apoyo, al mismo tiempo que cuidar un poco más las instalaciones para practicar este deporte.

La camada que tiene actualmente Venezuela de atletas es muy buena, habrá deportistas muy preparados si entrenan adecuadamente para los dos o tres próximos ciclos olímpicos. Los buenos resultados los veremos a corto plazo. 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES